jueves, 1 de junio de 2017

Júpiter y nuestro propósito en la vida


Empieza el mes de junio y destaco la importancia de Júpiter, el planeta más grande del sistema solar, y de Neptuno, por cambio de dirección. Empecemos primero con Júpiter, vamos a abordarlo en esta publicación.
Júpiter está en relación con la inclinación a la exploración, a estudiar profundamente aquellos temas que nos interesan (filosofía, religión, leyes, cultura), ampliar nuestro conocimiento porque nos conduce a la plenitud, a la realización social e interior.






Estamos en unos días muy importantes para comprendernos mejor a nosotros mismos, a los demás, el funcionamiento del Universo, de la Vida, pero hemos de estar pendientes de nuestro interior para que nada exagerado, menos la euforia emotiva o mental, pueda distorsionar nuestra visión clara de las realidades internas y externas. Cuando no vivimos conscientemente a Júpiter y tomamos demasiado, ya sea comida, información, placeres, objetos, poder, emociones, acabamos con indigestión, por ello con malestar.

Júpiter es esta energía interna que nos impele a la extroversión, al intercambio, a la vida social, al encuentro, aunque cobra matices diversos según su posición y estado en cada carta astral. Como decía Dane Rudhyar: “Júpiter es símbolo de salud y salud mental de integración interior y vida próspera. Hace la vida completa y equilibra la tendencia sobre-individualista y aislante del ego y su instrumento: la mente analítica.”

Pero también tenemos desafíos con Júpiter, y con esta energía activando en nuestra carta astral a algunos de nuestros planetas personales podemos pasar por crisis de transformación si aún no hemos encontrado el sentido a nuestra vida: “el principal síntoma es la sensación de frustración por no poder disfrutar de la vida.” (Bruno y Louise Huber).





El próximo día 9 de junio, viernes, el planeta Júpiter se pone Directo (a 13º de Libra por tránsito, aunque recorre la constelación de Virgo). Y hoy jueves, día asociado a este planeta, es oportuno que nos adentremos en esta energía y cómo utilizarla conscientemente, con amor y sabiduría. También este día hay Luna Llena (Sol en Géminis, Luna en Sagitario, mitad del ciclo lunar).






También este día los budistas celebrarán el nacimiento, iluminación y el paso al Paranirvana de Buda Shakyamuni (Gautama Siddhartha).
Para los cristianos, este año será la semana posterior a la celebración de Pentecostés (Hch 2, 1-11; Jn 20, 19-23; Jn 14, 15-16. 23-26), el domingo 4 de junio.

¿Qué nos viene a enseñar este planeta llamado “benéfico”? Situado entre Marte (acción, impulso) y Saturno (límites), nos intenta transmitir que la moderación, el sentido de la mesura y la templanza son imprescindibles para avanzar adecuadamente, para progresar en todos los sentidos como seres humanos y como seres espirituales.



“Júpiter tiende a elevar a la persona por encima de lo sórdido y vulgar, aunque sólo sea en la imaginación”. (Charles Carter).

Por eso miramos la Casa natal dónde está situado cuando  nacimos y con qué planetas se relacionaba, con qué planetas se está relacionando en este momento y por qué casa está transitando, y lo mismo respecto a progresiones.

En todo lo que hacemos es esencial saber nuestra motivación, qué finalidad estamos dando al propósito que nos induce a actuar de una manera determinada y en una orientación concreta. Júpiter nos facilita la expansión, pero siempre que exageremos los resultados serán desastrosos, ya sea física, mental o emocionalmente.

Como cada planeta, Júpiter empieza su ciclo en una carta astral en la casa donde se halla al nacer, esa será su Casa I, e irá dando la vuelta completa al zodíaco (también en nuestra carta astral) en casi 12 años.

Veamos algunos ejemplos prácticos.

Ahora estoy observando la carta astral de una persona cuyo tránsito está siendo en la Casa XII de su carta astral, casi al final, pero que parte de una posición natal en Casa VII, así es la Casa VI de su recorrido por toda la carta astral de esta persona, está terminando un “año Virgo” dentro del ciclo de 12 años, le queda muy poquito para cambiar a un año Libra. Y justo estos días está viviendo una crisis de salud intensa, que no comporta sólo sufrimiento y malestar, también ha favorecido, no puede ser de otro modo con Júpiter, mejoras, es un planeta asociado a la suerte y a los méritos que ya tenemos ganados y que podemos seguir generando según nuestras intenciones y nuestros actos. Esta persona deberá ahora, precisamente, activar todos sus recursos, su inteligencia y la sabiduría de su alma han de guiar estos días sus pensamientos y emociones para que pueda aprovechar este pasaje y seguir ascendiendo, iluminándose, y las tentaciones y susurros de esas voces invisibles que se nutren de nuestra emotividad estarán acechando, tanto como la presencia de seres de luz físicos y extra físicos apoyando y ayudando este momento.
Decía Alexander Ruperti que durante este año Virgo “un individuo debe estar dispuesto a crecer, a servir y a obedecer. No se debe tener miedo a que aumente el trabajo y a la necesidad de desarrollar la capacidad de servicio”.


Otra carta astral que tengo delante, ahora Júpiter ha hecho el recorrido completo por el zodíaco y está como en el momento de nacer, el retorno de Júpiter, a 13º de Libra, es la Casa I para el recorrido de Júpiter, un año “Aries”, es un año de iniciativas, hay que atreverse a hacer las cosas de manera diferente, a ir a lugares desconocidos hasta entonces, a emprender, a encontrarse con otras personas de otras culturas, religión, filosofía.


Y, por último, otra carta que presenta el tránsito de Júpiter por lo que sería en su ciclo completo la Casa III, un año de Géminis durante el cual serán muy importantes las relaciones con el entorno, debe de dar un sentido práctico a todas sus ideas. Además, coincide por tránsito por su Casa XI, es momento de “estar pendiente del medio social, los amigos y los socios que van a facilitar su progreso, evitando ser demasiado utópico (de nuevo cito a Ruperti), son importantes los contactos profesionales y a las organizaciones o grupos en los que se participa”.







En estos momentos en que Júpiter en su movimiento está “estacionario” (también lo estará Neptuno este mes, el día 16) es importante mantener nuestra Fe, virtud vinculada a este planeta, porque como es una energía extrema, nos puede llevar muy arriba o muy abajo, de nosotros depende mantener el timón mental y emocional con firmeza y resolución. Y como Neptuno tiene también tanta fuerza podremos aprovecharla para sanar, para sanar-nos, para profundizar en nuestra vida espiritual, para redimir, para redimir-nos, para desarrollar más nuestra cualidad de amor y compasión desde la sabiduría que también está asociada a Júpiter. Podemos avanzar creciendo en méritos, por nuestro bien, por el bien de todos, por el bien de la humanidad, por el Universo, porque ambas energías –de Júpiter y Neptuno (compasión)- en evolución nos conducen a estados y situaciones de plenitud y alegría, de bienestar, de gracia, de gozo, de éxtasis interno, compartir, pero no como emoción de fuga o compensación, sino como experiencia que nos da mayor fuerza y vitalidad, que da sentido a nuestra existencia.


Para que cada uno podamos reflexionar y meditar estos días, viendo nuestra carta astral, o si vamos a consulta nos lo explicarán de manera personalizada. Stephen Arroyo sintetiza muy bien la expresión positiva de Júpiter cuando nos dice que “aporta fe, confianza en un poder superior o en un plan mayor, que favorece la apertura de la gracia divina, el optimismo, la comprensión de la necesidad de mejorarse a uno mismo. Y que también, en su expresión negativa, “es peligroso porque puede inducirnos a un exceso de confianza, a la pereza, a la dispersión de la energía, a dejar que los demás trabajen, a la irresponsabilidad, a querer hacer demasiado –abarcar o prometer en exceso.”


Ahora, fijémonos bien en nuestra carta astral para aprovechar esta energía, y también para saber si nos induce a la exageración, ya sea porque contacta a la Luna (emociones y sentimientos), al Sol (ya sea para sentirnos más grandes y satisfechos o seguimos viéndonos ruines y pocos valiosos), ya sea que estemos más mentales (Mercurio), o que queramos estar haciendo cosas todo del día (contacto con Marte) de una manera irritada y compulsiva (Urano, cambios bruscos sin organización ni método), o que estemos más melancólicos (contacto con Saturno, Neptuno o Plutón) y aferrándonos a lo que no tenemos temporalmente en estos momentos, en vez de aprovechar y agradecer lo que SÍ tenemos.


Es importante nuestro proceso de llegar a ser una persona completamente diferenciada e integrada, proceso de individuación (Carl G. Jung), abordando evidentemente a nuestra “sombra” (tomar conciencia de ella y trabajar con ella), es un proceso con diversas fases que nos conduce a la autorrealización o expresión y desarrollo de nuestras potencialidades (recogidas en la carta astral de cada individuo). Aprovechemos este momento de Júpiter, estas energías del mes de junio para dar un paso más, hacer ajustes, avanzar. Como siempre, no tanto desde fuera, sino por nuestro trabajo interior.


Preparémonos para que esta energía de Júpiter pueda ser y expresarse en nuestra vida en su pureza: inteligencia y sabiduría, bondad, plenitud. Y no perdamos de vista la humildad, sepamos valorarla en aquellos a quienes hemos otorgado ahora el rol de ser nuestros guías, porque a un verdadero “gurú”,  a un verdadero maestro no le gusta ser el centro de atención, sabe que tan sólo canaliza información y verdades universales, que está al servicio de los demás y que lo que importa es la gran unidad de la que formamos parte, el gran corazón cósmico. También estemos atentos a los milagros que podamos hacer, o ver realizar a un maestro o gurú,  porque si nos centramos en el fenómeno, si focalizamos en el milagro, nos distraemos y “tal vez ya no deseemos aprender nada de verdadero valor espiritual” (Anthony de Mello, “La oración de la rana, 1; los santos”).






Bibliografía:

- Alexander Ruperti: Ciclos del devenir.
- Bruno y Louise Huber: Los planetas, órganos de función.
- Stephen Arroyo: Júpiter, un estudio astrológico.
- Charles Carter: Los aspectos astrológicos.
- Dane Rudhyar: Un estudio astrológico de los complejos psicológicos.
- Fenómenos astronómicos para junio: http://www.astrocuenca.es/joomla/web/docs/FENOMENOS%20ASTRONOMICOS_Junio2017.pdf
- La experiencia mística y el proceso de individuación:  https://www.odiseajung.com/articulos/la-experiencia-mistica-y-el-proceso-de-individuacion/





No hay comentarios:

Publicar un comentario