jueves, 30 de marzo de 2017

Sanación espiritual por Arquetipos

La sanación por arquetipos es un acceso racional y científico a la sanación. Partimos de la idea de que todo es energía.


Durante una sesión de sanación se canalizan energías espirituales y telúricas con intención amorosa de restablecer el equilibrio y la armonía, el estado original de perfección. Este método fue desarrollado por Colin Bloy y está basado en la concepción de arquetipos de Carl Jung.



Colin define de esta manera lo que es para él esta sanación:


"La Sanación Arquetípica trata las enfermedades por su reducción arquetípica desde la transferencia de Arquetipos efectivos de probada eficacia, cuya introducción en los diferentes estratos energéticos del paciente modifica la codificación y la información de la enfermedad.

Se efectúa sustituyendo los códigos enfermos por códigos saludables, cuya información encriptada es transferida a los diversas capas de los centros energéticos, modificando la información cual si se tratara de un disquete de programación que sustituye los códigos propios y tipificados de la enfermedad, por otros nuevos que poco a poco, se van asentando hasta hacerse estables y sustituyen a los códigos enfermos."


Utiliza la geometría sagrada y las manos como herramientas, pudiendo realizarse de forma presencial o a distancia.


El arquetipo es la forma que existe antes de su materialización en el campo físico. Es la esencia energética de algo. Es la idea que anticipa la manifestación en la materia.

Los arquetipos son geométricos y numéricos.


Trabajaremos en la periferia, en la parte sutil, en el aura, en los cuerpos energéticos, en los chakras, para poder recomponer todo el ser, alinear cuerpo, mente y espíritu. Se puede llegar a la curación entre otras cosas, del karma, de traumas (incluidos los traumas de nacimiento), la depresión, la estructura genética, y restablecer la armonía y la interconexión.



En esta sanación se busca el bienestar físico, mental, emocional y espiritual, así como el bienestar social y económico. No es una terapia alternativa sino complementaria a cualquier tratamiento que se esté siguiendo (médico y/o alternativo).


Representa una conexión con la Fuente, con el Todo, para recuperar el programa original.



Estamos aquí para transmutar las energías con FE, AMOR, LUZ, SABIDURÍA, DISCERNIMIENTO. Como astróloga, a través de las diferentes modalidades de consulta mediante la información y comprensión, para activar la propia sabiduría interior mediante el conocimiento. En Astrología también trabajamos con arquetipos y símbolos, a otro nivel, pero como en este método, la finalidad es permitir seguir avanzando en conciencia.



María José Pérez
Consultas individuales de sanación espiritual por arquetipos
Talleres de formación en Sanación espiritual por arquetipos.
Ver próximos eventos en la página de facebook: https://www.facebook.com/astrologiaparavolarenlatierra/


sábado, 11 de marzo de 2017

Taller de sanación espiritual por arquetipos en León









Para seguir el evento en facebook y las publicaciones al respecto





En la conferencia del viernes 17 por la tarde (19:00) trataré los siguientes temas:

ASTROLOGÍA

- ¿Para qué es útil, para qué sirve la Astrología a la Humanidad del siglo XXI? ¿Cuál es su utilidad práctica?

- La astrología y sus elementos
- Astros, conciencia, alma
- Ritmos y relojes cósmicos
- Previsiones y evolución personal
- Pronósticos 2017



SANACIÓN ESPIRITUAL POR ARQUETIPOS

¿Qué es la sanación espiritual?
Diferencias entre curar y sanar.
La sanación como experiencia de transformación.


viernes, 3 de marzo de 2017

Sintonizando con la energía evolutiva de los planetas en Astrología

Aunque no sepamos Astrología podemos conectar interiormente con los planetas como energías arquetípicas que son y que están en nosotros (“Como es arriba es abajo”). Cuánto más las conocemos, más la podemos activar en nuestra vida y trabajar con ellas a voluntad y con conciencia día a día.

Vamos a empezar ahora con Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón.




Activamos así a Júpiter, que es nuestra capacidad para generar abundancia, para crear situaciones de alegría y de paz para nosotros y para nuestro entorno. Si mi entorno no está bien, yo no puedo estar del todo en una situación de gozo, evidentemente, estamos interactuando constantemente. Soy consciente de que creo con mis pensamientos y mis acciones sensaciones y vivencias gratas, y más allá de mí colaboro para que las personas de mi entorno estén mejor y las enseño a practicar esta “higiene” y responsabilidad acerca del uso de su energía mental y sus capacidades sensoriales.

Activamos a Saturno acrecentando nuestra paciencia y nuestro sentido de la responsabilidad en las pequeñas tareas cotidianas y en nuestras relaciones.

Activamos a Urano haciendo cada día algo a nuestra manera, aportando un toque original y único a nuestras tareas cotidianas. Al menos una vez a la semana no seamos convencionales y rutinarios, tengamos inventiva, rompamos en algo con las tradiciones, descubramos algo diferente que antes no nos llamó la atención en nuestro barrio o en alguna de las personas con las que nos relacionamos.

Activamos a Neptuno aumentando nuestra sensibilidad, estando más atentos a las sensaciones elevadas que nos producen la música, la pintura, una película especial y profunda, una obra de teatro que hable al alma, un decorado refinado, un diseño delicado, una poesía romántica o idealista, un relato iniciático. Contemplar una flor, un paisaje, el cielo, el amanecer, el mar, la naturaleza...


Activamos a Plutón mejorando algo en nuestro hogar, o en nuestro entorno laboral, o en nuestro grupo de amistades, o en nosotros mismos. Nos motivamos para renovar, aunque sea en un pequeño detalle. También nos activamos para hacer lo posible para nosotros en cuanto a alcanzar un ideal de perfección, pero sin nerviosismos ni exigencias agotadoras, e igualmente para alguna persona o personas conocidas estaremos atentos para favorecer su recuperación con alguna pequeña aportación, así como su curación, ya sea con una palabra “mágica” o un acto de solidaridad desinteresada.