jueves, 15 de junio de 2017

La paz mental y emocional





El Sol desde Géminis (24º) alcanza el trígono con Saturno (24º de Sagitario). Ambos están en contacto con Urano, el primero en sextil y el segundo en trígono, formando un triángulo los tres, en el vértice azul está Urano, la oposición es entre los dos signos mutables. Una vez más hemos de salir de la dualidad en la que evolucionamos, tenemos la capacidad de disolver el dolor que nos causamos a nosotros mismos, podemos.


Júpiter avanza en Libra y desde este signo nos invita a la SERENIDAD mental y emocional. Para ello habremos de trabajar con lo que nos perturba, disolverlos deseos y los apegos insanos.


Saturno siempre nos invita a alcanzar mayor Sabiduría, favorece nuestros procesos para alcanzar mayor madurez y solidez, nos conduce a las vías del conocimiento para disolver la ignorancia, causa de nuestro dolor.


Muchas veces asociamos a Saturno con la frustración, son los retrasos para alcanzar aquello que queremos, lo que se paraliza y no nos permite avanzar en la dirección que nos hemos propuesto. Saturno como energía interior involutiva activa la "mente negativa" y sus miedos y complejos, es una posición de dualidad, de estrés, de dolor. Pero podemos elegir cómo vivir la energía de Saturno. Y a Urano le asociamos con las interrupciones y pérdidas repentinas, y esto nos causa sufrimiento debido al apego.


"El apego puede ser definido como una identificación emocional obsesiva con una parte determinada de la realidad, en concreto, con esa a la que se la ha llamado "yo" (y lo mío, frente al "tu", lo "tuyo" = dualidad). El deseo, la avidez, la ambición desmesurada, el ansia, la ansiedad, forman parte de esa familia" (Dokushô Villalba, nacido bajo el signo de Escorpio).


Mañana 16 Neptuno estará retrógrado y ya sentimos su influjo, por eso podemos aprovechar para trabajar aún más la energía de la compasión, mediante la que disolvemos otra de nuestras causas de sufrimiento, la cólera y el odio. Así vemos que podemos salir de la energía de la dualidad que nos estira y crea una tensión tan fuerte en nuestras mentes, y que genera entonces una serie de emociones y sentimientos, todo el cuerpo se pone a funcionar con su sistema glandular acorde a los pensamientos que concedemos poder.


Vamos a aprovechar esta relación armónica entre Saturno (retrógrado) y Urano (en Aries) para impulsar cambios en nuestro interior, y desde dentro es posible la transformación y un mayor bienestar duradero, estable, sólido. Libra invita a una actitud neutra, de ecuanimidad. ¡Preparándonos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario