domingo, 29 de diciembre de 2013

Los lazos transgeneracionales





Sanando los ancestros

Podemos sanar el sistema de creencias, pautas mentales, pautas emocionales, heridas, preocupaciones y los sufrimientos de nuestros ancestros maternos que impregnan nuestra memoria celular, puesto que seguimos unidos a ellas. Por supuesto también seguimos unidas a su fuerza, a su coraje y valor, a su sabiduría y experiencias positivas, merecen todo nuestro respeto y hemos de honrarles.

Considero que el tránsito de Júpiter retrógrado por el signo de Cáncer nos permite ahondar en la energía femenina, en la familia y liberar el potencial de sabiduría que nos pertenece como herederos del árbol genealógico. Por supuesto habría muchos otras pautas que en cada carta natal pueden estar activándose y ofreciendo esta oportunidad. Además el tránsito de Saturno por Escorpio ha tocado a algunas personas el Nodo Sur, y surgen los temas más complejos de este signo que hayan podido quedar sin sanar: abuso de poder, acciones secretas, excesos sexuales, pasión, violencia, auto-destrucción, extremismo, corrupción, venganza, odio, rencor, sentimiento de inseguridad y de abandono, rechazo de inserción social, atracción por el dinero. Y por otra parte nos queda también para integrar mucho de positivo de este signo de Escorpio, está ahí, a nuestra disposición, esperando ser “rescatado”:

Tenacidad, audacia, voluntad, altruismo, dominio de sí, sagacidad, perspicacia, sentido de la justicia, nobleza, prudencia, reserva, valentía, comprensión rápida y profunda, capacidad de escrutinio.

¿Tienes el Nodo Norte en Tauro y el Nodo Sur en Escorpio?. Observa  estos intervalos:


Finales de agosto de 1947 hasta finales diciembre 1948.

Marzo 1966 hasta Julio 1967

Octubre 1884 hasta finales marzo 1986.


Repasando un poco la historia de mi árbol genealógico, hasta donde he podido recoger información, y recordando palabras, conversaciones y frases de mi madre y de una de mis abuelas (la otra la perdí cuando aún era más joven y no recuerdo) he recopilado suficiente información como para empezar todo un trabajo que abarca la psicogenealogía.

Te animo a que pruebes y a que investigues, desbloquear siempre permite que avancemos más ligeros y alegres por la vida logrando además realizar muchos de nuestros sueños y proyectos que permanecen estancados o avanzar muy lentamente. Sé que en ocasiones se necesita más de una sesión terapéutica para ir liberando material inconsciente, para soltar la cólera, la ira, el resentimiento, pero podemos ahora mismo empezar a utilizar y practicar algunas técnicas sencillas (como el Hooponopono) y, dependiendo del grado en que cada una se encuentre de avance a este propósito, algo más de libertad y de autonomía.

Miranda Gray proponía la siguiente meditación para la Luna Llena de octubre, y aunque ya pasó, siempre es una buena ocasión dedicarnos a nosotras mismas un tiempo para sanar. Aquí tienes el link porque considero que es una herramienta de sanación que favorece nuestro renacer interior.

¡Probad! ¡Avanzad!


jueves, 19 de diciembre de 2013

Herramientas para la auto-sanación y armonización

Interesada en conectar con mi cuerpo físico como vehículo sagrado donde habita mi alma en esta vida, mi conciencia, como acompañante de mis procesos evolutivos y de despertar de conciencia, como amigo que me permite a través de los sentidos, de las sensaciones experimentar más allá del plano mental, experimentar en el mundo denso de la materia como vía para seguir expandiéndome por el Universo (se nota la influencia de la reciente Lune Nueva en Sagitario), allá por el año 1993 empecé a asistir a clases de Aikido y de Katsugen Undo en el centro Tenshin, palabra que significa “corazón del cielo puro”. El Katsugen Undo fue creado por Haruchika Noguchi con el propósito de que cada individuo de manera autónoma tomara la responsabilidad de regular su organismo, volver a la “normalidad”, armonizarse (aquí habla mi Marte en Libra!), una práctica que debe realizarse con naturalidad, y sin un fin concreto. Realmente es una práctica sencilla que puede realizar cualquiera, desde un niño hasta un anciano (si estáis interesados poneros en contacto conmigo). Con la mente en estado Tenshin. Aspectos estos importantes: autonomía, libertad, responsabilidad.
Haruchica Noguchi


Curiosamente ayer, en este mes de diciembre del 2013, estuve escuchando varias entrevistas con el Doctor Hew Len (Hooponopono: corregir el error) y encontré la misma esencia en sus experiencias y en sus enseñanzas a través de la práctica del Hooponopono, alcanzar: “Un estado mental donde uno es puro de corazón”. Jesucristo dijo lo mismo: “Bienaventurados los puros de corazón porque ellos verán a Dios”.

Han pasado 20 años entre mi descubrimiento y práctica del Katsugen Undo y el encuentro con el Hooponopono y la línea que los une sigue siendo la misma, volver a la armonía de manera autónoma, auto-sanarse- responsabilizarse. En realidad no es cuestión de conocimiento, ya que lo importante es la Sabiduría, la cual va destilando Dios en las almas más iluminadas, y para estar iluminados es necesario alcanzar precisamente este estado de transmutación de los recuerdos para permanecer en el silencio y la paz interior, puesto que soy perfecto, creado por Dios, infinito y a “cero”.

Por primera vez en mi vida en la celebración de esta última Luna Llena, en Géminis el pasado martes, participé en un grupo de Bendición del Útero, coordinados internacionalmente por Miranda Gray. Resonó con aquello de: “Si quieres cambiar algo en tu vida, haz algo diferente”. De una manera u de otra, participando mi subconsciente y mi consciente esta realidad se ha creado, gracias a la sincronía, apareciendo las personas y los medios oportunos, y ¡por duplicado!. ¡El Universo es Abundancia! Con plena consciencia he dedicado un tiempo a honrar a mis ancestros, a honrar la sabiduría que yo heredo de ellos, y a su vez a dedicarles un tiempo y una atención amorosa para ayudarles en sus procesos evolutivos. Te invito a probar esta nueva vivencia si aún no lo has hecho. Especialmente a las mujeres, volvamos la mirada a las mujeres que nos han precedido. Estos días de atrás soñé con mi abuela materna, y también me he encontrado con la abuela Margarita, me he conectado con ella a través de las entrevistas publicadas en Internet (es la manifestación de esta mi Luna en Acuario en contacto con planetas en Virgo en la IX), con los conocimientos y sabiduría que nos transmite a todos. Sí, está siendo esta una semana de encuentros a través de Internet con personajes venerables, ancianos. Es la oportunidad dada por el tránsito de la Luna llena desde Géminis -comunicaciones, contactos, llamadas, escritos- hacia mi Saturno en Piscis y mi Urano en Virgo, activando el eje del pensamiento. Aunque otros prepararon el camino días atrás, con otras enseñanzas complementarias. Ha sido un fantástico encuentro entre el conocimiento griego, la filosofía y las costumbres ancestrales como pueden ser las celtas o las amerindias. Es unir el sentimiento de agradecimiento a la Madre Tierra, la conexión con los cuatro elementos y la veneración a cada uno de ellos y el conocimiento abstracto puramente mental. En realidad es una unión de trabajo y aprendizaje mental sin olvidar e integrar el cuerpo, a través del cuerpo, en armonía con el cuerpo, el vehículo donde ahora nuestra conciencia experimenta a través de los sentidos. Vuelvo a Saturno.



¿Habéis reflexionado, en concreto aquellos que tenéis ya una edad madura, que nuestras madres y nuestras abuelas y nuestras bisabuelas junto con sus madres, abuelas y bisabuelas, no han disfrutado de tantos privilegios, facilidades, comodidades y oportunidades como nosotros ahora mismo? Llegó tal vez el momento de dedicarles y ofrecerles un lugar en nuestras vidas, en nuestro corazón, de escucharlas y sentirlas, de enviarles luz y amor a sus vidas pasadas. Formamos parte de un mismo árbol. Y ponernos manos a la obra con lo que está pendiente de solucionar, todas las cargas transgeneracionales que pueda tener el árbol genealógico de cada uno puede ser una gran oportunidad para avanzar nosotros mismos. A este respecto encontraréis interesante información en español en los vídeos de Enric Corbera.

Rebuscando en mis cuadernos información y fechas recogidas de acá y allá hace años cuando empecé a estudiar Astrología con Daniel Dancourt, un Seminario de Astrología Genealógica, me he sorprendido (¡no me acordaba!) porque ya por entonces realicé un gráfico con el árbol genealógico. Hace 15 años que hubo ya una llamada a realizar este trabajo de limpieza y regeneración. Pero desde entonces también ha habido algunos fallecimientos, se fueron de este plano-espacio mi abuela materna y mi madre, mi tía-madre, algunos otros miembros de la familia. Es una etapa totalmente diferente, con otras herramientas, con experiencias nuevas. Pero uno vuelve al punto esencial. Este fin de semana he descubierto el trabajo que realiza Thomas Edy en terapia respecto a los arquetipos transgeneracionales, y trabaja con la ¡Astrología! (método IAB, intégration astro-bioénergétique). Es increíble, uno encuentra de una manera u otra siempre el resonar con la misión actual, la vuelta al origen. Mi ser canta de gozo y gratitud.


Estuve observando el paso de Saturno desde Escorpio por mi Luna recientemente, algo que les puede haber ocurrido a más personas, a todas las personas con la Luna en Acuario, en Escorpio, en Leo y en Tauro. Tal vez podía ser también el Punto de la Edad desde la casa VIII a mi Luna. Hay una orientación a la transformación de los ancestros, a recibir toda la herencia con honor y agradecimiento a la vez que hemos también de responsabilizarnos de temas que están por sanar, por liberar, toda la carga transgeneracional. ¿Quién quiere ocuparse de ello? ¿Quién quiere limpiar estas cargas del árbol? ¿Algún voluntario? Siempre surgen voluntarios, no hay que preocuparse. Las cargas que nos llevan a vivencias, situaciones, sensaciones y encrucijadas en las que nos sentimos bloqueados. Y nos preguntamos por qué me pasa esto a mí, por qué esto es así, por qué yo, etc. Decía el Doctor Ihaleakala Hew Len, en la estupenda entrevista realizada por Rita Montgomery y el Doctor Rick Moss, cuando nos preguntamos por qué: “El por qué son los viejos datos reproduciéndose, y nos atascamos en ello”. Estos días me preguntaba no el por qué si no de qué manera poder liberar de manera rápida (uno no puede evitar sentirse impelido por la energía de Acuario donde se ubica mi Sol) y eficaz las cargas, y de una manera que nos sintamos autónomos, independientes y responsables.



Tanto Noguchi como Hew Len nos proponen vías para desarrollar la propia valía y autonomía, mi auto-cuidado. Y cómo favorecer estos procesos de liberación no sólo en mí, en los demás, en aquellos con quienes nos encontramos y piden ayuda, consejo, para el Universo entero. Porque no es tiempo de sufrir, es tiempo para el perdón, para el Amor. No es tiempo de permanecer enredados en los traumas, de dar vueltas, hacer giros y piruetas, de ir a unos y a otros -algo que puede resultar muy enriquecedor por otra parte- de probar múltiples técnicas -que no deja de resultar apasionante para nuestra insaciable sed de curiosidad-, de hacer mil cosas a la vez -tentador para espíritus dinámicos, es tiempo de avanzar y deprisa, interesa la sencillez, la síntesis, concentrar. Lo que estaba oculto está saliendo a la luz y se está compartiendo en grandes círculos públicos. Es hora de que la Humanidad avance. Estamos creando la Nueva Tierra, entre tú y yo, entre todos.



Los problemas siempre traen sus soluciones. Así que, siguiendo con el Doctor Ihaleakala Hew Len: “Sólo te tienes a ti mismo, pero tienes un buen guía llamado Dios con quien puedes hablar directamente. El problema no soy yo, son los datos que hay en mí. El problema es un recuerdo que se repite y yo le digo a Dios: quisiera enmendar ese recuerdo que repite mi problema, que recrea la enfermedad, que recrea el sufrimiento. Y lo siento. Por favor, perdóname por esos recuerdos. Y entonces la Divinidad tiene la capacidad de borrarlos”.


Y para aquellos que deseéis ampliar acerca del Hooponopono leyendo una de las entrevistas con  el Doctor Ihaleakala Hew Len os anoto este enlace:



martes, 3 de diciembre de 2013

Espacios interiores


"El hombre busca vida fuera de sí mismo, pero lo que busca está en él.

Dios ha creado varias puertas que conducen a la Verdad, y las abre a todos los que llaman con Fe en las manos."



                     Khalil Gibran, Los secretos del corazón.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Hay otros mundos, pero están en este

Júpiter retrógrado en Cáncer

En medio de la noche, en medio de la oscuridad, junto al lago, obsesionada por la pérdida de su pareja, una mujer ahoga sus penas y emociones en una copa de vino, volviendo al pasado, sumergiéndose en sus recuerdos, en todas las imágenes grabadas que la transportan hacia esas sensaciones de amor y bienestar experimentadas con el ser que ya no puede estar a su lado ahora. Hasta que el sueño se apodera de su aturdida mente y de su torturado corazón. Y un nuevo y sorprendente sueño comienza en su vida, porque no es posible vivir sin alegría, sin entusiasmo, sin chispa. Así comienza la película Starman, estrenada el 14 de diciembre de 1984, bajo el signo de Sagitario, donde está ahora el Sol. Y comenzamos, como corresponde a Sagitario, un nuevo viaje iniciático que transforma una existencia.

Y en la noche aparecen otras luces, resplandores, fuego que anuncia una renovación, un inicio, vida en el lago de las emociones. Otros colores, otras energías que se acercarán a ella, entrando así en su “hogar” lo inesperado, inusual, irreal y sorprendente. Existen otras dimensiones de nuestra realidad, existen otras dimensiones, existen otras formas de vivir.



¿Qué nos sostiene en nuestra existencia? ¿De qué están hechas mis raíces? ¿Qué me hace sentirme arraigado o arraigada?
Cuánto pueden mover la conciencia la soledad, la pérdida y la ausencia de un ser amado, el alma prosigue su evolución y las respuestas no se hacen esperar.

Cuando pensamos en Cáncer, nos viene la imagen de la maternidad, una mujer encinta, la mujer que nutre, que protege, que cuida, que apoya y sostiene el proceso de crecimiento.

A veces podemos pensar que no podemos vivir dos veces situaciones cortas aunque intensas que nos vinculan emocionalmente con personas maravillosas, pero de las cuales hemos de despedirnos y seguir nuestro camino.

Requiere poco tiempo entrar en contacto con una civilización que invita a ser visitada y que, sin embargo a la hora de la realidad, no da la bienvenida ni acoge con respeto. El camino de vuelta a casa empieza su cuenta atrás, la energía que traemos y la misión tiene una duración determinada que no podemos prolongar más allá de lo estrictamente necesario.

Pero nada es en vano, ninguna experiencia ni pasaje, ningún viaje, los encuentros, las vivencias, nada es en vano y tiene un propósito, un sentido, una finalidad. Todos nuestros deseos son escuchados, todos nuestros anhelos ocupan un espacio en nuestra conciencia y energéticamente se va entretejiendo la trama para ir materializándose.

Es posible ahora, es posible ya, continuar nuestra evolución sin sufrimiento. Depende de nosotros elegir en qué tipo de plano queremos estar porque resuena con nosotros, sabiendo que siempre, si queremos, podemos seguir avanzando hacia planos más sutiles y elevados de comprensión y de expansión de amor y luz.

En esta película -dirigida por John Carpenter- encontramos a Jeff Bridges (nacido bajo el signo de Sagitario) protagonizando  a Starman que se “encarna” y asume el cuerpo humano para integrarse como uno más, pudiendo así comunicar, en un principio con un vocabulario muy reducido, pero va aprendiendo, y sin faltar humor, al fin y al cabo es una película que ve la luz bajo el signo de Sagitario. Pero aún no ha llegado el momento adecuado para que otras civilizaciones puedan convivir con la humanidad, aún la humanidad no ha logrado, como en la estrella de la cual procede Starman, erradicar las causas del sufrimiento: erradicar la pobreza, acabar con la violencia. Starman ha de conseguir llegar a un punto concreto, un cráter, en tres días para ser recogido y volver a su lugar de procedencia. Si no, moriría. Pero lo importante, como siempre, no es la meta, no es el fin que perseguimos, es el viaje, lo que ocurre durante el viaje, los compañeros de camino, cómo interactuamos, qué aprendemos unos de otros, qué nos rebelan de nosotros mismos estas relaciones, y cómo continuar hacia la meta a pesar de los rodeos que a veces hemos de dar. Starman se hará acompañar, en un principio forzadamente, por una mujer viuda, papel protagonizado por Karen Allen (nacida bajo el signo de Libra), quien más adelante elegirá voluntariamente proseguir el camino juntos y ayudarle a regresar. Curiosamente, en toda la película ninguna figura femenina se muestra hostil, tal vez porque como dice la protagonista “sólo las mujeres pueden dar a luz”, tal vez queda como referencia poética, quien da la vida no puede ir en contra de la vida. Pero Starman sí puede “devolver” la vida. Tal vez porque realmente no existe la muerte, tal vez porque todo se transforma, tal vez porque todo es en realidad, energía, conciencia.

Esta película en la que se nos cuenta con humor y con amor un proceso de transformación, una invitación a la conciencia a abrirse, al cambio, a sintonizar con ideales humanitarios, con el corazón. Al final, los planos se superponen y es posible vivir en mundos paralelos, cada uno de nosotros, finalmente, creamos con nuestros pensamientos esos “hogares” en los que vivimos.

Esta retrogradación de Júpiter en Cáncer vuelve a ser una oportunidad para entrar dentro, para expandirme hacia dentro, para crear el hogar ideal donde poder desarrollarme y crecer, es momento de conectar y despertar mi sabiduría emocional interna, de aprender un poco más a trabajar y vivir con mis emociones, a trabajar un poco más con mi energía femenina en todas sus manifestaciones, sea uno hombre o mujer. El hogar es algo más que cuatro paredes, el hogar se crea dentro de nosotros, ese espacio interior donde nos encontramos con nosotros mismos en confianza, donde nos damos siempre la más dulce acogida y aceptación, ese espacio donde nos permitimos elaborar nuestros sueños e ilusiones, el reposo y la paz la encontramos dentro de nuestro santuario interior. Es tiempo de seguir trabajando este hogar interior que me permite expandirme.

Starman nos trae el mensaje de que podemos seguir evolucionando y creando un mundo más humano y civilizado, un mundo donde aparte de tecnología vivamos con empatía, con comprensión, con respeto por toda vida. El papel del actor Charles Martin Smith, protagonizando a Mark Shermin, fortalece también la esperanza en la raza humana, un hombre capaz de renunciar a su carrera ya que mantener su puesto supondría el precio de la vida de otro ser.
Aquí estamos agradecidos por disfrutar de un planeta tan bello y generoso que nos acoge en todo momento y apoya con paciencia nuestros procesos evolutivos.

Y, a pesar de que Starman ha de regresar a su mundo, a su estrella, hemos de saber que las semillas con la promesa de una civilización más evolucionada siguen germinando.


Júpiter estará retrógrado hasta el 7 de marzo del 2014, a 10º de Cáncer.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Transformando y liberando emociones con la energía del fuego

Vamos a trabajar un poco más nuestro cuerpo emocional.


Dentro de los cuerpos platónicos, el tetraedro está asociado al elemento Fuego, al estómago como órgano, al cuerpo energético, y su misión es incrementar la energía y las vibraciones. Vamos a observar los dibujos del tetraedro, vemos que está formado por triángulos, la energía del 3 constituye la fuerza de la manifestación (de ahí repetir tres veces en numerosas ocasiones una fórmula para cargarla de energía y permitir así que se manifieste, como en las oraciones de metafísica) nos conectamos así con su energía, cada uno permanece en su contemplación en la medida que sienta que lo necesita, que lo desea. Hemos de utilizarla en equilibrio.


Tanto para aquellos que tienen en sus cartas un elemento Fuego predominante como para aquellos que en las cartas natales presentan carencia de este elemento, esta conexión nos permite equilibrar esta energía en nosotros.

La Luna, como regente de Cáncer nos lleva a centrarnos en emociones y en el estómago.
Podemos centrarnos en nuestro cuerpo físico y tomar conciencia de nuestro estómago, en la zona de plexo solar. Sentir si está relajado, y trabajar su relajación si sentimos nervios, tensión, miedos, ansiedad. Podemos relajar esta zona poniendo ambas manos en el estómago, inspirar suavemente, procurando hacerlo con el abdomen si podemos, y espirar suave pero profundamente soltando la tensión, la preocupación, los miedos, la ansiedad… Estamos viviendo una fase de Luna Nueva en el signo de Escorpio, así que ponemos nuestra voluntad para liberar, soltar, aligerarnos. En esta relajación nos permitimos expandirnos hacia estados de paz y bienestar emocional.




¿Cómo es la energía del fuego? Observemos una llama. Hacemos así una conexión con el propósito de Escorpio, porque al igual que esta energía, el Fuego quema y transforma.
¿Qué necesitamos transformar nosotros en nuestra vida? Hoy podemos dedicar este pequeño espacio reflexivo para tomar conciencia de ello.


El Fuego de Kundalini, el fuego del corazón, el fuego del espíritu, el sol. El Fuego, la llama, la luz, nos conducen a la visión de la unidad. Somos amor, somos luz en el Corazón Divino que nos nutre y sustenta. Somos uno en el Uno.






¿Dónde hay Fuego? En el centro de la Madre Tierra, en el cinturón de electrones del Sol (erupciones y tormentas solares). Luz y calor, agua, vida.





¿Qué necesitas hoy, con conciencia, en este momento, purificar en ti, en tu vida? Tal vez la rabia, la ira, el enfado, la frustración, el miedo, el sufrimiento. Llévalo simbólicamente hasta el Fuego, visualiza también el color violeta, llévalo todo al fuego de la Tierra, al fuego del Sol, al Fuego del Espíritu para que se transforme en Luz pura; visualiza una llama violeta, todo se transforma en consciencia pura, en perdón, en tolerancia, en AMOR, en energía pura, en fe, en alegría, en comprensión, en entusiasmo, servicio, constancia, motivación, acción, confianza.







El Tetraedro tiene 6 aristas, y este es el número del amor y de la unión. Volvemos al corazón para conectarnos con nuestra propia esencia, pongamos la mano izquierda si queremos refrescar, la derecha si necesitamos activar el fuego del corazón. Desde esta conexión con nuestro corazón, en unión con nuestro esencia central, amémonos por un instante con conciencia, aceptémonos, permitámonos irradiar con libertad lo que late en nuestro núcleo. Conectémonos con el corazón de la Madre Tierra, conectémonos con el corazón del Sol, con la energía Divina, expandámonos con coraje y alegría, nuestro espíritu a lo más alto y, en nuestra vida terrenal, en nuestra actividades, proyectos y trabajos.

domingo, 3 de noviembre de 2013

Activando nuestro potencial

Muchos acontecimientos están ocurriendo en el cielo en estos días: la Luna Nueva en Escorpio y el eclipse de hoy, la cuadratura de Plutón con Urano, la retrogradación de Mercurio en Escorpio hasta el día 11 aún, la de Júpiter el día 8, Venus va a entrar en breve en el signo de Capricornio. Al observar todas estas energías de los planetas me he preguntado en cuál de ellas centrarme, sin perder de vista el conjunto. Finalmente me he decidido por quedarme en el signo de Escorpio que es donde han coincidido los últimos encuentros planetarios, y por donde Saturno -junto con el Nodo Norte- transita ahora (a 13º) hasta diciembre del 2014 que pasa al signo de Sagitario. En marzo del 2014 estará retrógrado. De momento al día de hoy afecta a algunas personas que han nacido hacia el 3 de noviembre, y para marzo afectará al Sol de aquellos que nacieron entre el 13 y el 20 de noviembre, de sus años respectivos de nacimiento. Por lo cual ya tenemos presente que involucra a los nativos del segundo y tercer decanato. Por supuesto estará afectando a los planetas personales de algunas personas, por conjunción u otro aspecto, ya sea a la Luna, a Venus, a Mercurio o a Marte, vamos a considerar los que son personales. Sea o no que nos afecte vamos a meditar un poco acerca de su influencia y cómo podemos manejarla creativamente. Aunque no se sepa astrología ni se conozca la carta astral uno siente cuándo ha llegado el momento de trabajarse a fondo temas de autoestima y autovaloración, cuestiones emocionales, temas de relaciones personales íntimas, o tal vez la capacidad de iniciativa y de acción.

¿CÓMO TRABAJAR CREATIVAMENTE CON LOS SENTIMIENTOS DE INVALIDEZ, IMPOTENCIA, PESIMISMO, SOLEDAD, FRUSTRACIÓN, LIMITACIÓN?

Una vez más tal vez me parece importante que, primeramente, nos conectemos con nuestro corazón, que pongamos la mano (derecha o izquierda), o las dos manos, en el pecho para conectarnos con su ritmo, son su sentir, su saber en este momento. Escuchemos unos instantes sus mensajes. Seguramente haya aparecido algo de tristeza, no necesariamente depresión, ante sentimientos parecidos a los descritos. El corazón ha entrado en estado de sentirse “separado”, de algo, de alguien, de la vida, de la fuerza, de la lucidez, de la magia y la chispa. Es una sensación de pesadez, nos podemos sentir constreñidos. Y seguramente tengamos además que tomar decisiones y realizar algún cambio o giro en nuestras costumbres, hábitos, maneras de hacer.
Es un buen momento si vemos que tras todo esto hay una gran oportunidad. ¡Y la hay!

Si observáis en el vídeo que acompaña esta entrada he escogido imágenes en las que aparecen grandes tambores, el gran monte japonés Fuji, he querido conectar con la energía de Júpiter, con la expansión que nos permite superar sentimientos de “no puedo”. Y he escogido ritmos fuertes, enérgicos que hacen sudar, gastar energía, la energía de Marte, movimiento. El humor, la simpatía chispeante de algunos de nuestros amigos, las actividades de disfrute en todos los campos (físico, intelectual, espiritual, la vía del tantra) y la acción nos permiten cortar las sensaciones saturninas y cambiar de vibración, de polaridad. Sobre todo en estos tiempos en los que estamos soltando patrones de víctima, de sufrimiento, y escogiendo con conciencia y con responsabilidad nuestros estados internos, nuestro destino. Aprendemos poco a poco y sin agobios, pero sin pausa, sin exigencias -precisamente saturninas- pero con consciencia, con voluntad y con tenacidad. Y escuchando, siempre, siempre al corazón.

En realidad nuestra liberación está unida a la liberación de los demás por lo tanto hemos de trabajar juntos, nadie salva a nadie, y cada uno de nosotros está dotado de un potencial que se activa precisamente en los momentos más crítico en los que es necesario superar desafíos y avanzar, aunque el ritmo con Saturno se ralentice, lo cual nos permite, por otra parte, hacer un trabajo de mayor precisión y con máxima perfección. Eso sí, evitando que la exigencia (Saturno) nos agobie y bloquee la creatividad y la inspiración.



Nuestro corazón en estos momentos sabe que necesitamos luz, y precisamente “el amor no es sólo consuelo, es luz” (Simone Weil).


Todo este pasaje de planetas por Escorpio pueden favorecer precisamente la liberación, porque a eso invita Escorpio, signo de agua, emociones, vamos a trabajar la liberación del cuerpo de sufrimiento emocional. Saturno nos permite afrontar la realidad, si es el sufrimiento, observemos el sufrimiento interior, aceptémosle, conectándonos con nuestro corazón, siempre. Observemos nuestro sufrimiento interior, seamos testigos de su presencia, de su existencia. Este es nuestro trabajo, romper la identificación con el cuerpo de sufrimiento permaneciendo constantemente conscientes, presentes. (Eckhart Tolle). Es la invitación de la vida, de nuestro corazón de amor y de alegría, de nuestro ser de luz, actuemos entonces, vamos a desapegarnos y soltar nuestro sufrimiento, es momento de transmutar y de caminar más ligeros. ¡Podemos! ¡Adelante!




martes, 15 de octubre de 2013

Espacios invisibles

Permitir volvernos hacia dentro de nosotros mismos y explorar lo invisible es posible gracias a la retrogradación de los planetas.

El astrólogo francés Charles E. Vouga escribió dos libros y dió una serie de conferencias en las que aportó interesantes reflexiones acerca de su visión y experiencia respecto a los planetas retrógrados.

En este mes de octubre Mercurio va a retrogradar, a 18º del sigo de Escorpio. Lo hará en noviembre Júpiter a 20º de Cáncer. Sin embargo, en noviembre Neptuno se pone directo a 2º de Piscis, y también lo hará Quirón a 9º de Piscis.
Consideremos estos datos en lo concerniente a sus tránsitos por nuestra carta natal y por nuestra carta progresada, sin olvidarnos de las personas que nacen con esta peculiaridad en estos días a venir.

Quiero recopilar aquí algunas de las enseñanzas de Charles E. Vouga recogidas en el libro Astrologie expérimentale. Miremos con estos datos nuestras cartas natales, cómo están los planetas, directos o retrógrados. Miremos las progresiones, cuándo un planeta retrógrado se volvió directo, qué constatamos entonces en aquel momento y por aquellos meses, y en adelante.

Observemos los tránsitos a planetas que se pusieron retrógrados por progresión, qué ha cambiado, cómo se expresa su energía, cómo la podemos llegar a utilizar o parece que nos cuesta utilizarla.

Cómo se expresa la energía de un planeta retrógrado en un aspecto y en una configuración planetaria, en una figura de aspectos. Y todo esto en las consultas con las personas que llegan hasta nosotros.
Una nueva perspectiva se puede abrir ante nosotros.

Los planetas retrógrados nos conducen  muy lejos en el dominio del inconsciente, de lo invisible. Lo que es consciente lo es por la virtud de la horizontal, es el espacio, la horizontal es lo masculino, la experiencia, el campo vital en el cual estamos encarnados. Nuestro compromiso y acción en la materia, el campo de nuestras experiencias. La emergencia se realiza en el punto de unión del lado masculino y del lado femenino representado por la línea vertical, el tiempo. El hombre es a la vez tiempo y espacio.




Cuando un astro retrograda suspende su acción sobre la horizontal y remonta en el tiempo, remonta al inconsciente, mira arriba, de dónde ha venido, no se ocupa de la vida encarnada, suspende su energía, hay algo bloqueado.

Para comprender la vida, el movimiento de un planeta, hemos de imaginarle necesariamente en una espiral. Espirales en las cuales giran en el sentido de las agujas del reloj o en el sentido contrario a las agujas del reloj.
Cuando el astro asciende retrógrado su espiral sigue al Sol en el sentido de las agujas de un reloj. Cuando el astro está directo, el movimiento es en el sentido contrario a las agujas de un reloj.

Cuando el astro retrograda hemos de sacar provecho de todo aquello que nos aportó cuando su movimiento era directo.

Por otra parte, tengamos en cuenta la naturaleza del planeta, si es masculino (Urano, Júpiter) o femenino (Saturno, Neptuno), y si se encuentra en un signo masculino (Acuario) o femenino (Piscis, Capricornio). Estas sutilezas pueden ayudar mucho en un análisis profundo por circunstancias especiales a tener en cuenta y que se quieran investigar en busca de claves definitivas.

Cuando el planeta vierte está directo, cuando el planeta no vierte, está retrógrado, recoge, recibe para después cuando vuelva a estar directo poder darnos. Es una corriente alternativa. Este es el latido perpetuo que expresa la carta astral. Ocurre así igualmente en nuestra vida: aprendizaje, asimilación y después podemos pasar a enseñar o a utilizar este aprendizaje. Recibir para dar. Si no damos, no recibimos. Si nuestra copa está llena y no hemos compartido, no recibiremos nada más.




Observemos entonces en cada aspecto de la carta si uno de los planetas está en posición retrógrado, observemos las progresiones para ver cuándo -si llega el caso- se pone directo. Si en un aspecto un planeta está retrógrado se encuentra ocupado en recibir de arriba, y el que está directo en dar lo que tiene. Cada uno tira en una dirección. Este aspecto no tiene entonces toda su fuerza si los planetas no están ambos directos.

La energía del planeta retrógrado la tenemos, ya está adquirida, es como un crédito bloqueado. Podremos servirnos de él cuando el planeta esté directo. Los tránsitos sobre estos planetas retrógrados no tienen tanta fuerza.

Cuando un planeta retrógrado por progresión se vuelve directo entonces su energía bloqueada en las fuentes de nuestro ser desbordarán en ese momento. Y entonces los tránsitos tendrán otra fuerza.

Observemos los planetas que se vuelven retrógrados, son energías que vuelven hacia experiencias pasadas para poder asimilarlas y reconstituir un nuevo capital hasta que su giro sea directo.


Meditemos en todo esto y trabajemos ahora con este material en nuestras cartas natales y en nuestras progresiones. Merece la pena descubrir y concentrarnos en esos espacios invisibles en los cuales podemos estar “sumergidos” sin tener apenas conciencia de ello. Es hora de despertar un poquito más.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Descubriendo la Astrología

¿Qué es la Astrología?

Como propone Rudhyar en su obra L'Astrologie de la Transformation encontramos en la Astrología “la significación de la relación entre el hombre y el universo del cual forma parte (Principio de correspondencia, El Kybalion).”

De manera que el acercarnos a la Astrología contribuya a aumentar nuestra lucidez habremos de tener en cuenta que sus contenidos pueden conducirnos a:

- campos de experiencia diferentes

- a niveles de consciencia diferentes

- a diferentes tipos de utilización

Todo va a depender de la clasificación de sus contenidos, bien como signos, o bien como símbolos. Ambos son igualmente válidos, por supuesto. Los signos o “indicadores” son transmisores de una información, más o menos precisa, y de esta manera el astrólogo tiene en cuenta la posición de los cuerpos celestes y las relaciones entre ellos como indicadores de hechos o rasgos de carácter. Es psicología porque nos permite aprender a conocernos, a conocer las estructuras psicológicas que nos condicionan, nos permite comprendernos. Por otro lado, el astrólogo puede otorgar a la Astrología un lenguaje simbólico cuya función consiste en evocar en la vida humana las posibilidades de cambio en el proceso de crecimiento y de transformación, estudiando así el significado de las fases sucesivas de este proceso desde el nacimiento hasta la muerte. Así, tal como define Germaine Holley, “La Astrología puede ser considerada como el conocimiento e interpretación de los tiempos y de los ciclos que presiden la encarnación y dirigen la evolución del ser humano a través de su experiencia terrestre.” La Astrología nos permite abordar el estudio de los ritmos cósmicos (tránsitos y progresiones) y su repercusión en el ser humano demostrando así el vínculo que une al Hombre con el Universo, la relación existente entre el Macrocosmos y el Microcosmos. La Astrología nos permite acercarnos al estudio de las leyes que unen al Hombre con el Universo, descubrir el orden luminoso que se manifiesta siguiendo las corrientes de energía transformadoras (Todo es vibración -El Kybalion) que animan nuestra vida humana, tanto en lo más profundo de nuestro interior como en el desarrollo de nuestra vida exterior. Para ello cada uno de nosotros puede optar por la vía del espíritu, un conocimiento mental y uraniano o bien por la vía intuitiva neptuniana, la vía del corazón.

Charles E. Vouga en su libro “Une Astrologie pour l’ère du Verseau” nos transmitía que “El hombre es un sistema solar. Cada uno de nosotros somos un sistema solar completo. “Puesto que se ha dicho hasta la saciedad que el sistema solar es un gran átomo y que el átomo es un sistema solar infinitesimal, y el hombre está formado por átomos. El maravilloso sistema solar está formado por el Sol, un centro, y por los planetas, sus satélites, donde existe un movimiento cíclico, son lo que llamamos los atributos del ser. La Astrología va descubriendo las correspondencias en el tiempo, es decir, las relaciones entre el reloj del sistema solar y el reloj del sistema humano. Es la extraordinaria sincronización entre el sistema solar humano y el sistema solar mismo.” Porque como dice en esta misma obra “La Astrología reposa sobre dos nociones fundamentales: la ley de analogía y la ley de correspondencia.” El cielo es un espejo en el que nos miramos para comprender nuestros ciclos internos, para comprendernos en nuestra naturaleza profunda esencial. A su vez, nosotros somos un espejo de todo el cielo. Para entender el principio de analogía tengamos en cuenta que cualquier música o cualquier obra de arte que nos conmueve es porque nosotros somos esa música misma, esa representación artística y no lo sabíamos hasta entonces, esa música que nos conmueve nos revela lo que somos. La belleza que me conmueve me revela que yo soy esa belleza.
La comprensión que vamos adquiriendo de las cosas es el despertar de nuestras memorias pasadas.

Animada por lo que decía Charles E. Vouga me propongo seguir mi camino sin pretender entender siempre las causas de las cosas pero sí intentar buscar la correspondencia entre ellas.


lunes, 9 de septiembre de 2013

Mi amiga Down


Pasaron ya catorce años, probablemente incluso algo más, desde que conocí a mi amiga Down. Por aquel entonces, todos éramos más jóvenes, y por supuesto ella también. A lo largo de todos estos meses hemos ido creciendo juntas, cada una de nosotras con sus experiencias particulares debido a condiciones y circunstancias del camino de nuestra vida. Mi amistad con ella ha sido desde el principio de corazón a corazón. Por aquel entonces, yo me preguntaba cómo debía y como tenía que ser con ella, de qué hablar, cómo tratarla, qué hacer juntas… Cuántos interrogantes de adulto cuando todo iba a ser tan sencillo con ella. Tan sencillo como permitir a nuestros corazones encontrarse, sin condiciones, sin obligaciones, sin ningún tipo de aprendizaje previo, sin necesidad de leer ningún libro ni de instruirme para “saber” cómo relacionarme con ella.

Este año en agosto mi amiga Down ha contribuido, una vez más, tan sólo estando a mi lado a regenerarme.
Ayer me desperté y recordaba su sonrisa sincera y pura llena de amor y de alegría, sus ojillos vivarachos llenos de chispa, sus caricias con su manita pequeña y gordita, sus juegos, toda esa luz que emana su ser y su cuerpito -por cierto, un poco más grande que el mío, con lo cual sus abrazos son gloriosos y reconfortantes. Recordaba cómo el otro día me dejó dormir la siesta a su lado mientras ella jugaba silenciosamente a mi lado, velando mi sueño. No os vayáis a creer que es chiquitina. Ella “sabe” cuándo estoy cansada, nerviosa, preocupada. Sabe y está a mi lado. Mi amiga Down es un arco iris en mi vida, cada color que irradia cuando estoy con ella o cuando la recuerdo en la distancia tiene la capacidad de sanarme, de relajarme, de recordarme que vivir con sencillez y sinceridad es siempre posible. Ayer me desperté y di gracias a Dios por existir, por la vida, por crearme, por su generosidad. Le di gracias a Dios por amiga Down y a mi amiga Down por su amistad. Sí, desde mi Nodo Sur en Escorpio me anclé con gozo en mi Nodo Norte Tauro y di gracias a Dios por existir, por la vida que me ha regalado porque puedo experimentar la dulzura y la fuerza de mi amiga Down, ser transportada por el canto y el color de las aves, por el perfume de las flores, por la fragancia de la hierba recién mojada o cortada, arrullada por el murmullo del río, purificada por el agua de la lluvia o despertada por las olas que llegan hasta la playa, calentada por los rayos del Sol o refrescada por la brisa de la montaña.
Con su Quirón en Géminis aún está “abierta a las fuentes transpersonales favoreciendo la creatividad y la sanación” (Melanie Reinhart, Quirón).




Mi amiga Down favorece mi reconexión con la Fuente, ella sabe lo que necesito en cada momento, sin palabras que a veces pueden confundir, es una comunicación directa, de alma a alma. Y le doy gracias por existir, por ser el centro en las reuniones que favorece y facilitar la armonía y la alegría en los encuentros. Su misión es magnífica, su misión es sublime, su misión… le doy gracias por su misión entre nosotros.

Si me asomo a su carta astral, a la posición de sus planetas el día que nació, me asombro una vez más por la sincronicidad. Observo a su Sol, Venus, Mercurio y Marte en mi casa IX de tal forma alineados que se relacionan con algunos de mis planetas, por cercanía y por oposición activando a su vez mi casa III. La espina dorsal de mis casa III y IX, el eje Piscis-Virgo queda activado, la Cometa puede volar. Bailan juntos con mi Mercurio, mi Venus, mi Saturno, mi Quirón, mi Urano y mi Plutón. Resuena también su Quirón en Géminis con mi Quirón en la casa III. Pero todos estos aspectos técnicos los observo ahora, tantos años después. Lo importante es mi vivencia de corazones, nuestra comunión de almas. Lo que cuenta es mi agradecimiento a su misión voluntaria de venir con nosotros y acompañarme en mi camino personal. Todo está organizado por la Divina Presencia para ser perfecto, esto es lo que cuenta, que todo es perfecto, que todo tiene un sentido en el Plan Divino.

En nuestras sociedades aún priman valores educacionales que nos orientan hacia lo práctico, hacia los convencionalismos, a vivir en las apariencias, a vivir ocultos detrás de máscaras en nuestros encuentros. Nos ocultamos por diversas razones, para complacer y que nos amen, para manipular debido a complejos de superioridad o de inferioridad, por miedos muy variados. ¿Quién somos? ¿Quién soy?
Mi amiga Down, sencilla y simplemente, “ES”.

Cada alma encarnada en un individuo denominado por la sociedad “Down”, autista o que encaja en una terminología que abarca “lo fuera de lo normal”, todos esos apartados creados para clasificar a una persona según sea su deficiencia o su grado de discapacidad, trae una misión concreta como ser humano al llegar a nuestro bello planeta Tierra. Por supuesto, su misión no será conseguir una brillante carrera, un título pomposo o una fortuna de escándalo para envidia del resto de los mortales. Nada que ver con el poder ni la gloria.
Sabemos que, más allá de la analítica, de la razón, de los conceptos que clasifican, está el alma. Cada alma trae una misión concreta con su entorno familiar y social, y perteneciendo a un grupo de almas con una misión universal, galáctica, dentro del plan divino. Escuchemos y observemos, sintamos con los ojos, los oídos y la piel de nuestros corazones, que despierte nuestra alma dormida de aburrimiento y embotada por el zumbido de nuestros pensamientos grises.
Todo lo que nos tienen que aportar estas almas especiales con las que nos vamos encontrando a lo largo de nuestra vida (y no sólo humanas, tengamos también presentes las almas de nuestras mascotas, ya sean pájaros, perros, conejillos o gatos, por ejemplo) es de una importancia sublime. Sepamos agradecer su servicio y ofrezcámosles también una acogida en el día a día que les facilite su trabajo con nosotros, recibamos sus rayos sanadores; a cambio, a cambio sólo esperan encontrar corazones receptivos. Y a veces, ni eso, porque yo he visto “trabajar” a mi amiga Down cuando a “nuestros ojos” alguien no la quería como se merece, como ser humano, como niña, como mujer, como persona. Y aún así, ella estaba ahí, para el otro, y para que los que miramos y pensamos con normalidad y racionalmente nos asombremos porque, a pesar de todo, sigue ahí, dispuesta a ayudar al otro a evolucionar, a expandir conciencia, a “despertar” su corazón para que siga la guía del alma. Al fin y al cabo mi amiga Down tiene a Quirón en Géminis  y su “mente funciona de una manera intuitiva o asociativa; es lo que se suele llamar una mente “primitiva”, que tiende a ver la totalidad de la imagen más bien que las partes” (Melanie Reinhart, Quirón). Con su sabiduría innata nos enseña y recuerda, apoyada por su Quirón sextil Júpiter, la lección del Amor Incondicional, del Amor que rescata, del Buen Pastor que no sólo se ocupa de las ovejas del rebaño, sino que se desvive por las que se han perdido y quedan a merced de los lobos y los depredadores. Observemos cómo se comportan muchos de ellos sin prejuicios y sin juicios con aquellos a quienes juzgamos y criticamos desde nuestra racionalidad y conocimiento porque nos consideramos “normales” y “lúcidos”.

Permitamos, gracias a su misión, cuestionarnos por qué rechazamos a unos u a otros cuando ellos los acogen con naturalidad y sufren si no se les acepta y trata adecuadamente, cuando menos, con educación y respeto. Porque en realidad, mi amiga Down, mi sabia amiga Down, me ha enseñado todo esto, a integrar todo. Tolerar, porque somos una unidad y en muchas ocasiones proyectamos en otros nuestras propias sombras, nuestros miedos, nuestras expectativas. Mi amiga Down rompe todos los esquemas convencionales para recordarme que sólo importa lo auténtico, lo espontáneo, lo verdadero. Que no podemos acercarnos unos a otros desde una mente llena de ruido y respondiendo desde el trauma, menos aún desde el miedo. Mi amiga Down me recuerda con su entrega que hemos de dedicar tiempo a encontrar en nuestro camino la calma y la serenidad para saber qué está ocurriendo en nuestro interior que ha de ser transformado, transmutado, liberado, sanado. Y todo ello siempre, siempre, desde un encuentro de corazón a corazón, de esencia, entre almas, más allá de la lógica y la racionalidad.
Una vez más, mi amiga Down me recuerda que la sabiduría es locura para algunos, y que la locura es sabiduría para otros. O tal vez “La Sabiduría de Dios es locura para el mundo”. Y la clave para salir de esta prisión absurda es la tolerancia, el amor, la autenticidad, conseguir desarrollar nuestra sublime misión: “ser humano”.

¡Gracias, amiga Down, por acompañarme en mi camino!



viernes, 6 de septiembre de 2013

El alba de la Era de Acuario

Como astróloga, y perteneciendo además al signo de Acuario, no podía pasar desapercibido para mí este artículo de investigación del astrólogo francés Patrick Giani. Esta canción tan superconocida tiene el carisma de permanecer en el recuerdo de mi memoria con su alegre y dinámica melodía dispuesta siempre a activarse.
No olvidemos tampoco que Aquarius y Let the Sunshine in fueron una mezcla de dos canciones escritas en 1967 y que se lanzó un single en 1969 con el nombre de The Fifth Dimension (wikipedia).

Os ofrezco esta traducción del interesante artículo (con el permiso de Patrick Giani) a todos aquellos que no sabéis francés.

¡Unamos nuestros corazones por la PAZ! La Vida nos ha creado con capacidad para co-crear en la Luz y el Amor un mundo mejor, basado en auténticos valores e ideales humanitarios, para colaborar en la expansión de la conciencia y en la realización de nuestra misión más sublime: ¡ser humanos!

(Abajo dejo el link a la página de Patrick Giani donde podréis observar los gráficos).



EL ALBA DE LA ERA DE ACUARIO

“En 1968, en plena Guerra de Vietnam, una compañía de teatro neoyorquina logra un aforo completo con una comedia musical titulada HAIR (cabello). Consigue tal éxito que numerosas compañías la adaptan y la cantan en el mundo entero.
La canción que abre el espectáculo se llama “Era de Acuario”, cuya letra es sorprendente y bastante misteriosa para la época.

“Cuando la Luna esté en la casa siete
Y Júpiter alineado con Marte
entonces la paz guiará a los planetas
Y el amor dirigirá a las estrellas
Es el alba de la Era de Acuario
La Era de Acuario.”






A menudo me he preguntado: ¿es la letra de esta canción profética?

La conjunción de Marte y Júpiter no es rara, puesto que ocurre más o menos cada dos años y tres meses, así que no es significativa. Y esa Luna en la casa siete, ¿qué sentido tiene? ¿Cuál es su relación con la Era de Acuario que el movimiento hippie de los años 60 profetizaba?

Entonces me interesé por el autor de la canción: Gerome Ragni (11 de septiembre de 1935 a las 04h15, Pittsburgh -Pensilvania, USA), uno de los primeros actores y cantantes de Hair. ¡Qué sorpresa me llevé al levantar su carta astral y observar en ella no solamente la conjunción Marte-Júpiter, sino igualmente a la Luna en la séptima casa!

El misterio había sido descubierto, y estaba contento de poder dar una explicación a este texto. Sin embargo, a pesar de todo, no estaba realmente satisfecho…
Es conocido por todos los artistas que la composición de una música o de un texto no es anodina. Es la inspiración la que crea las más bellas obras maestras, y dicha inspiración no viene ni del mental ni de los conocimientos adquiridos. Cuando se está inspirado se pone uno en contacto (conscientemente o no) con las esferas superiores del espíritu. Así “vinculado”, se convierte uno en co-creador y se compone lo que esta alianza Tierra-Cielo facilita crear. Es innegable que el comienzo de esta mítica canción está vinculado con la propia carta astral del compositor. Pero que posteriormente hable de “Paz que guiará a los planetas” anunciando “el alba de la era de Acuario” no es casual, ni tampoco lo que posteriormente transmiten las palabras:

Armonía y comprensión
Simpatía y confianza en abundancia
No más mentiras ni escarnios
Sueños y visiones de vida dorada
Revelación del cristal místico
Y la verdadera liberación de la mente
¡Acuario!

Además, ¿cómo es que desde hace unos días me intereso por la letra de esta canción, en el momento en el que una conjunción Marte-Júpiter se forma en el Cielo en este principio del mes de julio de 2013? Si esta historia es realmente profética, la famosa conjunción Marte-Júpiter debería formar parte necesariamente de una configuración excepcional. ¡Y qué configuración más bella que la de mitad de julio con el Gran Trígono formado por Júpiter, Saturno y Neptuno!

La mayor parte de los esotéricos, de los espiritualistas y de los practicantes de Kundalini Yoga piensan que el año 2013 es el del Renacimiento, el de la transición del viejo mundo hacia la Nueva Tierra. ¿Este Cielo de julio anunciaría el alba de la “Era de Acuario” de la cual habla la canción?

Cuando se sabe que el 22 de julio, Marte estará en conjunción exacta con Júpiter a 5º50´ de Cáncer y que, cuando se levanta el tema natal, se percibe que la Luna está en la… séptima casa, ¡resulta válido cuestionarse!

¿Y qué se descubre algunos días después de esta fecha en el cielo del 29 de julio de 2013?

Una configuración excepcional, más extraña todavía que la del Gran Trígono, una estrella de David (llamada también Sello de Salomón). La última vez que esta figura altamente simbólica se formó en el Cielo fue el 11 de septiembre del 2003. Pero se había añadido el planetoide Quirón para cerrar el triple trígono. Diez años después, la estrella de David se forma, pero únicamente por planetas, lo que es extraordinario. Remontándonos en el tiempo con las efemérides, es IMPOSIBLE encontrar una configuración similar. ¿Por qué?
Simplemente porque es la primera vez que se forma. Y mirándola más de cerca, ¿qué se adivina, detrás de su apariencia forma geométrica?: el cristal místico del cual habla la canción…

Así pues, todo parece ocurrir como si el Universo quisiera recordarnos, en estos tiempos de crisis y de caos, que la armonía y la belleza son los elementos esenciales para la supervivencia de la humanidad. La “verdadera liberación de la mente” evocada en esta canción profética sólo se conseguirá en el Amor y la Paz.
Si este mes de julio 2013 parece indicar un momento crucial de nuestra historia, se trata tan sólo del “alba de la Era de Acuario”. Todo está por co-crear JUNTOS, por lo tanto no os esperéis milagros. El milagro ¡eres TÚ!

Que la Luz guíe todos vuestros pasos.”

Patrick Giani


miércoles, 4 de septiembre de 2013

Sentido práctico y emociones intensas - Eje nodal Tauro/Escorpio



Nodos de la Luna: eje Tauro - Escorpio


Quería dar algunas sugerencias que pueden resultar interesantes a aquellos que tengan, como es mi caso, el Nodo Norte en Tauro y el Nodo Sur en Escorpio. Véase estos intervalos:


Finales de agosto de 1947 hasta finales diciembre 1948

Marzo 1966 hasta Julio 1967

Octubre 1884 hasta finales marzo 1986



Me puse a investigar y encontré en la web del astrólogo francés Patrick Giani un curso on line de Astrología Kármica y la publicación de varios libros. Al final decidí que me asesorara acerca del tema ya que, no deseando hacer un curso, necesitaba saber en qué libro podría inspirarme. Me recomendó su libro titulado Astrologie Karmique, para conseguir encontrar alguna pista acerca del tránsito de los nodos sobre los planetas natales, y los tránsitos de los planetas lentos sobre los nodos lunares. No buscando tanto la “receta”sino una mayor comprensión de las vivencias, estuve repasando las fechas anteriores y, por supuesto, la más actual en el presente. Se trata siempre de tomar consciencia para saber qué podemos transformar, en qué podemos superarnos y cómo liberarnos, dar un paso más.



Tratándose de la energía de Escorpio ya sabemos que parte del trabajo que toca realizar va a ser respecto a las emociones intensas,algunas de ellas más complejas y difíciles de encauzar, de transmutar, deliberar, de sentir; como es el caso de los celos, la envidia, la frustración e insatisfacción que nos conduce a la rabia y la ira, al deseo de venganza. Muchas de estas emociones resultan muy dolorosas porque en definitiva cierran el corazón al Amor, y vivir con el Corazón cerrado es desconectarnos de nuestra esencia primordial, con lo que vamos directos a la enfermedad y al deterioro, en todos los aspectos, físico, mental y espiritual. Aunque siempre, siempre nos van a ayudar para no llegar al extremo fatal que nuestra negación a la apertura puede conducirnos. Las señales de alarma van a ser evidentes y tendremos manos que nos tratarán de ayudar, en nuestro libre albedrío podremos elegir qué hacer o no hacer.

Evidentemente Escorpio está vinculado al mundo de la magia,o de la psicomagia, yendo al plano espiritual (más allá de lo material).



Miremos en la carta astral dónde está Plutón y dónde está Marte (como regentes de Escorpio), en qué casas y con qué planetas se vincula. Miremos dónde está Venus, en qué casa y con qué planetas se relaciona.



El nodo Norte está transitando por nuestro Nodo Sur. Aunqueen cada carta astral va a ser diferente, habrá que observar qué planetastenemos hasta febrero de 2014.

Tal vez hemos de trabajar con estas emociones que pueden venir ahora con intensidad a nuestra vida por diferentes experiencias y vivencias. Tal vez incluso podemos entrar en fases críticas de depresión. Como estamos trabajando el Karma podemos dedicar un espacio a esas personas que nos están activando tantas emociones no siempre fáciles de expresar, de liberar, de aceptar y transformar. Esta energía de la Era de Acuario, la construcción de la Nueva Tierra nos permite soltar karma más deprisa, entrar en una fase en la que ya no hay deudas, no hay castigos, podemos avanzar más deprisa, desde la comprensión y la apertura de corazón.

Ahora es momento también de encontrar muchísimas ayudas para dar este paso, este salto cuántico, este cambio vibracional que nos conduce al renacimiento.



Aprender a perdonar, a soltar, a liberarnos de toda esta carga emotiva, a agradecer y disfrutar de la belleza del planeta que siempre nos ayuda con su poder creador.

No siempre es fácil, pero cuando llega un momento de gran dolor es una oportunidad para avanzar y saldar deudas pendientes, desde el amor, abriendo el corazón.



Esta energía de Escorpio nos ofrece también utilizar de nuevo recursos energéticos que ya hemos aprendido y usamos en otras vidas, estamos recordando, y aparecerán las técnicas, los libros y los guías necesarios.Así como las terapias y los terapeutas más apropiados.


Saturno está transitando por Escorpio y a muchos va atocarnos nuestro nodo Sur por consiguiente, a algunos ya les hizo la conjunción,a otros nos está tocando vivirla y todavía quedan muchos grados de Escorpio pordelante, hasta últimos de diciembre del 2014 Saturno no entra en Sagitario. Todavíanos quedan entonces por delante encuentros kármicos, tal vez para saldardeudas, tal vez para recoger frutos, pero hemos de estar atentos a las señales,conscientes, observando.



Con Saturno hemos de superar límites, aparentes o reales,sin forzar, con amor, sin dureza, con flexibilidad. Por supuesto aparte delnodo Sur Saturno podrá activar otros planetas de nuestra carta astral.

Pero con este paso por el nodo Sur en Escorpio podemos utilizar recursos energéticos a nuestro alcance en el plano físico, para renovarnos nosotros, para ayudar a otras personas. Recordar que podemos elegir,sobre todo enfocándonos en el nodo Norte en Tauro, un camino apacible, estable,de paz, en el que es posible avanzar con serenidad y fuerza.

Elijamos lo fácil a pesar de los momentos más complicados. Elijamos el bienestar y el equilibrio, a pesar de los esfuerzos por cambiar nuestros pensamientos y hábitos.



Finalmente quería compartir estos links que nos pueden ayudar a mantenernos con mayor humor y equilibrio, trabajemos la energía para que nuestro cuerpo se mantenga en mejor forma. Es una manera de activar este eje Escorpio-Tauro. Hay técnicas y recursos que podemos ejecutar nosotros mismos, y, por supuesto, siempre queda la ayuda del especialista, en masaje, en shiatsu, en acupuntura, etc.