viernes, 28 de septiembre de 2012

La estabilidad en el cambio



Luna Llena del 30 de septiembre 2012


Dirás que esto de estabilidad en el cambio, ¡no puede ser! Pero te digo que sí, porque ya todos, más o menos, conocemos lo que es montar en un columpio, y allí, bien sentaditos subimos y bajamos, nos columpiamos, cielo y tierra, idas y venidas, con impulso nos adelantamos, y luego nos dejamos llevar hacia el otro polo. La verdad, todos o casi todos hemos disfrutado -y seguimos haciéndolo cuando podemos, del inolvidable columpio que pertenece a los descubrimientos y disfrutes de nuestra infancia.
Tal vez en un principio es lo que me sugiere la carta de esta lunación, con esas líneas rojas que cruzan el círculo y, sin embargo, hay puntos de anclaje y sostén.

¿Conoces a algún, o a alguna, líder? Te lo pregunto porque estoy mirando al joven e intrépido Aries activado por el impaciente, radical y nervioso Urano. Un líder estimulado de esta manera puede resultar un tanto explosivo. Si quieres saber por qué te diré que porque se cree que tiene inspiraciones innovadoras muy buenas que revolucionarán la historia y cambiarán el mundo. Un líder se cree casi, casi un dios del Olimpo. Qué quieres que te diga, yo no me apunto a su batallita, no me fío. ¿Y tú? Ya se sabe que muchos de los dioses del Olimpo terminaban resultando muy narcisos, manipuladores e interesados en sus exclusivas ambiciones personales. A nosotros que no nos engañen, ¿verdad?.
Tomemos cierta distancia porque va a ser necesario.

Observo en el mapa de la lunación que la Luna se encuentra al lado de Urano, ella que representa las costumbres, los hábitos, el pasado se ve impregnada en estas energías de revolución, rupturas, renovación, rebeldía y búsqueda de libertad e independencia. Aunque sea compulsivamente y sin mucho criterio, al fin y al cabo qué criterio cabe esperar con un inexperto Aries que además es fogoso y pretende imponer su voluntad, sí, por la fuerza si es necesario, ¡y eso que hablaba de rebelión y libertad! Sí, pero aún estamos en este primer signo que por inmadurez puede pecar de egoísta y sólo mira por sí mismo, más ahora arrastrado por Urano y sus ideales progresistas y sus ideas de separación y autosuficiencia. ¡Agitada Luna! Pobre Luna que busca seguridad, nutrición, siempre pensando en sus necesidades. Aunque como siempre, sabemos que es cambiante, y si bien tiende a la tradición, porque eso la hace sentirse cobijada en lo que conoce, conectará con los ritmos cambiantes por los que transita y si está alterada emocionalmente sus tendencias caprichosas también pueden llevarla a actos imprevisibles y algo desastrosos. Ahora bien, podemos utilizar todas estas energías resultado de este encuentro de una manera más ordenada, organizada e inteligente.
Si algo me sugiere este Urano-Luna es sin duda que nos liberemos de emociones que nos hunden en la melancolía porque es tiempo de libertad, rompamos con sentimentalismos que nos desvitalizan, utilicemos la fuerza de nuestros ideales para participar activamente en la historia del mundo, por muy pequeña que sea nuestra aportación, por muy humilde, formamos parte de un equipo en el que cada miembro es necesario.


De Caspar David Friedrich
Observemos a la luz de esta Luna...
Mis emociones y sentimientos, mis hábitos, mis costumbres encuentran ahora una oportunidad para el cambio, debo adaptarme a nuevos tiempos, y esta Luna tiene en sí una energía receptiva, por ello puede ser compulsiva, pero vamos a integrar la parte de consciencia que aporta el Sol, ¡por eso celebramos Luna Llena! Vamos a integrar ambos polos, vamos a equilibrar la balanza y a buscar un centro en estas tensas relaciones.
Habrá muchas cosas que cambiar también en los hogares, son tiempos para intentar conseguir una apertura entre los miembros de la familia de manera que se pueda ser amigos. Si no se consigue, parece que la balanza se inclina en favorecernos para encontrar apoyo en la familia uraniana, en la familia espiritual, más allá de los lazos de la sangre.

Siento no poder prever un ambiente más tranquilo al observar los planetas, la lunación, pero en estos momentos tenemos que cuestionarnos muchas cosas para poder realizar transformaciones y avanzar, la vida es un continuo progreso, evolución. Pero no nos estresemos ni llenemos de angustia. Ni mucho menos, así no se consigue precisamente lo que queremos, avanzar lúcidos. Además, siempre, siempre hay un pequeño rincón paradisíaco para ir a renovarnos y fortalecernos, no digo evadirnos y sentirnos sublimes, etéreos e incorpóreos, que no corresponde, así sólo porque sí, como hacen las drogas, no, me refiero a espacios donde se produce un cambio en nuestras mentes y emociones activamente. A veces es mediante la contemplación de una noche estrellada, en otras en la contemplación de la ansiada lluvia, en otras escuchando música, pintando, bailando, leyendo o componiendo poesía, estudiando, tocando el violín o el violonchelo, arreglando la puerta de un armario, inventado una receta para sorprender a algún ser querido. Fantasía y creatividad, humor, juego y apertura de puertas y ventanas para ventilar, ir más allá de lo que es pequeño mundo cotidiano, aunque sólo sea, un poquito más allá.

De hecho, lo que corresponde desde la energía enviada por el Sol en Libra es conectarnos con la belleza, Venus aún sigue en Leo, las artes y las actividades de ocio que nos produzcan alegría y bienestar, esto para estimular nuestros espíritus. En un corazón alegre siempre podemos imprimir nuevas energías renovadoras que favorecen la salud. Si bien Libra puede resultar perezoso y comodón al estar estimulado por las energías que le llegan desde Aries de la Luna en conjunción con Urano, nos permite en estos momentos actuar con diplomacia pero con mayor energía, sin necesidad de ser extremistas. Porque de todos modos, en las épocas de cambios siempre surgen reformadores y revolucionarios, pero cuando están impregnados por instintos de violencia para imponer también sus ideas, ¿a quién le interesa seguirles? Desde luego a una mayoría no, y menos en estos tiempos, la historia está repleta de enseñanzas, ahora sí que utilizamos a la luna, el recuerdo y el pasado para poder elegir lo más conveniente. Con Virgo en el Ascendente no hace falta que seamos críticos, menos aún criticones, puntillosos y desagradables, pero sí que usemos la discriminación a la hora de analizar la realidad y tomar decisiones.

Las transformaciones de las estructuras que sostienen las sociedades inevitablemente van a seguir adelante, así lo requiere Plutón, pero lo hace desde Capricornio, al menos este signo nos puede ofrecer experiencia, sabiduría y su deseo es consolidar, eso es lo que intenta decirles tanto a la Luna y a Urano como al Sol. Y de ellos, eso sí, puede recoger todas las sugerencias maravillosas que tienen que aportar, desde un estado de calma, eso siempre, sin nervios, sin histeria, sin extremismos, sin caos. La verdad, no hace falta tanta tensión, no hace falta tensar la cuerda del arco al extremo de romperla perdiendo así la oportunidad de lanzar la flecha y alcanzar el objetivo, es tiempo y energía que se pierden.

Hemos de actuar, de una manera u de otra, pero a un ritmo pausado, a un ritmo adecuado, para poderlo sostener, persistir, es la palabra de Plutón, porque como ya se dijo hace mucho, “no por mucho  madrugar amanece más temprano”.

Marte va acercándose al signo de Sagitario, como lo hace Venus hacia Virgo y ambos se conectarán con Neptuno, son energías mutables, de cambio, de adaptación. Volvemos a encontrar más indicativos para inspirarnos en nuestra vida cotidiana a lo largo de estos días. Con Marte y Neptuno conviene no actuar confusamente, y menos aún a “escondidas”, esos actos vergonzosos que se planean en secreto, y estando Marte por medio y en Escorpio no resultan planes muy constructivos ni convenientes si no van orientados al beneficio de todos. Por eso digo que es necesario estar atentos a los líderes, a quién se sigue, a qué energía, a qué conocimientos, a qué ideales, qué valores sostienen nuestros compromisos y en qué áreas estamos actuando de acuerdo a ellos.

De Pierro Di Cosimo

Venus y Marte siguen en contacto, el dios de la guerra y la diosa del amor, la belleza es capaz de seducir y apaciguar al agresivo Marte llevándole a reposar calmadamente. Al fin y al cabo, así podremos utilizar esta energía con precisión, de manera efectiva y para conseguir las transformaciones en las que a lo largo de estos años estamos invitados a colaborar todos de una manera u otra, construyendo unas sociedades mejores, un mundo nuevo.

Esta oposición entre Aries y Libra, energía cardinal, de iniciativas, nos lleva una vez más a cuestionarnos ¿quién soy yo?, para no perdernos en la informe masa, en el otro, en el grupo, para no dejarme absorber por fuerzas o personas con capacidad de liderazgo, que me hechizan con sus aires de grandeza y sus promesas de gloria. Ya no somos niños a quienes puedan embaucar con cuentos e historias de gigantes, dragones y otros monstruos. Sacudamos un poco el cuerpo y de paso despejemos las mentes, eso procurará a nuestras emociones un espacio más limpio y ventilado. Si actuamos según nuestro estado emotivo, la Luna presionada por Urano, cuidemos esas emociones. La luna llena nos recuerda que el complemento ideal es el Sol, la conciencia, unir emociones y conocimientos, mente y corazón.

Estos días la energía de la Luna Llena nos pueden traer experiencias intensas y chocantes, no siempre, no todo el rato, menos mal, y no a todos por igual, así se puede llevar mejor, pero hemos de comprender que nosotros llevamos siempre las riendas, sólo es cuestión de no ser cómodos y creer que delegando en los demás mi vida es un alivio soltando cargas. Es tiempo de cooperar, siempre con Libra, de tener en cuenta al otro, de ayudar, de implicarme.  Actuar para ayudar a quien más lo necesite, reclamaría Marte con Neptuno, con amor, le dice Venus desde Leo, y ya se acerca al práctico Virgo que aportará discernimiento.

No es necesario el sufrimiento, recordemos, no lo es. Nos decía el psicólogo Roberto Assagioli que el sufrimiento nos empuja dentro de nosotros mismos, vamos de fuera hacia dentro, y en nuestro interior están las respuestas y las claves. Él nos decía que cuando comprendemos la misión que tiene un sufrimiento, el dolor desaparece inmediatamente. Entonces, puesto que hay situaciones que, efectivamente, nos vuelven introvertidos, sufrimos, nos deprimimos, preguntémonos qué nos están indicando esas luces de alarma, el malestar tiene un propósito, y es constructivo en medio del caos,  morir para renacer, renovar. Como lo hacen ahora las hojas del otoño, caen, permitámonos despojarnos del lastre que nos impide avanzar.

Cualquier situación tiene un propósito evolutivo, hay una leyes en el universo, no nos enredemos en el dolor sintiéndonos víctimas pasivas, deleitándonos en lo mal que lo estamos pasando, compadeciéndonos. Y no es necesario tampoco ser autárquicos, podemos pedir consejo y ayuda, colaborar. Se trata de encontrar la clave para comprender  y con ello salir de una circunstancia que sabemos, que como todo en la vida, pasará, que es temporal, así que no estamos estancados indefinidamente. Algo tenemos que hacer, algo tenemos que cambiar, y hemos de concentrar nuestra energía en ello. Tenemos múltiples dones, capacidades, talentos, todos y cada uno de nosotros.
Vamos a parar y a concentrarnos en ello.

Y Saturno, que rige a Capricornio por donde transita ahora Plutón, se encuentra armónicamente con Neptuno, siempre tendremos una inspiración, un sueño, un ángel, una ayuda física o extrafísica para salir adelante, sólo hemos de permanecer despejados, calmarnos, escuchar dentro, abrir los ojos, los oídos, confiar en la intuición, en la inspiración, en la bondad de la Vida, porque hay unas leyes, un orden, un propósito, aunque ahora no lo sepamos, no lo veamos. De hecho, tal vez estés muy tenso, todo tu cuerpo tenso, ojos cerrados, puños cerrados, mandíbula apretada. La verdad, así no se puede, es imposible, ver ni oír ni sentir. Lo primero, relajación, del cuerpo, del sistema nervioso. Suelta. Abre. Se nos revelará y, en todo caso, siempre nos vendrá lo necesario en cada etapa. Optemos por esas amistades, esas relaciones que nos aportan luz, sería el mensaje de Venus con Saturno, así podremos decidir, acabar o iniciar lo que es más conveniente. Son relaciones y amistades que nos ayudan a conectarnos con nuestros talentos y por lo tanto favorecen sentirnos sólidos y fuertes, capaces de todo.

Plutón y Urano (en cuadratura) nos posibilitan cambiar pautas mentales, y en esta Luna Llena, cambiar hábitos y costumbres que son más bien destructivos por otros que nos impulsen a una nueva vida, a un sentimiento de mayor dignidad y auto estima, respeto por uno mismo y alegría por cada paso dado con constancia y persistencia para avanzar. Es tiempo de cambios y de iniciativas, no nos anquilosemos en lo que creemos conocer como que es seguro. Es tiempo de abrir nuestras mentes y el jovial Júpiter nos envían sus favorecedores rayos. Descubramos otras posibilidades y horizontes.

Ordenemos nuestros pensamientos, ideas y dispongámonos para un diálogo sosegado, con fuerza interior, pero con flexibilidad, esta es la forma de conseguir buenos acuerdos.

Esta es la fusión del yin y el yang, de la Luna y el Sol, la comunión del fuego y del agua que crean la vida siendo animados ambos por el soplo de la chispa divina.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Algunos recuerdos y vivencias con mi madre, ayer y hoy



A mi madre le gustaba el amanecer.

Con el canto de los pájaros su corazón se llenaba de alegría, especialmente con el saludo del amigo mirlo. La luz iba intensificándose y la retina la absorbe para hacerle llegar al cerebro la vibración fuerte de vidas contenida en ella. Nubes rosadas, ramas verdes de árboles, parloteo de aves, flores dispuestas a terminar de abrirse y ofrecernos sus múltiples colores y perfumes.


Con la fuerza del día todo es posible, quedan atrás en las sombras temores y cavilaciones, obsesiones y vanidades, muerte. La luz lo inunda todo, Vida, en múltiples ocasiones también el sol, y ante el  despliegue de este manto de alta frecuencia el ser sabe y siente que puede expansionarse, crecer, absorto en la contemplación del alba, despidiendo a las estrellas y a la luna, saludando a los colores del arco iris, filamentos renovadores para el alma.

A mi madre le gustaba el amanecer y juntas, ella allá en el cielo tan merecido y yo aún en este hermoso planeta, damos las gracias por la Vida que nos permite la comunión en el amor con tanta belleza y armonía, ternura y felicidad. Éxtasis, cantos en silencio exultantes de gozo en Dios. No existe nunca la soledad, nunca estamos solos. Todo es Luz. Todo es Amor.

Amanecer, renacer. Fe y Confianza. Calma y sosiego.

jueves, 20 de septiembre de 2012

El impulso evolutivo




Hoy Plutón, ya directo, y transitando por Capricornio, recibe la energía de Mercurio y de Urano a la vez, con lo cual forman una figura geométrica denominada triángulo de rendimiento, los planetas además se encuentran situados en signos cardinales.

 

Los signos cardinales están vinculados precisamente al color rojo, y el triángulo formado es una figura de energía que nos sugiere orientarnos hacia el rendimiento utilizando nuestra voluntad, como lo haría el Sol, pero con la variante de que todo ello podemos hacerlo con flexibilidad, una figura triangular contiene una energía orientada hacia el interés por el ser humano y las relaciones.

 

Puesto que es Plutón quien recoge la energía hemos de pensar en transformación profunda, muerte y resurrección. Puesto que es Capricornio el signo receptor hemos de pensar en estructuras, en poder, en responsabilidad.

 

En el orden social es un momento de tensión respecto a acuerdos, respectos a diálogos y encuentros. Se habla deprisa, hay aceleración, se pueden tener ideas innovadoras y estar impacientes por aplicarlas, se puede sentir un tono de agresividad incluso debido a que las ideas se pueden convertir en dogmas que se quieren implantar a toda costa, se tiene visión de futuro y por tanto es lo mejor para este momento. Esto es lo que recibe Capricornio que es lento para todo lo que supone precisamente cambios y renovación. Se mantienen estructuras y se tiende a apoyarse en estructuras arcaicas. Se busca seguridad. La presión es fuerte, si bien Mercurio desde Libra es más diplomático y con tacto que el eléctrico Urano en el impaciente Aries. Sea como sea se dirigen y/o se enfrentan a un cabezota Plutón que se aferra al poder obstinadamente porque su deseo, el que realizará a lo largo de los próximos años según transita por Capricornio, será cambiarle por completo, obligado es evolucionar. Es cuestión de irle relajando para que Capricornio pierda el temor a lo desconocido, lo cual requerirá tiempo, y Capricornio dispone de él ya que Plutón es muy lento en su tránsito.

 

Usemos la palabra poniendo atención para evitar malos entendidos y reacciones restrictivas, se tiene clara la dirección a tomar y se quiere con impulso llegar a ello, pero si queremos obtener algo hemos de pedir mediar a Saturno que ya empieza a hacer trígono con Neptuno. Vamos a necesitar desarrollar paciencia porque la Sabiduría es un don que requiere de ella, o la contiene, y sabe que así se puede construir una nueva realidad, transformando las estructuras presentes que se resisten, y para irlas venciendo en su empeño y resistencia vamos  a contar con la ayuda e inspiración de Neptuno, la Sabiduría del Corazón podrá hacer mucho más que la violencia espontánea dispersa.

 

Estas reflexiones ayudarán sobre todo a Cáncer, Capricornio, Libra y Aries, personas que pertenecen al primer decanato, los que cumplen años al principio cuando empieza la regencia de estos signos.

Pero todos podemos sintonizarnos con esta vibración.

 

A veces las cosas son mucho más sencillas, sólo hay que observar el aquí y ahora, pero no desde mi solamente, no desde mi ombligo, no desde mis sentimientos, no desde mis emociones, no desde mi malestar físico, no desde mi mente alterada. En el momento en que mi sistema nervioso está perturbado he de poner  mayor atención a mis compromisos y citas, más que nunca he de revisar mi grado de responsabilidad respecto a las personas con quienes he de relacionarme. Y por responsabilidad quiero decir desde lo más pequeño, el detalle mínimo, como puede ser una cita personal con una amistad, hasta un asunto profesional, como la revisión de un aparato cuyo estado puede implicar perjudicar a mucha gente si falla algún mecanismo y es de mi incumbencia prestar atención y no lo hago.

 

Este aspecto entre Mercurio-Urano puede dar como resultado una energía que estará muy ocupada en visiones de futuro, catastróficas o no, al fin y al cabo son energías muy potentes las de Urano cuadratura Plutón, pero lo importante es no quedarnos enganchados en estas sintonías que nos producen malestar, si nos dejamos atrapar por ello al final también nosotros, y de forma inmediata, estaremos causando malestar a nosotros mismos y a los que nos rodean en el día a día.

 

Si no te encuentras bien reacciona deprisa y cancela tus citas, en la medida de lo posible, no quieras estar en todas partes a la vez sin perderte nada, sobre todo no perjudiques a otros debido a tu bloqueos. Si necesitas tiempo para ti, para reponerte, para equilibrarte, no quedes con otras personas, tu estado actual de salud y tu vibración actual no sólo te descargarán aún más, seguramente provocarás situaciones de caos y otros saldrán mal parados con tus reacciones.

 

En el aquí y en el ahora es muy sencillo, cuando hay que parar, hazlo.

 

Si todo es mente, nunca mejor que ahora para aprovechar esta intensidad y ayudar a los cambios, pero actúa tan sólo si estás tranquilo. Si necesitas tiempo para ti, permanece en la soledad, equilíbrate. Desde un estado de paz y fuerza podrás colaborar con tus pensamientos creativos a la construcción de la Nueva Tierra. Recuerda que cuando tú estás cansado, otros toman el relevo, no tienes que estar todo el tiempo ni todos los días activo por igual. Calidad y no cantidad prevalece ahora.

 

Mercurio y Urano podrán trabajar perfectamente en equipo colaborando en la transformación si el vehículo receptor está en estado de serenidad. Hay que evitar la compulsividad y la obsesión. Esto es importante en estos momentos. Es mejor aportar un poquito a veces pero que sea de calidad.

 

La palabra y los pensamientos más potentes, magnéticos y activos en el mundo de la forma son aquellos que surgen de la serenidad y la sabiduría. No olvidemos conectarnos entonces y mantener esta conexión en estado perfecto.
 
Datos astrológicos: Plutón directo y focal de t cuadrada

 
 

Nos explicaba Jeff Green en su libro Plutón que hay tres modos de reaccionar frente a las necesidades evolutivas y kármicas:

 

  1. Hacer resistencia al requerimiento de estas necesidades evolutivas y kármicas: me separo de la Fuente.
  2. Responder a estos requerimientos de todo corazón y desear comprender cuáles son las lecciones que deben aprenderse durante esta vida e ir en su busca sin ofrecer resistencia: expreso mi anhelo de retornar a la Fuente.
  3. Estar deseando el cambio de algún modo, pero no obstante resistir frente a su dinámica por temor a lo desconocido: se mezcla un deseo de separación y de conexión.

 

Y también mencionaba las cuatro formas primordiales bajo las cuales PLUTÓN influye sobre la evolución de nuestras vidas:

 

  1. Produciendo shocks emocionales.
  2. Creando una situación en la cual establecemos una relación con algo que creemos necesitar.
  3. Creando o produciendo situaciones en nuestra vida que nos permitan conocer alguna causa interna de limitación o estancamiento que bloquea nuestra evolución gradual.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Luna Nueva del 16 de septiembre de 2012


Desde nuestra libertad podemos decidir orientar nuestra voluntad hacia la energía optimista de Júpiter que ahora está emplazado en Géminis. Vamos a irnos primero hasta Júpiter para recibir Fe y con ella acojamos a estas fuerzas cósmicas de la Luna Nueva de este 16 de septiembre.



El Sol y la Luna están en el signo de Virgo que se caracteriza por ser analítico, organizado, tecnológico e interesado a su vez por las cuestiones de dieta, salud y buenos hábitos. Sol y Luna nos invitan a ello desde su aislamiento de los demás planetas del cielo, consideramos tal vez un acercamiento a Mercurio, regente de Virgo, es un momento en que parece que lo mental tiene bastante potencia, sumando a Júpiter que está también en el mental Géminis. Orientemos pues nuestras mentes hacia pensamientos positivos, entusiastas, con fe y con confianza en nuestras capacidades, las capacidades innatas de la humanidad para construir un mundo solidario y agradable para todos. Pensemos que estos cambios y situaciones críticas que estamos viviendo son la oportunidad de hacer reajustes, y no hay prisa, tenemos por delante unos cuantos años para conseguirlo, vamos venciendo resistencias.
En ocasiones la sobriedad y la disciplina me llevan a considerar qué es lo que realmente importa en esta vida, qué sustenta mi existencia, en qué me apoyo para trabajar mi solidez interna.


Saturno simboliza la Sabiduría y está en sintonía con Neptuno en este momento y durará esta danza armónica durante unas semanas, todo el mes de octubre se hará manifestar. La Sabiduría se une al Idealismo y al amor incondicional representados por Neptuno, a quien además Saturno, sin presión invita a materializar, a actuar en la realidad inmediata, en el aquí y en el ahora.


A nadie le gusta andar por la vida con el polvo del camino encima, pesada carga, sacudamos de nuestros espíritus esta carga que nos hunde, purifiquemos nuestras mentes de miedos arcaicos que nos bloquean y nos confunden para tomar las decisiones más adecuadas. Tenemos muchas ayudas para hacer este trabajo interior en estos momentos. Tengamos en cuenta que el cambio es inminente, como lo anuncia el paso de Urano por Aries en aspecto con Plutón en Capricornio. En todo caso aprovechemos durante los próximos días esta descarga que hará Urano en Mercurio para renovar nuestros pensamientos, para abrir nuestras mentes, hay muchas posibilidades y caminos, opciones. Tomemos con calma las posibilidades y visiones que se nos presenten para no excitarnos demasiado y agotar nuestro sistema nervioso, anotemos las inspiraciones que nos vengan y poco a poco a lo largo de los próximos días vayamos haciendo los cambios en nuestra rutina, respetando siempre nuestro cuerpo, cuidemos de la salud sin ansiedad, se trata sólo de escuchar al cuerpo en cada momento, lo que apetece no es siempre lo que más conviene.

No criticar, no juzgar, no ser puntilloso, no perdernos en miles de detalles. Las cosas pueden ser mucho más sencillas de lo que creemos, no nos compliquemos la existencia. Es importante trabajarnos la tolerancia, es el coraje de dirigir nuestras energías según nuestros ideales más elevados.

Liberemos la cólera y la rabia, los resentimientos interiores, pero por cauces creativos y constructivos, todo acceso o descarga que no controlemos desde el corazón será destructiva para nosotros mismos y para nuestro entorno, es importante no derrochar esta energía y quedarnos agotados. Establezcamos un plan que necesite energía, pero también constancia, con lo cual hemos de distribuir nuestro caudal. Así hemos de trabajar ahora las energías activadas por Plutón en Capricornio en cuadratura con Urano en Aries.

Observando al social Leo en el Ascendente recordemos trabajar desde el Amor, la apertura de corazón, no desde el ego centrado en sí mismo que sólo nos conduce a la vanidad y la soberbia, al conflicto y lucha con los demás por intereses egoístas, y ello, al aislamiento. Precisamente abrir el Corazón con su Sabiduría nos conducirá a saber hacernos respetar y poner límites, a respetar también los límites que los demás deseen ponernos respecto a nuestro acercamiento a ellos.

La palabra escrita o hablada ha de ser revisada por el corazón, no respondamos bruscamente, sólo será una explosión sin aportar nada constructivo. Gritar un momento puede desahogar, pero ponernos a gritar durante cinco minutos seguidos nos lleva a quedarnos sin energía. Vale más una palabra ingeniosa e inteligente dicha en el momento preciso de manera breve que una verborrea que finalmente nadie escucha y no aporta nada.

Desde Virgo observo al Nodo Norte en Escorpio invitándonos a la transformación profunda, a soltar miedos, ancestrales, arcaicos, emociones profundas, qué me sobra, a renovarnos por dentro y por fuera. Si voy a lo más profundo de mi abismo también podré volar a las alturas de mi espíritu, alcanzar el cielo que se me antoje más paradisíaco. Limpiar, renovar, cuidarnos, descansar, estar atentos a nuestras necesidades físicas, evitar polarizarnos y encontrar el equilibrio mente-cuerpo.
Este Nodo en Escorpio nos invita a tratar a la Tierra, al Planeta con nuevos métodos, con respeto y cariño.

No es tiempo de acumular, es tiempo de soltar. Hay mucho más que materia, dinero, posesiones, otros aspectos humanos son de mayor importancia. La Tierra nos cuida y siempre nos ofrecerá sus recursos si la tratamos con cariño y respeto. Y la creatividad, volvemos al Ascendente Leo. Mira dentro de ti, qué te gusta hacer, con qué disfrutas, en qué puedes pasar el tiempo con agrado para luego compartir con los demás tu obra, ¡hay tanto para compartir! Sobre todo piensa en aquello que produjo alegría a los demás, que les hizo bien.

Todas estas son claves para mantener mi vitalidad, mi creatividad y poder hacer uso de la fuerza del corazón que desea ser generoso consigo mismo y con los demás. Podemos crear corrientes continuas que fluyen trayendo y llevando acá y allá lo que cada cual necesita en cada momento para vivir. Es posible, Saturno invita aspectando a Neptuno asumir esta realidad de unidad, “tu eres otro yo”. Preparamos nuestras mentes para este cambio y permitamos al corazón tomar el relevo.

La soledad me invita a poner orden en mi vida, alcanzarla me facilitará salir al encuentro de los demás motivado para colaborar, conociendo mi auténtico valor, por supuesto, pero permaneciendo en la humildad. Podemos formar equipos de trabajo muy buenos y eficaces para avanzar más deprisa, pero hemos de prepararnos para ello, es lo que estamos haciendo en estos tiempos. Aprender a amarme, aprender a amarnos.

Las iniciativas son apropiadas si hay unas raíces sanas y fuertes que nos mantengan nutridos y estables, en armonía en estos momentos de acción, de cambio y transformación. Siempre proyectamos fuera lo que vivimos en casa, en nuestro interior.
Esta carta de Luna Nueva con tantos planetas bajo el horizonte invita al introversión, es lo primero. Surgirán oportunidades diversas, están ahí, permanezcamos atentos.

Virgo, tiempo de cosecha. ¿Estás preparado? ¡Sintoniza tu mente y tu corazón!

martes, 4 de septiembre de 2012

La vuelta al cole, ¿y ahora qué?


Empecemos por el Principio…

Ocurre en estas semanas, regidas por el signo de Tierra de Virgo y en una parte del globo terráqueo, que lo mismo que se estarán recogiendo cosechas, disfrutaremos en delante de unas ricas uvas, por ejemplo, también van a comenzar a impartir clases en los colegios, institutos, universidades. Fin de vacaciones para algunos, el retomar la rutina, iniciar un nuevo ciclo. En todo caso es un momento especial donde se debe organizar, planificar, ordenar, cuidar el detalle, asumir responsabilidades. Es momento de actuar con una mente práctica en la vida cotidiana. Para algunos la expectativa de vivir cada día un amanecer que se va posponiendo y un atardecer que se adelanta paulatinamente, suponiendo entonces disfrutar de menos horas de luz, un sol que va cayendo y tendrá cada vez menos intensidad en su poder para darnos calor, puede ocasionar ciertos pensamientos, sentimientos y emociones tristes y de melancolía. La Tierra se empieza a recoger, se va preparando para entrar en un estado de interiorización, de silencio, de descanso.

Pero todo es relativo, todo depende de cómo decidamos nosotros, por un acto de nuestra voluntad e imaginación, que son herramientas de nuestra personalidad que podemos utilizar libremente, el ir enfocando y actuando ante todos estos cambios y opciones que se nos presentan. Nueva agenda "escolar" para programar unos meses teñidos de fantasía, de alegría, de juegos, de conciencia, de solidaridad y amor. A pesar de los retos, a pesar de la acción que hemos de emprender ahora dejando atrás las vacaciones y el cálido verano. Depende de nosotros. Depende de cómo vayamos manejando la energía de Virgo, que es quien gobierna, a veces con excesiva crítica y rigidez, exigencias hasta en los más mínimos detalles. Hemos de completar con la energía complementaria, Piscis, que nos induce precisamente a la ensoñación y a dejar volar la imaginación. Y hemos de utilizar la energía de Leo, del signo precedente, para autoafirmarnos y atrevernos más cuando nos apagamos.
Sin lugar a dudas, Virgo nos invita al servicio, dejamos al festivo Leo, que si se vuelve ávido de placeres se convierte en un egocéntrico ansioso,   pero mantengamos la alegría del corazón, Virgo nos invita compartir con los demás el día a día, la rutina. Un paso más para encontrar mayor sentido,  o simplemente darle por fin sentido a nuestra existencia.


Es momento para encontrar estímulo precisamente en las cualidades del corazón, que no caducan, y que fluyen al ritmo de cada una de las diferentes estaciones del año en cada hemisferio, según se van sucediendo paulatinamente: generosidad, benevolencia, comprensión, apertura, empatía, gozo, humor.


Si volvemos al trabajo porque realizamos tareas que nos interesan, motivan y gustan, que son afines a nuestra vocación; si emprendemos los estudios para prepararnos y conseguir poco a poco adquirir conocimientos que me gustan y con los que puedo contribuir a construir un mundo mejor para todos, entonces no hay lugar para la depresión “post”. Si hay motivación vivo con entusiasmo cada etapa del año, cada día.

Todo en equilibrio es perfecto, es agradable, tiene sentido. Caminamos hacia Libra.


Precisamente Virgo, la energía de este signo, me ayuda a organizar mejor mi vida cotidiana con sus nuevas sugerencias, tanto para lo nuevo como para renovar lo que ya tengo. Y Piscis aportará el sentido transcendente a todas estas labores prácticas en las que además cuenta la economía. Con Piscis me sumerjo en los momentos de descanso en los reinos de la magia y del amor. Después de tanto trabajo, ¿por qué renunciar a algo que es tan asequible? La música, la danza, el cine, el teatro, la pintura, allí donde y en lo puedo emplear mi creatividad, es lo que me da nuevas fuerzas y me alimenta y renueva interiormente, y de ahí parten las fuerzas físicas. Y mucho más las psico emocionales.  ¡Adelante con ánimo!

lunes, 3 de septiembre de 2012

Shakespeare y las estrellas, maestros en mi camino


Sin duda alguna Hamlet es un personaje que el dramaturgo y poeta inglés William Shakespeare ha inmortalizado allá por 1601, seguramente sin habérselo propuesto, pero siglos más tarde sigue presente esta obra en nuestros días y culturas. Si retrocedemos a aquella época hemos de tener en cuenta que no había cine ni televisión y que la mayoría de la población era analfabeta, así que no sabían leer ni escribir, por lo que las representaciones de teatro debían ser los espectáculos más esperados y degustados para entretenimiento y deleite de las masas.

El argumento de aquella obra parece no tener mucho que decirnos en nuestra época actual, tan moderna y sofisticada, época en la que prima la tecnología y somos y estamos tan dependientes de las máquinas, de la informática y de los avances científicos. Sin embargo, Hamlet denuncia en nuestros tiempos tantos problemas como pudieron vivir las gentes de la época del siglo XVII, con otros decorados, sin duda, pero seguimos intentando resolver aún controversias y circunstancias que al igual que dijo Hamlet en la obra “Algo está podrido en Dinamarca” nosotros seguimos pudiendo utilizar esta frase sustituyéndola por otros nombres y lugares. Así pues seguimos limpiando capas y capas en nuestra conciencia, como seres humanos, para llegar a conseguir vivir según altos ideales, y cada vez somos más personas los que aspiramos manifestarlo en nuestra vida cotidiana.

Sea en representación de teatro o en cine, ya volviendo a nuestra época actual, y en concreto voy a referirme ahora al mundo del cine, sin lugar a dudas resulta sumamente agradable asistir a la representación de Hamlet bajo la dirección de Laurence Olivier, producción  inglesa de 1948, y cuyo papel principal interpreta también el mismo,  junto con actores tales como una jovencísima pero sobresaliente Jean Simmons, Basil Sydney y otros muchos más. La fotografía, ese juego imaginativo y creativo con las sombras y luces, en esta película en blanco y negro corrió a cargo de Desmond Dickinson, y la música la compuso William Walton. Uno debe encontrar ese momento especial para sentarse y entrar en el mundo de Hamlet dejándose transportar por la magnífica interpretación de estos actores. Y merece la pena, escuchar, sentir, palpitar entrando en el pulso particular de la interpretación conseguida por este magnífico equipo.

Este mes de septiembre se pone directo el planeta Plutón, y Marte mientras tanto estará transitando por Escorpio, pero sigue retrógrado Neptuno en su signo, en Piscis, y vamos a reflexionar en la energía de estos planetas como arquetipos y de qué manera pueden influir en la psique, en el pensamiento y emociones, y a través de estas vías o canales en el destino de una persona. Sírvanos Hamlet, un personaje de ficción, para ilustrarlo, tal vez precisamente por ser tan radical y determinante. Y porque Plutón, que rige a Escorpio, transita por Capricornio, un signo que está vinculado a las figuras de poder y autoridad, y porque el eléctrico e impaciente Urano desea cambios radicales y recorre en estos momentos el signo de fuego de Aries, a veces tan agresivo y primitivo. Descubramos su significado y veremos de qué manera tan activa están en nuestras vidas sus energías.

Nos decía Hamlet al empezar la obra:
“¡Oh, si esta demasiado sólida masa de carne pudiera ablandarse y liquidarse disuelta en lluvia de lágrimas, o el Todopoderoso no asestara el cañón contra el homicida de sí mismo! ¡Oh, dios! ¡Oh Dios mío! ¡Cuán fatigado ya de todo juzgo molestos, insípidos y vanos los placeres del mundo! (…..). Pero hazte pedazos, corazón mío, que mi lengua debe reprimirse.”

Nos encontramos en Hamlet de lleno con Neptuno a través de estas frases en las que el personaje expresa su deseo de desintegración y disolución, increpando al cielo, se alza orando, rezando. Es una frase en la que el personaje nos expresa su dolor y desazón, enfado y crítica ante los hechos ocurridos, la pérdida de su padre y la actitud de su madre al desposarse con su cuñado al poco tiempo del fallecimiento del marido.

Neptuno siempre se nos muestra como una energía que nos induce a la creatividad, a la espiritualidad, a la bondad y a la compasión, al amor incondicional. Y ello es así cuando la personalidad ha evolucionado y transmutado, trascendido, emociones y sentimientos profundos, cuando se consigue sobreponerse a las dudas y confusiones, cuando se consigue salir de la densa niebla en la que también nos envuelve Neptuno, en esas ocasiones ante críticas circunstancias.

Nos encontramos en Hamlet enfado, ira y violencia, puesto que el personaje se identifica con la víctima a quien se la está agraviando, y además se pone en contacto con el bajo astral -expresión un tanto fea que nos viene a expresar ese lugar del mundo sutil donde vagan las almas “en pena” con pensamientos aún mortales, apegados a la materia, a las emociones fuertes y asolados por el castigo al que sus propios pecados han conducido. El espectro del padre, su espíritu sufriente, pide por tanto a su hijo que tanto le ama “venganza”, induciéndole así a hundirse un poco más en un estado lamentable de desolación, alimentando su rabia y odio.
Se empiezan a mezclar elementos neptunianos y plutonianos, sin que falte el agresivo Marte (iremos viendo sucesivas muertes por envenenamiento, por ahogamiento, y al corte de la espada). Se ha de vengar la vil muerte del padre, pero no de manera directa y rápida, se ha de procurar torturar al reo, para que el dolor también en ellos se prolongue, sin dar tiempo al redentor arrepentimiento.

Como vemos igual que Neptuno puede ser un salvador, un rescatador, y que Plutón puede transmutar y conducirnos a un renacimientos y renovación, en sus aspectos menos evolucionados influyen en que sigamos atrapados en pautas negativas, destructivas e involutivas. Mirar un arquetipo, participar en la acción de un personaje nos puede ayudar por tanto a mirar dentro, son espejos que van a reflejar una realidad nuestra que, a menudo, queremos ignorar.

Plutón aporta intensidad, pasión, también obsesión y tormento. Hamlet tiene esta energía de Plutón que induce a castigar, el otro ha de comprender el mal que ha hecho, el dolor que ha causado, por lo tanto hay que elaborar un plan, seguir un proyecto. Y de Neptuno, este último además le convierte en un mártir, son los otros los que causan aflicción a Hamlet, pero este personaje se recrea con el sufrimiento, Neptuno nos lleva a pautas masoquistas tanto como Plutón puede inducir al sadismo, en todo caso hay ausencia de amor y por tanto resulta muy destructiva la ruta a seguir.

Hamlet consuela a su padre “descansa, descansa, agitado espíritu”, cuyo espectro le acaba de pedir venganza “(…) prometerás venganza”. El airado redentor maquina un plan, temeroso plan porque como dice Hamlet “¿Qué temores debo tener? Yo no estimo la vida en nada”, sus amigos intentaron apartarle de la “sombra”, pero Hamlet no tiene miedo, el cual a veces nos hace prudentes, y él les dice “y a mi alma, ¿qué puede él hacerle, siendo como él mismo cosa inmortal…?”. Si el cuerpo no importa y uno tiene conciencia de su esencia, si perdemos en contacto con nuestro corazón y sólo vivimos en la cabeza, en el mundo de las ideas, el camino a la temeridad puede estar abierto, y Hamlet decide utilizar un medio uraniano, fingir la locura, “afectar un proceder del todo extravagante”, una locura en la que resalta el ingenio, por cierto, y será de tortura con aquellos a quien desea impactar y castigar. En su propósito terminará hiriendo a seres más frágiles, como a la dulce Ofelia a quien Neptuno le arrebata realmente la cordura y finalmente la conduce a aguas profundas en busca de perdida corona de flores. Así pues como todos los extremos, como todo lo que ya no está en el equilibrio, como dice Hamlet “… la naturaleza está en desorden…”, las consecuencias serán tremendas, lo sabemos por la obra, aunque os invito a disfrutar viendo la película, porque como dice el personaje “… ¡iniquidad execrable! ¡Oh! ¡Nunca hubiera yo nacido para castigarla”…

Gertrudis, la madre de Hamlet, de quien el personaje opina y nos dice“¡Fragilidad, tu tienes nombre de mujer!”, termina redimiéndose, otra vez Neptuno aparece en la obra, al menos ofrece su vida en ello intentando salvar la de su hijo, ¡gran coraje, fortaleza y valor es necesario para ello! O su propio acto de amor incondicional le devuelve estas cualidades no cultivadas en su conciencia.



Sin duda alguna, y a pesar de las divagaciones, dudas y confusiones de Hamlet, o precisamente a causa de ellas, William Shakespeare nos induce a la mesura y al equilibrio con su obra. Como en las tragedias griegas, ocurre que después de ver esta obra se libera la rabia, el odio, la ira, se produce el desahogo, es el efecto sanador de la catarsis, pudiendo así discernirse y elegir lo que en realidad en el día debe hacerse, con sensatez y con calma.



Y comparto estas otras reflexiones como complemento, “Necesitamos a Hamlet”, ¡descubrid por qué!.