sábado, 18 de mayo de 2013

Creando puentes en nuestras relaciones


He tomado algunos aspectos astrológicos que están produciéndose en nuestro sistema solar para inspirar algunas reflexiones que seguramente nos aporten mayor luz a lo que nos ha pasado días atrás, y a lo que podemos vivir en estos próximos días.

Venus Afrodita nos conduce en nuestras relaciones sentimentales a utilizar el diálogo y la comunicación para renovar las situaciones que pudieran estar estancadas. Se trata de caminar hacia relaciones en libertad basadas en altos ideales. Nuestros valores respecto al amor y las relaciones han de ser expresados para que realmente se pueda producir una comunión entre almas, almas que caminan juntas por este planeta formando parte de un grupo que vibra en la sintonía de la fraternidad. Ahora es posible salir de la inercia y utilizar energías que impulsan al diálogo abierto, en el que cada uno puede expresar su verdad interior, lo que piensa, lo que siente para poder seguir adelante juntos, con la luz guiando las relaciones. Es una elección y sintonizar con esta energía es fácil, hemos tan sólo de querer, nuestra voluntad decide.

¿Qué ocurre si nos cerramos o rechazamos esta gran posibilidad? Si nos vamos al silencio, al secretismo, al ostracismo, si nos encerramos en un mundo de dualidad sin el mínimo ánimo de encontrar el punto de equilibrio, si nos mentimos, si mentimos, si nos dejamos llevar compulsivamente por miedos más o  menos inconscientes, la confusión se puede adueñar de nuestro destino inmediato, la atmósfera se vuelve tóxica, la que creamos nosotros con nuestra actitud y decisiones. Nos perdemos una gran y buena oportunidad.



Porque tenemos la gran puerta abierta, sólo hemos de cruzar el umbral. En nuestro silencio está la verdad y la luz, en nuestro templo interior, en nuestro santuario sagrado, espacio de dulzura, bondad, verdad y claridad. Podemos crear sólidas estructuras expresando nuestros sentimientos, viviendo plenamente nuestras emociones, nos guían Neptuno y Saturno para reconstruir internamente las bases que nos sostienen y desde las cuales creamos a su vez estructuras basadas en el amor y el respeto, en la sabiduría y el idealismo, el sentido práctico que nos permite arraigarnos en la materia se conjuga maravillosamente en armonía ahora con los sueños que nos guían, el romanticismo con el que creamos nuestra realidad inmediata porque es la que sabemos que nos conviene y nos nutre.

Mis estructuras internas básicas se afirman y confirman a la vez que se renuevan, esto es posible si me deshago de lo que ya no me sirve para avanzar, para vivir en armonía. De la mano de Plutón en Capricornio en cuadratura con Urano en Aries podemos ser más conscientes de reacciones que podemos manifestar compulsivas. Qué podría hacer un Urano en Aries, dos energías rebeldes, impacientes que juntas son muy primarias, es la actitud del adolescente que cree saber todo y que protesta para que le “dejen en paz porque hace lo que le da la gana”, sobre todo si llegamos a esa edad de 18 años, mayoría de edad, “ya podemos hacer lo que nos da la gana”. Pero ¿somos conscientes y responsables de todo aquello que nos “da la gana”? Ya no somos niños, ¿vivimos realmente en el adulto que reflexiona y dialoga, que expone sus ideas y pensamientos con calma pero con asertividad? Tal vez es lo que nos pide esta energía plutoniana en Capricornio, adquirir madurez interior, sabiduría, conocimiento, profundizar, enfrentar nuestras fantasías y escapes. ¿Está fundamentada mi realidad en lo que de verdad me aporta consistencia a mí? Urano permite el cambio, y permite una energía fuerte que nos dinamiza para sentirnos más ligeros, sólo hemos de ser capaces de desprendernos de lo que ya no nos sirve, de lo que nos intoxica.

¿Por qué estoy frustrado? ¿Puede relativizar alguna de estas circunstancias concretas para seguir adelante? El diálogo conmigo mismo y con los demás puede ser profundo y sincero, sin dejar por ello de estar impregnado de la magia y la chispa del amor y la alegría. Los excesos de severidad, juicio y exigencia, conmigo o con los demás, han de esta atemperados por la flexibilidad, la tolerancia y la comprensión, sin que por ello pierda mi Norte, mi meta, la realización de mi destino.


Venus géminis sextil Urano en Aries
Mercurio en Géminis cuadratura Neptuno e Piscis
Neptuno en Piscis trígono Saturno en Escorpio
Plutón en Capricornio cuadratura Urano en Aries