domingo, 4 de junio de 2017

La "atención" plena

Vamos a aprovechar el trígono que se forma entre el Sol, desde Géminis, y Júpiter (ambos en el grado 13) y a aprender a orientar adecuadamente la energía formada por la cuadratura entre el Sol y Neptuno (en Piscis -quincuncio entre Júpiter y Neptuno).



J. Krishnamurti, que nació con el Sol en el signo de Tauro, pudo conectar con esta energía que nos impele a vivir con plenitud nuestros sentidos. Dice la Biblia (Nuevo Testamento) que somos Templos del Espíritu Santo (hoy se celebra la gran fiesta de Pentecostés), y con este cuerpo "sagrado" y sus sentidos experimentados múltiples sensaciones cada día, pero no solemos poner la atención necesaria para recibir incluso los mensajes más sutiles. Por ello, Krishnamurti hace reflexiones acerca de la "atención", y él debió dedicar tiempo a aprender la atención consciente porque tiene una conjunción de Sol con el inquieto Mercurio (que rige a Géminis y a Virgo), con una Luna aislada en signo de Fuego -en Sagitario- es un buscador de la verdad, de una filosofía (práctica por su Sol) que nos vaya haciendo más receptivos al Universo y sus mensajes, pero con 4 planetas en Agua desde la función de sentir, desde la empatía, conectados con nuestros sentimientos y emociones.





El sentir nos lleva a la comunión (Neptuno) con la Tierra, con la naturaleza, con el Todo, con la verdad, nos lleva a sentir en el silencio.



"Siempre estamos mirando o sintiendo con una parte de los sentidos. uno escucha alguna música, pero jamás la escucha realmente. Jamás estamos atentos a nada con la totalidad de nuestros sentidos. Cuando uno mira una montaña, debido a su majestuosidad, los sentidos de uno operan totalmente y, por ello, uno se olvida de sí mismo. Cuando uno mira el movimiento del mar, o el cielo con la luna naciente, cuando uno está íntegramente atento con la totalidad de sus sentidos, esa es la atención completa, en que no hay un centro. Lo cual implica que la atención es el silencio total del cerebro, en el que ya no hay parloteo sino una completa quietud, un silencio absoluto de la mente y el cerebro." (J. Krishnamurti)

No hay comentarios:

Publicar un comentario