sábado, 20 de septiembre de 2014

Cobijo bajo un buen árbol

Jean Giono



Es en la soledad y el silencio donde nos encontramos con nosotros mismos, con nuestra esencia, con nuestros recursos, con nuestros dones, con nuestras fuerzas, con nuestra sabiduría innata y heredada, con Dios (Luz, Fuente, Amor, Padre-Madre, etc.). Aceptamos nuestras sombras y retos y trabajamos con nuestras fortalezas para vivir una vida de plenitud en la que no falta el servicio y la colaboración para crear un mundo más armónico.

"Vous êtes, vous, de l’humain tout frais et tout neuf. Restez-le ! Ne vous laissez pas transformer comme de la matière première [...] Ne suivez personne. Marchez seuls. Que votre clarté vous suffise." (1)


Ayer y hoy la Luna pasa por el signo de Leo, encontrándose con Júpiter (en tránsito durante los próximos meses por este signo de fuego). Las energías arquetípicas de Leo nos conectan con la capacidad que tenemos para desarrollar y vivir nuestra CREATIVIDAD, y es un signo asociado al corazón. Para mí ha sido un regalo volver a leer de nuevo una obrita del escritor francés Jean Giono, un encuentro con la gran creatividad de este autor inolvidable, y un estímulo para la mía propia.
Las conexiones que se establecen en los encuentros con los demás, físicos o no, a través de nuestras lunas siempre están ahí, lo sepamos o no, uniéndonos por afinidad para compartir, así que con la oposición que presenta la Luna de Giono en Tauro con Urano en Escorpio ha sido inevitable nuestro "encuentro" y que el "maestro" me desvele más señales en el camino a través de su vida y de su obra, porque desde allá dónde evolucione ahora su conciencia podemos seguir en contacto. Hoy llevo leyendo varias notas biográficas de Giono en diferentes y múltiples fuentes, en francés, para tener una idea amplia de quién fue, cómo vivió, cuál ha sido su obra, sus motivaciones, sus ideologías, sus valores, sus inquietudes, sus vivencias más notables.

No voy a realizar ahora une estudio demasiado amplio ni exhaustivo de su carta astral ni una exposición larga de su vida y obra. Mi propósito ahora es utilizar pequeñas notas para conectaros amistosamente con este respetable y admirable escritor (que amaba Escocia por "su misterio, sus nieblas, su paisaje"), con su talento y corazón, y con su interesante persona. Tal vez ello os motive a seguir buscando por vuestra cuenta más información y un acercamiento más personal, tal vez inclusu también os pueda inspirar a ello.
Al final podréis encontrar incluso un enlace donde podréis escuchar su voz, sentir su ritmo, sus energías a través de su voz.




La carta astral de Jean Giono (nacido en Manosque el 30 de marzo de 1895 a las 07.00 a.m., fuente astro.com) presenta (gráfico de Astro-Nex) la activación del Eje de la existencia por la oposición entre Tauro (Luna y Venus) y Escorpio (Saturno y Urano), y este eje de Tierra y Agua, de energías formadoras que concretan, y de energías emotivas transformadoras me parecen patentes en J. Giono. Escorpio son todas esas experiencias vividas por este escritor que participó de joven en la Primera Guerra Mundial (1916, Punto de la Edad en su casa IV en el P.I., dos años en el frente en infantería) teniendo que vivir y observar tanto horror y tanta muerte, sufriendo la pérdida de seres queridos; J. Giono optó por una posición de apoyo a la paz (Marte conjunción Neptuno; en 1938 escribió Le poids du ciel, en defensa de la naturaleza y contra la guerra y las dictaduras y también posteriormente queda patente en la colección Écrits pacifistes ) que le costó sufrir la cárcel en Marsella durante dos meses al inicio de la Segunda Guerra Mundial  (3). La oposición de la Luna en Tauro con Urano en Escorpio inspirarían sin duda su declaración de no obediencia en caso de movilización y su participación activa como anarquista en 1934. Escorpio nos revela todas esas experiencias que vivió de peligros, de desprecio y acusaciones de la sociedad de sus días. Pero su Nodo Norte en Piscis y en la casa XI anuncia esa misión y vocación de escritor (interviniendo también en el teatro y en el cine: L'eau vive, Crésus, Un roi sans divertissement, Le foulard de Smyrne, La duchesse) (5) en la cual la inspiración y la canalización no iban a faltarle a lo largo de los años de su existencia y, a pesar, de las alegrías salpimentadas con sin sabores, sus éxitos y sus momentos de rechazo y crítica negativa (la publicación de sus obras estuvo prohibida durante un tiempo después de la Segunda Guerra Mundial).
La presencia de Júpiter en Géminis, aislado, desvela bien su amplia y variada trayectoria, viajero ya en su edad madura (Escocia, España, y sobre todo Italia); a partir de los años 50 escribió sobre viajes, historia y colaboró con crónicas de humor en periódicos de provincia (Les terrasses de l'île d'Elbe, colección de crónicas aparecidas en la prensa regional).

Tauro es su Ascendente y la obra que leí ayer de él es la historia de un jardinero, de un humilde pastor que trabaja con ahínco y sin descanso en la soledad y el silencio. Giono presenta un Sol en Aries en la casa XII (soledad y silencio), y este personaje tiene esas energías de Escorpio, el poder de transformación y regeneración de la Tierra. Los que conocéis algo la obra de Giono, el traductor de Moby Dick (junto con Lucien Jacques et Joan Smith) (4) al francés, tal vez ya habréis adivinado que me estoy refiriendo a Elzéard Bouffier, el hombre que renueva el árido paisaje plantando pequeñas semillas de árboles con incansable amor, convirtiendo una tierra desierta y sin apenas vida en un vergel paradisíaco protegido. Y lo más maravilloso, ¡todos podemos de alguna manera ser un Elzéard Bouffier!, en diferentes áreas y de diferentes modos, el propósito es aportar más vida, hacer prosperar la vida en el planeta. ¡Una vez más la Tierra necesita colaboradores voluntarios! El hombre ha de vivir libre en una Tierra libre:

"Ce n'est pas seulement l'homme qu'il faut libérer, c'est toute la terre... la maîtrise de la terre et des forces de la terre, c'est un rêve bourgeois chez les tenants des sociétés nouvelles. Il faut libérer la terre et l'homme pour que ce dernier puisse vivre sa vie de liberté sur la terre de liberté [...] Ce champ n'est à personne. Je ne veux pas de ce champ; je veux vivre avec ce champ et que ce champ vive avec moi, qu'il jouisse sous le vent et le soleil et la pluie, et que nous soyons en accord. Voilà la grande libération païenne." (2)




He leído El hombre que plantaba árboles de la editorial El Barquero, con amenas ilustraciones y un interesante epílogo de Norma L. Goodrich que no me hubiera gustado perderme estando como está disponible, os aconsejo pues esta versión. Os aconsejo leer y degustar esta novelita corta y sustanciosa a todos los amantes de los árboles, de la poesía, de los grandes ideales, de la vida, ecologistas y seres sensibles amantes de la Madre Tierra, y, por supuesto, a todos los amantes de la obra de Jean Giono. Es una obra que el propio autor cedió, perdiendo derechos de autor, al ser rechazada por una editorial.
En esta obra podemos encontrar su Nodo en la casa XI, asumiendo J. Giono su pertenencia a la unidad a través de la obra altruista y generosa del protagonista de esta valiosa novela.

Así comienza la obra:

" Pour que le caractère d'un être humain dévoile des qualités vraiment exceptionnelles, il faut avoir la bonne fortune de pouvoir observer son action pendant de longues années. Si cette action est dépouillée de tout égoïsme, si l'idée qui la dirige est d'une générosité sans exemple, s'il est absolument certain qu'elle n'a cherché de récompense nulle part et qu'au surplus elle ait laissé sur le monde des marques visibles, on est alors, sans risque d'erreurs, devant un caractère inoubliable."

Como toda obra de arte ha conseguido su objetivo, ¡sublimar e inspirar!
¡Un canto a la Naturaleza!





Notas:
(1, 2) http://fr.wikipedia.org/wiki/Jean_Giono
(3) http://www.alalettre.com/giono-bio.php
(4)  http://pages.infinit.net/poibru/giono/gionobio.htm
(5) http://pages.infinit.net/poibru/giono/giofilm.htm


Fuentes consultadas y links interesantes para ampliar información:

http://pages.infinit.net/poibru/giono/gionobio.htm
http://pages.infinit.net/poibru/giono/gionlien.htm
http://www.centrejeangiono.com/pages/oeuvre-biographie.php
http://users.skynet.be/giono.peintres/Images/Giono2.pdf
http://www.franceinter.fr/emission-a-portee-de-voix-dialogue-inedit-entre-laurent-gaude-et-jean-giono



sábado, 13 de septiembre de 2014

ENERGÍA EN MOVIMIENTO



Esta última pasada Luna Llena me llamó una amiga desde la playa, oí las olas, ¡sentí el agua! para disfrutar juntas, de alguna manera, de la magnífica presencia de la luna en el mar irradiando su reflejo y luz. Se está activando a Virgo y a Piscis.
El Sol y Venus transitan por Virgo, Neptuno por Piscis y, ya muy pronto, Marte entra en Sagitario. Todos estos signos pertenecen a lo que denominamos en Astrología la cruz mutable: es lo que equivale a energía en movimiento. ¿Resuena contigo? Tal vez tienes algún planeta/s  en alguno/s de estos signo/s. Tal vez sea el Sol (Yo mental), tal vez la Luna (yo emocional) o tal vez Saturno (Yo físico), que son los 3 planetas de la personalidad.  Este movimiento "mutable" por tanto representa variación, lo conocemos bien por nuestras sensaciones y vivencias de inestabilidad ante o en pleno cambio. Como la Luna (el Yo emocional, con sus fases a lo largo de su ciclo alrededor del Sol) que también es mutable. Todo en el Universo evoluciona y cambia, la Luna gira alrededor de la Tierra, ésta alrededor del Sol, y éste y los planetas giran alrededor del centro de la Galaxia en la que vivimos, y ésta, junto con Andrómeda y otras pequeñas galaxias viajan por el Universo unidas.

Como es arriba es abajo, y el ser humano vive también motivado por estas leyes que rigen nuestro Universo. Queremos estabilidad y seguridad, tal como nos proporciona la ley de la gravedad en la Tierra, gracias a la cual nos mantenemos en el planeta, y queremos cambios, unos más que otros, para no aburrirnos, para expandirnos y probar lo nuevo, porque nos desarrollamos a lo largo de nuestra experiencia vital, al igual que el Universo (Ley de Hubble).

Así entonces, podemos perfectamente afirmar:

yo soy
yo soy vida
yo soy cambio
yo soy mutación
yo soy desarrollo

La energía de los signos mutables, en la cual estoy inmersa debido a la posición de los planetas en mi carta natal, proporciona entonces facilidad para adaptarse a los cambios, nos permite podernos mimetizar en entornos nuevos y con personas diferentes. Cuando los signos mutables están activos por la presencia de planetas a la personalidad  le interesan los intercambios y las relaciones (como al Yo emocional, a la Luna), hay una apertura para ampliar y mantener contactos y con ello y de ello aprender, está despierta la curiosidad. Ello les conduce a cuestionar en muchas ocasiones las estructuras, el sistema establecido, el orden y las leyes existentes. En todo caso, conviene tener presente que esta energía mutable tiene como propósito en la personalidad alcanzar mayor comprensión, y muchas veces intuitivamente. Tal vez por esto precisamente estos días recientes puede ser más fácil alcanzar una mayor comprensión del Amor y las relaciones, en una búsqueda sincera de cómo nos vamos afianzando en el Amor incondicional, esta sería la meta transcendente. 

Podemos observar atentamente cuántas relaciones sostengo basadas en la dependencia, la necesidad. Podemos dar un paso más y ganar en sinceridad, revisar mis estructuras afectivas. Estoy, al fin y al cabo, soltando apegos, liberando sufrimiento.

Sabemos que somos Amor, ¡esto es grande! Estamos en el camino con la fuerza más expansiva que mueve el Universo. Sí, ¡el amor!, en el día a día, cada día.

Elegir requiere su tiempo en ocasiones, hemos de tener información pero sin perdernos,  e ir a lo esencial. Lo primero nos lo da la energía de Géminis, pero para ir más allá de la superficie, ir al fondo hemos de utilizar la energía de Sagitario, de esta manera podemos entender y tener una visión más global.

Recientemente sintonicé con el tema propuesto en un taller de Biodanza en el cual trabajaríamos con el niño interior. En las sesiones de Biodanza activamos este acercamiento a los demás, simbolizado por la Luna y la cruz mutable, establecer vínculos es la función de la Luna, en Biodanza es sin palabras,  mediante la sonrisa, el beso, el abrazo, el tacto, la mirada, el gesto, ¡todo el cuerpo habla!. Utilizamos el cuerpo físico (Yo físico, Saturno) para expresarnos y comunicarnos, y se trata, como en la vida de cada día, conseguir que Saturno no nos limite ni coarte en el encuentro con el otro con sus recuerdos.
La experiencia me ha parecido enriquecedora vista desde varios puntos de vista, la vivencia ha merecido la pena ya que ha arrojado más luz respecto a una decisión que quería realizar y para tomar conciencia (Sol -Yo mental) un poco más del nivel en que estoy viviendo mi Luna, mi niño interior. Una vez más ha sido divertido y me aporta felicidad experimentarle en su inocencia, espontaneidad y en su capacidad de juego, dispuesto a participar en y con el grupo, la energía de Acuario anima a mi Luna. También me ha sorprendido observar cómo me alejé en una de las dinámicas de mi esencia, y actué y sentí según la carta de las casas, que es una lectura del condicionamiento del entorno, porque el entorno me percibe de esa manera concreta yo creo que soy así. Es una de las cosas que facilita la biodanza, conectarse con uno mismo.

En el método de Psicología Astrológica de la Escuela Huber estudiamos y profundizamos en el estudio de nuestra personalidad (constituida por nuestro Yo mental -Sol- nuestro Yo emocional -la Luna-, y nuestro Yo físico -Saturno) y nuestra esencia mediante tres cartas, la natal, la carta de las casas y la carta del nodo lunar. Es valiosa esta visión global para entenderse más uno mismo y desarrollarse con mayor libertad y en plenitud. Como veis todos estos conocimientos teóricos de Astrología los podemos activar en nuestras vivencias cotidianas a modo de guía.



¡Hay tantas actividades a nuestro alcance en estos tiempos! Os invito a experimentaros, escucharos, oíros, sentiros fluyendo con los cambios, y, lo que es más, atreviéndoos a cambiar poco a poco todas esas partes de vuestra vida que sabéis no os aportan  ni enriquecen ya para seguir con entusiasmo el camino. ¡Probad algo nuevo! Algo que nunca hayáis hecho ni practicado e implique terapia a través del movimiento (por ejemplo, risoterapia, psicodanza, biodanza, danzaterapia, movimiento armónico, etc.).

¡Vivamos nuestra vida en plenitud!