sábado, 27 de diciembre de 2014

Cerrando el ciclo 2014

Seguramente no nos agrada la vía propuesta por Sakini, gran filósofo (:-)) en The Teahouse of the August Moon: "El dolor nos hace pensar, pensar nos hace sabios, la sabiduría hace que la vida sea más soportable". Pero en nuestro camino de desarrollo espiritual, de evolución siguiendo la vía transpersonal, nos encontramos con las fuerzas de Plutón que ejercen presión, la tensión facilita el movimiento, y, como un volcán activo, llega el momento en que Marte activa estas energías para que todo eclosione. Roberto Assagioli (Psicosintesi terapeutica) reconocía estas "fases del proceso de transmutación, fases de eliminación activa de los obstáculos al flujo de la acción de la energía superconsciente, períodos de movimiento, con muchos cambios, alternándose luces y sombras, alegría y sufrimiento". Aceptar los cambios, las nuevas situaciones, soltar el control es la senda para irnos liberando de este sufrimiento. Pensemos que es un trabajo arduo, hemos de perseverar, cada etapa, cada nivel es una oportunidad para liberarnos y conseguir mayor armonía interior a pesar de que en el "saco" aún llevamos material inconsciente por liberar, ya sean emociones, ya sean pensamientos que constriñen o prejuicios, o pautas compulsivas de conducta.

Cada uno de nosotros llevamos nuestra cruz a cuestas, la Astrología estudia esta cruz personal: formada por los ejes del Ascendente-Descendente, Medio Cielo-Fondo Cielo. Tenemos en nuestra carta natal toda la información necesaria para avanzar,  nuestro karma, nuestro dharma, nuestro camino de vida, nuestros dones y talentos, nuestro potencial, nuestras pautas compulsivas que entorpecen el progreso, pero podemos aprender a descondicionarnos, esta es nuestra gran labor de individuación. En este trabajo de "vaciar" y "reprogramar" estamos sumidos estos últimos días, como ya habréis ido sintiendo.

La Luna Nueva presentaba en el stellium a Mercurio, las comunicaciones y los contactos han sido importantes estos días, también la limpieza de nuestros pensamientos más oscuros, retorcidos, tóxicos -tanto para  nosotros como para nuestras relaciones. Hemos podido gozar del compartir mediante la comunicación, las relaciones han sido estrechas (Venus también estaba en el stellium), han aportado mucha ayuda, apoyo, corazones dispuestos a la apertura, a acoger, a dar; a lo cual ayudó el sextil de Neptuno con Mercurio tanto como el sextil de Quirón con Venus, en nuestro interior se han sanado viejas heridas, se han anclado aún más fundamentos que nos sostienen. Esta es la transformación de Plutón, este es su regalo, nos ha filtrado lo esencial, lo mejor de nosotros mismos, lo mejor de los demás, aún viviendo situaciones un poco difíciles. Todo sale a la luz y es descubierto para poder alcanzar estadios de mayor libertad, amar en libertad, progresar en bondad y comprensión, hemos llegado a lo esencial, Urano con su cuadratura a Venus y Mercurio requería esta conquista.





La energía de Plutón activada en esta reciente Luna Nueva de diciembre, camino hacia el 2015, ha sido potenciada para muchos de nosotros por Marte, en su expresión más física, me refiero, por ejemplo, a períodos de gran actividad, a períodos de fiebre e infección física: "El cuerpo es expresión visible de la conciencia, como una casa es expresión visible de la idea de un arquitecto". (La enfermedad como camino). Cuando nuestra mente, nuestra conciencia no es capaz de "ver" lo que ocurre en nuestro interior para sanarlo, liberarlo, el cuerpo expresa, como aliado de nuestra alma. Afortunadamente para estos ciclos contamos con la ayuda de las flores del sistema del doctor Bach: Agrimony, que nos ayudará en esta sensación de "tortura" y permite una apertura mayor a la verdad interior, a afrontar nuestras sombras. Combinada con Sweet Chestnut, incluso con Impatiens si nos sentimos nerviosos, intranquilos, precipitados, resultan grandes amigas para el avanzar de nuestras almas. Marte nos indica esas batallas internas que tanta energía se llevan, batallas en la clandestinidad, muchos de nuestros principios morales reniegan de la dualidad, del conflicto. Esas fiebres, esas infecciones que padece nuestro cuerpo son indicadores preciados para obtener pistas y poder clarificarnos y avanzar.

Viendo el sextil de Marte con Urano hemos de centrarnos en esas iniciativas de cambio de pautas que vamos a incorporar, nuevas programaciones para nuestra vida diaria, para lo cotidiano que nos permiten vivir con mayor plenitud y disfrutando de nuestra expansión continua como seres de luz y amor.
Sigamos con ánimos estos últimos pasos hacia el final del 2014, esa noche la Luna estará asentada en Tauro, signo de Tierra, estabilidad, firmeza, calma, centrémonos en ello a pesar de los estímulos que recibirá de Júpiter y de Marte -desde Leo y Acuario respectivamente. Disfrutemos en espacios protegidos de tranquilidad y sosiego de encuentros y relaciones que nos van a nutrir, nutramos nosotros, amemos, ya lo habéis experimentado, es un acto que siempre nos aporta mayor fuerza interior y alegría profunda, no para nuestro ego, si no para nuestro corazón conectado a la Fuente.

¡El conocimiento nos lleva hacia adelante!





lunes, 22 de diciembre de 2014

Luna Nueva de Diciembre 2014

La energía de Capricornio resulta exaltada en esta lunación de diciembre al encontrarse en el signo, aparte del Sol y de la Luna, los planetas Mercurio, Venus y Plutón, formando lo que denominamos en lenguaje astrológico un stellium.
Como Venus (situado al final del stellium) rige el Nodo Norte, situado en el Ascendente Libra, vamos a enfocarnos ahora en la meditación de la Luna Nueva desde aquí. Invocamos el principio de armonía para guiarnos a lo largo de las próximas semanas. Venus, en conjunción con Plutón, nos invita a transformaciones a través y mediante las relaciones, un Venus en su expresión superior, en la expresión de la bondad y la belleza.




Puesto que Capricornio es una energía de Tierra Cardinal va a resultar que nos corresponde ocuparnos de todo lo que tenga que ver con lo físico, lo  material, las estructuras, el mundo de las formas, lo práctico, teniendo en cuenta los límites. Capricornio nos pide ocuparnos de aquello que es nuestra máxima vocación en la vida en el ámbito social. Pero vamos a ir mucho más allá, vamos a entrar en nuestro interior porque está Plutón en esta reunión de planetas y nos pide seguir la guía del Espíritu para incorporar, utilizar, gestionar y aprovechar estas energías activadas en la lunación. Plutón moviendo a todos estos planetas va a traer a la superficie de la conciencia ciertos complejos, para que podamos liberarnos de pautas inconscientes, de mecanismos de autodefensa inapropiados y nos afirmemos en lo que somos y queremos expresar, ser, desde la armonía, hacia la armonía, respecto a nosotros mismos y en nuestras relaciones. Es momento de transformación, de revisión de nuestras ideas, de nuestros valores, de nuestros fundamentos existenciales.

La lunación ocurre en la casa III, la casa de Géminis, pensamiento, comunicación, gestiones administrativas. En general, creo que esta lunación en sus primeras horas ha podido provocar cierto malestar a algunas personas, nerviosismo, pesadillas nocturnas, sueños intranquilos por sus imágenes, inquietud interior, sentirnos irritados, malhumorados, enfadados, frustrados. En principio, precisamente por ser Capricornio, puede que tengamos obligaciones, responsabilidades pendientes de realizar y que hemos de sacar adelante, aunque nos cueste. Puede ser más complicada la comunicación, más intensa, los pensamientos a veces más obsesivos; se puede tender al aislamiento, al ostracismo, este es el peligro de mantenernos rígidos, movidos por aquello que en nuestro interior está más cristalizado, o explosionar y que nuestras respuestas sean duras, exigentes, algo violentas -algo que puede apoyar el inquieto, impaciente, imprevisible, irritable, caótico, impulsivo Marte en Acuario, y Urano está en Aries en cuadratura con Mercurio-Plutón-Venus. Para los nativos de Acuario y de Aries (o personas que en su carta natal tengan planetas en estos signos) puede que sea todo sea más frenético, cuentan con impulso interior, energía, pero es una situación delicada en cuanto a las relaciones, el contacto con los demás, habrá que evitar los extremos, la extenuación de las fuerzas, la radicalidad, las expresiones compulsivas, desagradables, con ira. Al fin y al cabo, Saturno está dejando atrás Escorpio, así que seguimos depurando aún restos que están por ahí escondidos en los pliegues más recónditos de nuestra conciencia, nos confrontamos a la realidad emocional interior. Lo importante es darse cuenta de esto, de que podemos reaccionar de manera equivocada a las circunstancias, de que nuestro comportamiento puede ser exagerado, desmedido, de que el detonante externo nos está poniendo en contacto con situaciones internas que hemos de trabajar, armonizar. Volvemos al principio de armonía como tema principal. Vamos a poder aprovechar este cúmulo de energía precisamente por la cuadratura que nos dinamiza, nos da la fuerza para actuar, y el sextil de la lunación con Neptuno apoya este proceso, Neptuno está facilitando este trabajo activando las energías de nuestro corazón, recordándonos la importancia de subir un poco más de nivel, aprovecharnos de la energía del Amor incondicional, podemos tener ayuda si nos paramos, nos serenamos. El sextil de Marte y Urano, en recepción mutua, activa la sabiduría interior, el genio uraniano, que nos guía y propicia que nos lleguen  mensajes de apoyo para este trabajo tan intenso que se inicia hoy, y que a lo largo de las próximas semanas podremos ir realizando, con fiestas y celebraciones por medio. Precisamente porque tenemos por delante seguramente encuentros y reuniones debido a las fiestas de la Pascua de Navidad, tengamos en cuenta esta predisposición y no olvidemos el principio de armonía, recibiremos inspiración, ayudas, apoyo, guía.





No obstante, evitemos situaciones y personas muy difíciles y complicadas cuando nos sintamos con pocas energías, descansemos lo necesario (la flor de Olive y las flor de Oak del sistema de Bach nos ayudan a reponer fuerzas), cuidemos la alimentación para que el sistema nervioso se mantenga en buen equilibrio; en nuestros intercambios cuidemos nuestra expresión, comunicación, ejercitemos la paciencia (la flor de Bach Impatiens nos ayuda). Y, tal vez, también hemos de retirarnos algunos momentos para poder recargarnos, serenarnos, reconectarnos a la Fuente, ver objetivamente y sentir y escuchar esta inspiración del Cielo para guiar nuestros próximos pasos.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Triángulo de Fuego

Con la entrada de Saturno en Sagitario el día 21, queda activado el "triángulo de fuego" durante unos meses (hasta mediados de septiembre 2015, cuando Júpiter entre en Virgo).
Ahora la posición será: Urano transita Aries, Júpiter transita Leo y Saturno el signo de Sagitario.



Veamos algunas correspondencias astrológicas básicas:

La cabeza (Aries) representa el pensamiento. Sabiduría.
El corazón (Leo) representa el sentimiento. Amor.
Las caderas (Sagitario) representan el movimiento. Acción.

Tenemos así la realización de los pensamientos y de los sentimientos, de la sabiduría y del amor en la materia.


Nueve meses por delante para incorporar en nuestras vidas mediante la meditación y la toma de conciencia, los impulsos de estas energías, aprovechándose así para avanzar un poco más.
Seguiremos profundizando en todo ello, porque cada uno de estos planetas en el signo que está activa todo el eje al que corresponde. La Rueda Zodiacal consta de 6 ejes, 12 signos.

Estas son nociones elementales que a cada uno de estos tres signos les puede ayudar a conectar con las energías que inspiran a su Sol, a su conciencia, para que la expresión de la personalidad se ajuste a la vibración más elevada del simbolismo arquetípico que representa el Zodiaco.

Una vez más podemos aplicar el principio de ARMONÍA, armonizar nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y acción para alcanzar la expresión de nuestra esencia, la realización de todo nuestro potencial como almas en proceso de expansión y evolución.

Observamos que el tríangulo del gráfico (triángulo de fuego) se dibuja con el vértice hacia arriba, en representación del Espíritu, la Luz, el fuego (Alquimia) creador, el Dios Eterno, el Amor que habita cada cosa en el Universo.

Por otra parte, interesante observar qué planetas progresados tenemos en alguno de estos signos, qué casa de nuestra carta astral activa cada uno, acaso algún ángulo, qué tránsitos realiza alguno de ellos a los planetas de nuestra carta astral. También si pasa por el PI o el PR de alguna de nuestras casas (Huber).


martes, 2 de diciembre de 2014

Saturno dejando el signo de Escorpio - Recapitulación



El tránsito de Saturno (estructuras) por el signo de Escorpio (agua) empieza en octubre 2012 y se prolonga hasta diciembre 2014.
Para cerrar este ciclo de dos años y aprovechar conscientemente todo lo que nos ha aportado propongo estas cuestiones a revisión:


¿Qué estructuras internas nos hemos cuestionado en estos dos años?
¿Qué estructuras hemos pasado por la energía arquetípica de Escorpio?
¿Qué estructuras hemos transformado?
¿Qué estructuras renovadas nos han conducido a un nuevo renacer?
¿Qué dogmas internos tiranizantes nos hemos atrevido a confrontar liberándonos de ellos?
La energía de Escorpio nos ha inspirado en este trabajo de transformación de Saturno, primeramente poniendo en evidencia cómo Saturno aún en nuestras "estructuras mentales" ocupa un espacio en estado de involución: energía limitante, energía restrictiva.


Los trabajos a realizar pueden estar relacionados con los miedos (¡tan limitantes siempre!) que nos conducen a la introversión, a un comportamiento taciturno y condicionado, retraído, a la desconfianza, a vivir en estado de defensa poniendo barreras, cerrando el círculo entre nosotros y el mundo exterior. Miedos evidentemente ancestrales, de otras vidas, miedos muy anclados en el subconsciente en relación con temas emocionales, psicológicos, económicos, respuestas automáticas en relación a situaciones de tensión (puede que de violencia, por abuso, víctima-verdugo).
Sin embargo, sí, es toda una oportunidad de Saturno para alcanzar mayor sabiduría, fuerza interna, seguridad, control en libertad, organización, previa realización de un trabajo interior profundo.

Realicemos esta recapitulación teniendo en cuenta en qué casa ha hecho Saturno el tránsito estos meses. Desde ahí, a qué signos ha aspectado, y en qué casas se encuentran. Consideremos también si ha tocado alguna de nuestras figuras (triángulo de rendimiento, cometa, yod, rectángulo místico, etc.), a nuestros nodos. Si al unísono hemos vivido también alguna progresión (atención a las conversas, sobre todo) por este signo. ¿Y el punto de la edad?.
Recordemos que estas pruebas y desafíos, sin embargo, tienen el potencial de otorgarnos mayor confianza en nosotros mismos, en la vida, en nuestra capacidad para crear una realidad acorde a nuestros principios, valores, filosofía de vida, sueños, ideales más arraigados, de acuerdo a nuestra sustancia.

Saturno nos ha permitido CONCRETAR, cada uno ha de revisar en qué sector. REALIZAR y CONSTRUIR. Por supuesto, nos ha confrontado con la realidad, con los contratiempos, con las restricciones. ¿Cómo hemos reaccionado ante la frustración? ¿Qué músculos (cualidades interiores, dones innatos) hemos desarrollado? Ante las presiones se activan nuestros sextiles y trígonos (azules), pero actuamos y nos movemos por la energía de los aspectos rojos (cuadraturas y oposiciones).




Todavía estamos a tiempo para seguir con este trabajo y llegar un poco más lejos, tenemos aún la oportunidad de alcanzar mayor libertad, despiertos, conscientes.
Hemos de considerar para ayudarnos trabajar también con Júpiter, para complementar, y con Neptuno, para inspirarnos y no perder en el esfuerzo el sentido de la oportunidad, la alegría de vivir, la fantasía, también son guías en el trabajo hacia dentro. Y siempre, siempre ha de guiarnos la energía central, el corazón, el amor, la dulzura, así podremos mantener el equilibrio en los cambios.
Una vez más, al realizar el trabajo, podemos bendecir y dar gracias por tantos dones y abundancia manifestada en nuestra vida, acojámosla, atrevámonos a atraerla. A esto nos ayuda Saturno, a manifestar, a materializar.


Recordamos, a los amigos y lectores del blog, que el Gabinete de Consultas de Astrología está a su disposición si quieren una sesión centrada en este trabajo de recapitulación del tránsito de Saturno por Escorpio, en relación a su carta astral. Para más información acerca de las consultas visite: http://www.astrologiayrenacer.com/7.html