martes, 31 de mayo de 2016

Actualidad astrológica: La Cruz Cósmica Mutable y el Trígono en Tierra



Observamos en estas figuras que se han formada por la posición de los planetas actuales que ya casi el Sol entrará en el grado 11, como Neptuno, y a contactar con Neptuno irán brevemente también Venus y Mercurio, en los siguientes días. Así que primero es Neptuno, primero es la energía del Amor, de la solidaridad, de los sueños y los ideales de fraternidad, de lo transcendente, de lo humanitario. Para ello, hay que ponerse en actitud receptiva y permitir que el Sol, que tiene que ver con la conciencia, el primero que se mueve en esta danza de energías nos ilumine y aclare nuestros pensamientos, para que estemos y permanezcamos LÚCIDOS.


Meditamos en esta Cruz, la cruz que siempre tiene un punto central, como un ojo, un vórtice, la luz de la conciencia, del ser, existir, la vida. Pues es en la cruz donde he querido disponer el símbolo de la "vara de Esculapio, dios de la medicina", al formarse la oposición entre Neptuno y Júpiter en el eje Piscis-Virgo, siendo JÚPITER el planeta que también participa en el Gran Trígono azul de Tierra. Hacia Júpiter irán luego las energías, y hacia Saturno, ambos están en el grado 13º de los signos que ocupan.
Esta es una Cruz Mutable que nos permite reflexionar en muchos aspectos, el primero es ser flexibles, adaptables, desarrollar la capacidad de "mutar", de cambiar. Como el símbolo de la vara de Esculapio, la serpiente es flexible en una estructura orgánica firme, es la energía del Espíritu para la que colabora nuestra Alma en este Gran Proyecto Cósmico. La Astrología nos permite también desarrollar al soñador creativo que llevamos dentro, porque también en esencia es lo que somos.  Y prosigamos con más aspectos elementales. Por supuesto, va a activar a los signos mutables: Piscis-Virgo, Géminis y Sagitario, o a quienes tengan planetas personales en estos signos (Luna, Mercurio, Venus y Marte).




Nos interesa lo personal, no podemos cambiar y "arreglar" el mundo, pero SÍ a nosotros mismos, y si yo doy un "salto cuántico", si yo avanzo, favorezco la evolución del equipo. Así pues nos interesa el dominio de lo más cercano, nos interesa trabajar con nuestras propias energías, ver cómo nos afectan, cómo despiertan y qué dicen sus voces -simbólicamente- y qué mensajes nos dan las estrellas para actuar en consecuencia, o para adoptar la actitud adecuada.

Así pues, podemos saludar a nuestras sombras si aparecen, lo que importa es nuestra luz, y reafirmarnos en nuestro potencial y misión. Lo que importa es seguir colaborando con nuestros guías y maestros, estar disponibles para seguir comprendiendo las leyes del Universo y participar en la elevación de la vibración y conciencia de la raza humana con nuestro servicio, porque hacia Júpiter en Virgo irán posteriormente las energías, estamos ya también tratando con Sabiduría, Filosofía, los viajes físicos o simbólicos que nos conectan con culturas físicas o extrafísicas lejanas y ello nos enriquece, amplía nuestra visión y comprensión, moviliza fuerzas y fe para participar socialmente, tal vez en mi entorno inmediato, pero también en todo a nivel energético, no tenemos límites con la imaginación, con nuestro cuerpo de luz viajamos cada día.
Todo lo pequeño, cualquier detalle, cualquier pequeña colaboración es importante y hay que tenerla en cuenta, y el Universo la tiene en cuenta.

Júpiter y Neptuno son la ocasión, la capacidad y la oportunidad de expandir nuestro entendimiento y de atraer a nosotros información que nos está sanando profundamente.


Está también Saturno, simboliza nuestro "yo físico", es a través de nuestro vehículo físico que recibimos las sensaciones para integrar mensajes que clarifican nuestras vidas. Nuestra conciencia (Sol) está siendo activada por energías que nos llevan al encuentro con los demás con una predisposición de apertura y flexibilidad, conectando con lo que nos une y hace más sólida nuestra relación y las posibilidades de colaboración y ayuda mutua, creando estructuras fuertes.
Por supuesto, Saturno puede parecernos que hace todo más lento, dentro de nuestra percepción subjetiva del tiempo, que parece lineal, pero ¿podemos sentir la eternidad?. A veces parece que no pasa nada, o que no va a pasar nada, o que hay estancamiento, lentitud, limitaciones. Esta es la trampa de la ilusión de la dualidad, todo es cambio, nos lo recuerda nuestra propia respiración, el funcionamiento metabólico de nuestro cuerpo (tenemos todos los elementos en nuestro cuerpo) Pero es lo mismo, Júpiter nos recuerda que no tenemos la "visión" suficiente", así que tenemos que volver a subir por encima de la laboriosidad en la que estamos inmersos, tenemos que ascender y elevarnos por encima de las obligaciones y cargas, habremos de "volar" para poder ver el conjunto y no sólo una parte donde estamos enfocando obstinadamente, aplicando el zoom. Vamos a pedir la vista del águila, pero para ello nos tenemos que atrever a "despegar", a volar. Así podremos "ver" la oportunidad, sentirla, vivirla, acogerla, recibirla.





Estos días, ya lo habrán experimentados algunos de ustedes, hay mucha información a nuestra disposición, son esas intuiciones que nos dan claves importantes, también mucha sincronía. No saben de qué manera sostienen nuestros procesos para que sigamos adelante con buen ánimo, con valor y entusiasmo.

Es momento de aceptar nuestras emociones, están ahí, sean bienvenidas, tanto la alegría, el entusiasmo, el optimismo, y aceptemos también los miedos y la confusión. En la aceptación evitamos precisamente el conflicto y podremos aprovechar toda esta energía que se forma para seguir avanzando en nuestros procesos y proyectos. Cuando uno quiere tener discernimiento, actuar con discernimiento nos lo van a regalar, la intención es actuar con honestidad y en esa dinámica todo va bien.

Sepamos dar prioridad a lo más importante, evitemos que las responsabilidades nos agoten y alteren nuestro estado de humor, procuremos ser comedidos, clarificar,  sepamos estar atentos a los excesos que pueden desequilibrarnos en muchos sentidos.
Realmente lo que se ha de materializar, las semillas que plantamos y han de germinar, lo harán a pesar de nosotros mismos porque "algo más grande" nos está apoyando y sosteniendo nuestros esfuerzos.






Plutón también está en este Triángulo Azul (Plutón, Mercurio, Júpiter), así que lo que está en lo más oculto de su corazón, lo que más le retuerce las entrañas, lo que ni siquiera se atreve a reconocer abiertamente, pero le carcome, lo que le atormenta, lo que quiere cambiar pero siente impotencia y está intentando transformar pero parece que no termina nunca el proceso (¡incluso los legales), pues todo esto que trabaja y por lo que trabaja sí avanza, sí está avanzando en capas más sutiles para su percepción actual, pero se manifestará. Júpiter progresa en la formación del trígono con Plutón y podemos utilizar esa energía para hacer alquimia interior, ¡somos alquimistas!, y como es Júpiter, una vez más tratamos de fe, de confianza, cualidades implícitas en la energía simbólica de Neptuno, el Amor que nos impulsa a seguir ascendiendo por la espiral evolutiva a través de la eternidad.

domingo, 29 de mayo de 2016

Descubriendo y conectando con la energía de Marte


Hasta el 29 de Junio todavía MARTE, ahora a 29º de Escorpio (Agua Fija), estará retrógrado (empezó el 17 de Abril a 8º de Sagitario), y como el próximo lunes 30 de Mayo se dará su máxima aproximación a la Tierra, siento que es momento de conectar y reflexionar respecto a todo lo que nos puede estar aportando y activando de manera más precisa y concreta. Es la ocasión para revisar dónde está Marte en nuestra carta natal, su aspecto cósmico, dónde está por progresión, y qué tránsitos nos hace Marte, en qué casa y a qué planetas o ángulos pudiera estar afectando. Adoptemos una actitud de receptividad a mensajes nuevos clarificadores.



La última vez que estuvo retrógrado Marte fue en el 2014 -es su ciclo, su ritmo, cada 2 años aproximadamente- desde primeros de marzo hasta casi últimos de mayo, en el signo de Libra. también tengamos en cuenta las semanas en que estuvo y en que estará estacionario, porque tiene otra fuerza especial e intensa. Este dato es importante porque nos permite una mirada retrospectiva para recordar aquella época y qué estábamos viviendo y cómo lo procesamos. Por supuesto, ni las circunstancias ni nosotros somos ya los mismos exactamente, ni nuestra estructura celular ni nuestro campo electromagnético, me refiero a lo "oculto a los ojos", todo está en evolución y cambio constante, pero puede aportarnos algún matiz a nuestra realidad actual y algunas pistas para vivir las próximas semanas con una mentalidad enfocada en valores y recursos diferentes.
En la tradición se sugería que con Marte retrógrado no era momento de acción, como si todo se estancara o no se pudiera avanzar. Y mirando atrás, al menos yo, sabemos que no es así. Recuerdo dos años atrás y lo que me viene son momentos de mucho cambio, de acción, de iniciativas y nuevos comienzos. Además, por si pudiera servirle en sus reflexiones, hace dos años en su momento estacionario hizo casi conjunción exacta al planeta que rige los temas relativos a mi casa IV, y todo lo vinculado a ello fue muy intenso, con mucha labor por hacer interna y externa, mucho desgaste. No sólo una interiorización de la energía de Marte, sino un uso externo extremo debido a circunstancias concretas. Conocer los ritmos de cada planeta sí que nos permite estar más conscientes de cómo utilizamos su energía.


Al acercarse Marte más a la Tierra durante este período de retrogradación sus energías se nos hacen más conscientes en nosotros y podemos elegir cómo utilizarlas, pensar, reflexionar y vigilarnos para poder dirigirlas con libertad, con discernimiento, dándonos cuenta de qué queremos hacer y cómo, de manera que estemos en armonía en nuestro actuar con nuestros valores y filosofía de vida, con nuestra esencia.

¿De qué se trata con Marte? De acción, de iniciativa, de expresión, de realización de dinamismo. Marte es motor, es fuerza centrífuga, es una energía para actuar, movernos, está al servicio de nuestra voluntad, así pues desde nuestro centro, desde nuestra esencia podemos dirigirla, aprendemos a dirigirla adecuadamente para apoyar nuestros procesos evolutivos y de toma de conciencia. V. Lupo decía en su obra Astrología y Realización personal: "La posición de Marte indica la manera que utilizará el sujeto para conseguir los objetivos que marcan la posición de los otros tres Planetas Rápidos". Refiriéndose por PR al Sol (voluntad, conciencia), Mercurio (ideas, pensamientos) y Venus (deseos, valores).
Una vez reconocida la energía de Marte en el plano abstracto, meditando en ella para llevarla a un plano espiritual, vamos a ponernos prácticos y ver cómo funciona en la experiencia humana, en la nuestra y en la de algún personaje célebre de modo que podamos encontrar alguna resonancia o inspiración para nuestra propia vida. A esto último me adentro en las siguientes líneas.



Marte en la Carta Astral de Louise May Alcott



Una de mis escritoras queridas, a quien quiero mencionar en relación con esta breve exposición acerca de Marte, y centrándonos en las maneras que pudiera expresarse un Marte Retrógrado, es Louisa May Alcott, nacida en 1832 en Estados Unidos. Es importante situar al personaje en su época, en el contexto histórico, social, cultural y artístico. Es una mujer que tendrá una vida y un comportamiento peculiar para haber nacido en el siglo XIX, y señalo que, durante el mismo, en su país tendrá lugar la Guerra de Secesión (durante la cual participó como enfermera a lo largo de algunos meses. En su novela Hospital Sketches trataría de esta experiencia). Cuando ella nació Marte estaba Retrógrado en el signo de TAURO (productividad), que es de Tierra Fija, situándose en el Tercer Cuadrante-. Marte está en la Casa IX, que junto con la III forman el Eje del Pensamiento. La Casa IX nos invita a abrir y ampliar nuestra consciencia porque es la casa de nuestra filosofía de vida, de los grandes conceptos que elevan nuestro espíritu, de nuestras tendencias religiosas, de la mente abstracta, los viajes largos -el extranjero-, las publicaciones, los estudios universitarios, los temas legales). Marte rige a Aries, que está en su carta natal en cúspide de casa VIII, y a Escorpio (junto con Plutón) situado en cúspide de Casa III. El Tercer Cuadrante corresponde al Hemisferio Norte (de la carta natal, extroversión) y es el Cuadrante del Pensamiento (Huber). También es denominado el cuadrante de utilidad/servicio, participación, que se corresponde con el instinto básico de la conducta humana de "clan": solidaridad, utilidad, participación (V. Lupo), siendo en este cuadrante donde se sitúa asimismo el planeta lento Plutón. Desde luego que L.M. Alcott se comprometió, participó, sirvió y aportó a la sociedad de su época y de su tiempo. Por supuesto también a su familia, a la cual, desde muy pronto -ya a la edad de 15 años- también ayudó económicamente, llegando incluso posteriormente a pagar las numerosas deudas de su padre, así como a apoyar la carrera de pintora de su hermana May y sostener económicamente un proyecto de su hermana Anna. Siendo una mujer de éxito y prosperidad apoyó otros proyectos también financieramente, vemos 8 planetas en el Hemisferio Oriental, del Tú, "para los demás", otra manera de confirmar lo ya señalado, la influencia del entorno en ella y su interés por implicarse con el entorno. Y, sin embargo, lo puede hacer desde la introversión (aparecen 7 planetas en el Hemisferio Norte, "dentro"), y a pesar de sus crisis de salud, por ello comprendemos su disgusto por la intrusión de admiradores y periodistas en su vida íntima.

Fue L. M. Alcott una mujer pionera en su época, en consonancia con la energía de Marte, y vemos que a pesar de estar retrógrado al nacer no deja de tener fuerza e intensidad, protagonismo y sirve a la perfección a los intereses del Alma. Somos mucho más que la expresión de un único planeta, como energía en nuestra carta natal. Pero vamos a seguirle la pista al Marte de este personaje tan interesante. L.M. Alcott  destacó por ser pionera en el marco de la literatura juvenil de su tiempo, célebre por su obra Mujercitas en la que nos va describiendo costumbres y convencionalismos de la sociedad en la que vivió (Saturno está en su Casa I en el Ascendente Virgo). Fue una persona que además defendió los derechos y la igualdad entre hombre y mujer y entre razas: apoya a la mujer sufragista y abogó por los derechos del individuo con la abolición de la esclavitud. Su madre, Abigail May Alcott, organizó talleres de alfabetización para mujeres de color.
Marte en 1886, por progresión en su carta natal, pasó a ser Directo, dos años antes de su fallecimiento.




Veamos algunos puntos importantes de su carta natal, que nos indican sus cualidades y potencial como escritora, pero veamos todo ello en relación sobre todo con MARTE para el propósito de este trabajo, eso sí recordando una vez más que somos, por supuesto, mucho más que la expresión de un planeta exclusivamente. Habremos de observar la figura de aspectos, el énfasis en los cuadrantes, las regencias, el énfasis por casas, por signos, por modalidad, por elementos, en qué zona de cada Casa están los planetas (CC, PI, PR, Huber), etc. Así pues, ahora nos vamos a centrar en: posición de la Luna, el Sol, el Ascendente y el Nodo Norte, y los regentes, aspectos principales.

 L. M. Alcott nació con el Sol en Sagitario (Fuego) en la Casa III (el entorno inmediato), nos indica su amor por los libros, el conocimiento, el transmitir y contar acerca de su rico e inquietu mundo intelectual. Júpiter rige al Sol y está en Piscis, único planeta en signo de Agua, en la cúspide la Casa VII (relaciones) en oposición a Saturno en I, Eje del Encuentro, en la zona cardinal (Huber); la Luna en Acuario (Aire) en cuadratura con MARTE (está en la casa IX, ¡fuerza intelectual!, y rige la casa VIII, en la cúspide), en conjunción con Urano; y Saturno (corregente del signo donde se ubica la Luna) en Virgo en trígono con MARTE; la Luna está en trígono con el MC. Ascendente Virgo (Tierra), Mercurio (también rige el MC y está en cuadratura con el Ascendente) está en Sagitario en quincuncio con MARTE. Hay que destacar también que en su Casa I se encuentra Saturno, en el Eje del Encuentro, y junto con el Sol son los 2 únicos planetas en el hemisferio izquierdo, el del Yo, "para mí". Saturno aparece en trígono con Marte. Marte se sitúa en la Casa IX, en la zona Cardinal, en sextil con el Nodo Norte. Nodo Norte en Cáncer (Agua), por lo que no podía ser de otro modo la importancia que tanto su familia, el tema de la mujer, como los intereses de su comunidad suscitarán en ella, así que vamos a fijarnos en la posición de la Luna: sextil Mercurio, ideal para activar la imaginación y dedicarse a la escritura; desde luego que con su Luna en Acuario, en la cúspide la Casa VI, dejó bien claro su deseo de independencia y su amor a la libertad, y su espíritu tan  moderno, progresista y avanzado para la mujer de su época, así como su valor para  mostrarse y ser "diferente", anticonvencional, superando prejuicios. Aunque en las diferentes obras de la saga Mujercitas, a través de los personajes, narra a la perfección la tradición y costumbres, mentalidad y complejos de la sociedad en la que vivió.


Tal vez más adelante prosiga y profundice este estudio astrológico que he iniciado con estas pinceladas y estando Marte retrógrado, y tan próximo ahora del planeta Tierra, en todo caso una vez me haya leído los libros que he descubierto publicados acerca de Louisa May Alcott de Vivianne Perret y de Charline Bourdin.

Quería terminar con unas palabras que pronunció L. M. Alcott  y que todavía pueden ser muy efectivas y poderosas, a mi pesar, para algunas mujeres de nuestro "avanzado y moderno" siglo XXI, están extraídas de la Conferencia Happy Women que pronunció el año de la aparición de "Mujercitas":


"Hermanas mías, no tengáis miedo de las palabras.[...] (Géminis en el MC, Mercurio en Sagitario). No tengáis miedo de decir la verdad (Sol en Sagitario, en IC), no os dejéis impresionar por el miedo al ridículo o a la soledad (Ascendente Virgo, Saturno en I)".

martes, 17 de mayo de 2016

Encontrando soluciones: creando proyectos

"Nuestro doble se encuentra todavía en la luz creadora y sus informaciones pueden sacarnos de cualquier situación problemática. Es un ser de luz que sigue siendo una parcela del Creador." (1)



La Luna transita por el signo de LIBRA y nos sirve de inspiración para descubrir nuevas pautas que nos descubren cómo conseguir mayor poder de Armonía, de Equilibrio ante circunstancias y estados que nos resultan más difíciles y complejos, tal vez dolorosos; porque desde que recientemente Júpiter se puso directo en Virgo nos está invitando, como símbolo -se entiende-, a adquirir mayor conocimiento práctico para mejorar nuestra vida cotidiana, interiorizando leyes, conocimientos que nos permitan mayor avance y expansión. ¿Cómo? Veamos algunas pistas, eso sí, como trabajamos con Júpiter, hemos de abrir nuestra mente, dejar de lado prejuicios y limitaciones de pensamiento, se trata de incorporar algo que está más allá, más lejos de los parámetros en los que nos movemos habitualmente, sin críticas escépticas, ¡probemos primero!, abrámonos a la experimentación. ¡Para eso estamos aquí en esta experiencia de VIDA terrestre!

Ayer hablaba en las reflexiones acerca de Mercurio del elemento Éter. Hoy no voy a hablar yo, nos va a enseñar, clarificar, inspirar y acercar a nuevos conocimientos, tal vez nuevos para algunos, el físico Jean Pierre Garnier-Malet : "Tenemos un yo consciente y un yo cuántico: entre el yo consciente y el yo cuántico se da un intercambio de información que nos permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y está perfectamente demostrada." (1)
La Luna hoy conecta con Saturno, así que podemos hablar de nuestra realidad física cotidiana, nuestra materia, nuestro cuerpo animal, pero no somos sólo eso. La Luna avanzará y conecta con Neptuno, que nos permite activar los sueños y las inspiraciones en conexión con el Alma; con Plutón, que nos acerca el conocimiento a otras realidades energéticas: "Existe otra propiedad conocida en física: la dualidad de la materia; es decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo) y ondulatoria (energía). Somos a la vez cuerpo y energía, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias." (1)
 Y con Urano, la creatividad y la inspiración en su máxima expresión para que podamos realizar cambios: "En el sueño paradoxal, cuando estamos más profundamente dormidos y tenemos nuestra máxima actividad cerebral, se da el intercambio entre el cuerpo energético y el corpuscular. Y es ese intercambio el que le permite arreglar el futuro que ha creado durante el día, lo que hace que al día siguiente su memoria esté transformada."  "Tenemos un cuerpo muy bien hecho que nos permite proyectarnos en el porvenir: ir a ver el futuro, arreglarlo y volver para vivirlo. Y es durante la noche cuando tenemos la capacidad de arreglar ese futuro que hemos construido durante el día." (1)



Estos conocimientos nos permiten a cada uno conectar con algo que ya resuena en nuestro interior, y esto es lo que importa, porque es lo que nos hace avanzar ahora con mayor equilibrio y actuar con amor y voluntad, con lucidez en nuestra vida actual.
De todo esto trataba la energía del pensamiento semilla de Tauro activando nuestro tercer ojo:
«Veo y, cuando el ojo está abierto, todo se ilumina».

Hasta donde cada uno pueda ahora y le sirva para vivir con mayor libertad, aquí nos van llegando nuevas informaciones e investigaciones que amplían nuestra conciencia.



NOTAS:
(1) http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_fisica28.htm





sábado, 14 de mayo de 2016

Diálogos con el Alma en los momentos difíciles

Transformar las energías que apagan nuestro entusiasmo, superar el bloqueo - Diálogos con el Alma en los momentos difíciles.

Nunca oraré pidiendo cosas materiales. Sólo oraré pidiendo DIRECCIONES a fin de encontrar el camino para alcanzar estas cosas, y mi oración será contestada siempre. No siempre recibiré lo que solicito, y cuando no lo recibo, eso es la respuesta.
(Og Mandino, El secreto más grande del mundo).





Las crisis no sólo ponen a prueba lo que hemos ido aprendiendo con nuestras experiencias en este entrenamiento de la vida, también son esos momentos en que podemos decirnos “Estoy empezando una nueva vida en el día hoy”, precisamente porque estoy preparado para una mutación, un cambio de piel, ya no me vale la que tengo en esta etapa. Y se presentan las oportunidades para ello, cada día, cada AHORA. Claro que al principio, a veces, puede parecer imposible e insoportable, nos podemos sentir incómodos (nuestro ego atrapado en la ilusión de las formas de la materia) porque estamos ante un camino nuevo, ante una página en blanco y pueden surgir dudas, complejos, traumas aún por resolver del todo y resortes que bloquean nuestro avance, y la inercia y las resistencias se manifestarán, y podremos disolverlas. La oportunidad (que muchas veces asociamos a Venus y a Júpiter, a la rueda de la fortuna) de hacer algo diferente en esta ocasión ha de llenarme de entusiasmo e incentivar mi creatividad en la batalla. Porque estoy rompiendo moldes que ya no me sirven, estoy cortando con situaciones cómodas, pero que no son ya adecuadas  -y uno lo sabe-. Para ello, lo primero es la paciencia y la perseverancia, seguir siempre adelante. Estamos en la energía más poderosa, la del amor, que implica confianza y respeto, y alimenta la FE. Desde este anclaje sabemos que podemos controlar nuestros pensamientos y nuestras emociones, no son nuestra esencia. El poder central lo tiene la conciencia, es la “torre de control” del aeropuerto, y la conciencia sabe que Ahora es el mejor momento para las maniobras.



Hay momentos más complejos que solemos asociar a las energías de Saturno y Plutón, sobre todo. Pero independientemente de que utilizando la herramienta de la Astrología podamos observar y estudiar el origen energético planetario de esos momentos, días, etapas de tensión  de nuestra vida, siempre desde la perspectiva de los Ciclos de los relojes del tiempo que nos indican momentos concretos para realizar trabajos evolutivos, podemos, sin saber nada de Astrología, utilizar estas inspiraciones. Son esos momentos en que tenemos que ocuparnos de nuestras “alas” con especial cuidado, parar, sanar, mimarnos, estudiar nuevas posibilidades, “ir al taller”. Tal vez es entonces el momento de realizar pequeños pero intensos vuelos en días de tormenta y con el viento en contra. Pero lo haremos con sagacidad e inteligencia, con sabiduría, no se trta de sufrir, hay que establecer preferencias y estrategias. No somos víctimas, somos seres de Amor construyendo y colaborando en el proyecto de la Nueva Tierra, la nueva Humanidad. Sin embargo, sabemos que estamos creciendo y expandiéndonos y que nuestra conciencia experimenta y colabora en un proyecto mucho más grande que el de la pequeña personalidad. Somos mucho más que nuestro cuerpo, que pensamientos cambiantes, que emociones alternantes. Como siempre, lo realmente valioso es conectar con nuestra esencia, es amor, es gozo, es paz, es Luz.

Y, además, no estamos "solos"...



“Cuando uno cree en algo tan verdadero como el cielo, no puede menos que encontrar unos pocos amigos”. (Richard Bach, El don de volar).


jueves, 5 de mayo de 2016

TAURO Y LA PRODUCTIVIDAD EVOLUTIVA - El camino del Espíritu

Seguimos trabajando con la energía de TAURO que tiene tanto énfasis estas semanas (actualmente Sol, Venus y Mercurio en tránsito por este signo, están en conjunción. Próxima Luna Nueva del día 6 en este signo.). Como sabemos, una de sus principales características es la PRODUCTIVIDAD. Y recordamos lo que decía D. Rudhyar en La práctica de la Astrología acerca de este signo de Tierra Fija:


"Tauro representa una fase de actividad solar. Es una forma de poder, un aspecto de la vida. La actividad o liberación de energía CREATIVA es el factor esencial; el lugar en que esta liberación de energía está localizada es de importancia secundaria (zona del cuello)."


Cuando somos productivos, o nos proponemos serlo, nos comprometemos a dedicar nuestro tiempo y recursos para obtener unos resultados, lograr unos objetivos con la mayor calidad posible. Esta energía está presente no sólo cuando una persona nace con el Sol en Tauro, también la sentimos especialmente con un Ascendente Tauro, con una Casa II activada, con el Nodo Norte en Tauro. Por supuesto, también en las progresiones y/o por tránsitos.
El orientar nuestras fuerzas procurando un máximo de productividad implica un amor hacia el futuro, porque pensamos y nos responsabilizamos no sólo de nuestro destino y desarrollo durante los años de nuestra existencia, sino que pensamos en el legado amoroso que vamos a dejar a las próximas generaciones. Así, nuestros proyectos tienen en cuenta trabajar para que su mundo sea mejor, nos implicamos de tal manera que velamos para construir  en la Tierra espacios más adecuados y placenteros para que continúe el progreso y evolución de la raza humana en paz y armonía, con bienestar para todos por igual. Estos últimos son algunos de los intereses de Tauro, al otro lado del Eje está Escorpio, dejamos entonces lejos el sufrimiento y la destrucción y nos alineamos con la voluntad divina para vivir una vida espiritual en este plano de la materia. Este es el objetivo de este vuelo que emprendimos.

Esta dinámica de la energía de Tauro la podemos comparar a la etapa que en la psicología del desarrollo o psicología evolutiva, según la Teoría del Desarrollo Psicosocial de Erik Erikson (psicoanalista nacido con el Sol en Géminis conjunción Plutón, Mercurio en Cáncer conjunción Neptuno, Venus en Tauro -Nodo Sur en Tauro, Nodo Norte en Escorpio),  está vinculada a la franja que transcurre entre los 40-60 años: generatividad versus estancamiento. Si hemos conseguido ir resolviendo nuestras crisis de desarrollo existencial a lo largo de los años, de manera que nuestro perfeccionamiento y fortalecimiento del yo sea óptimo, habremos llegado a un grado de madurez tal que nos permite salir de nosotros mismos, ir más allá de nuestro egocentrismo y participar en el proyecto Humano, activamos nuestro ser transpersonal, nuestra esencia, más allá de lo meramente  material.




Es en esta etapa en la que podemos equilibrar trabajo y ocio, esfuerzo y descanso, tensión y relajación. El amor siempre nos impulsa en nuestro desarrollo, porque es nuestro origen, y, al igual que el ciclo cardiaco, el corazón es el guía, y como él nuestras fases de contracción-relajación son las adecuadas para administrar nuestra energía más sabiamente.
Toda esta dinámica de vida, como vemos, nos aleja de pensamientos de derrota, negativos, pesimistas, críticas destructivas, pasividad, letargo: por tanto, estancamiento.



Es el momento de resumir todo nuestro proceso, nuestros esfuerzos, nuestro recorrido, VALORARNOS por todo ello. Hemos aprendido a amar la vida, a vivir de acuerdo a un código ético y una filosofía de vida interior que nos motiva y da sentido a nuestra existencia. Es por ello que nuestra actitud se sostiene en y con pensamientos y proyectos POSITIVOS. El desarrollo de nuestra creatividad interna, desde el desarrollo y expansión de nuestra esencia, habiendo puesto en acción la expresión transpersonal de nuestras energías, nos permite participar en la evolución conjunta enriqueciendo a las generaciones siguientes, con visiones, opciones, caminos y planes para seguir construyendo juntos.