jueves, 30 de agosto de 2012

Sanando patrones de víctima



La verdad, a todos más pronto o más tarde nos ocurren situaciones y vivimos circunstancias que suponen un reto, dificultades que nos ahogan y hechos que nos causan sufrimiento. Todo esto viene a ser un detonante para activar el posible patrón de víctima interior. Por cierto, no debemos avergonzarnos de su existencia, no constituye un pecado,  no constituye un hándicap, no debe ser tampoco un tema tabú. Pero sí hemos de tomar conciencia de su existencia y de cuando se exalta y se apodera de nuestras emociones y de nuestros pensamientos. Cuando Neptuno, como arquetipo, influye en tus energías el rol de víctima querrá tomar posesión en cuanto se le presente una oportunidad, y hay que saberlo porque cuando una energía se convierte en dominante y nos polariza se convierte en una fuerza que puede ser muy destructiva, para nosotros mismos, para los demás.

Actualmente Neptuno transita por su signo, Piscis, y hemos de considerarlo una oportunidad para, precisamente, liberar este patrón de víctima tan cargado de ira y de violencia, sanar la víctima que vive dentro de nosotros para poderle dar a Neptuno la ocasión de aportarnos muchos de sus dones. Su trabajo es directo en nuestros corazones, por lo que a veces se nos nubla la mente y nos podemos sentir confusos, duales, se trata de relajar nuestras mentes, de “sacarnos de nuestra cabeza” para poner más énfasis en el corazón, el amor incondicional, la creatividad. La fantasía, la música, la danza, la poesía, los colores y las formas que caprichosamente se manifiestan en nuestros sueños y en momentos de relajación, de meditación, de éxtasis ante la belleza y bañados en la belleza de un paisaje, transportados por el trino o los colores de un ave, sedados por el sonido del caer de las aguas o los murmullos del mar, trasladados a tierras de olvido por perfumes exóticos, dulces, salados…


La víctima se enfada porque se siente “impotente” y se siente frustrada en este estado precisamente porque precisamente sentirse víctima le desconecta de su centro, de su esencia, de su poder y fuerza intrínseca, con el que venimos y el que, de todos modos, nos anima, el poder de la Vida.
Todos llevamos de alguna manera este patrón porque durante siglos y siglos en muchas culturas y civilizaciones se consideraba más digno el papel de sufridor. “Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados”.  La resignación y aceptación pasiva resultaban cualidades plausibles en algunos círculos, sobre todo religiosos. Y siempre ha habido personas dispuestas a formar parte de estos círculos en los que entregando el propio poder se despojaba uno de la responsabilidad de sus decisiones y actos.
Pero a medida que el ser humano evoluciona y avanza el rol de víctima va perdiendo su razón de ser y existir. Es tiempo de cambio y renovación. Salimos de Era de Piscis, avanzamos hacia las energías de Acuario.
De todos modos la víctima termina en muchas ocasiones dominando a parte de su entorno, con su actitud de dolor y sufrimiento, resulta manipuladora, por lo tanto volvemos a ver su connotación agresiva y violenta, de una u otra manera, físicamente y/o psico emocionalmente.

Por eso tenemos que estar atentos y examinarnos, ante las vivencias que experimentamos, ¿me siento víctima? ¿Convivo con alguna víctima que termina dirigiendo lo más que le permito mi propio destino?

Son tiempos de cambios y de libertad, las cosas no van a permanecer como siempre, es imposible. Una gran mayoría de personas está despertando, la raza humana está abriendo los “ojos”.
Cada vez que alguien o algo activa mi rol de víctima me hace el favor de librarme de una capa de esta pesada carga, yo elijo.
Ante todo “soy”, soy parte de la Vida, de la Luz, del Amor.

No pensemos que sólo por ser Piscis estamos potencialmente tocados por Neptuno. También afecta al Sol y a la Luna, son los luminares, y es importante si toca a los personales –Mercurio, Venus y Marte.
He aquí algunas fechas (aproximadas) siguiendo a Neptuno desde 1950 transitando a los diferentes signos del horóscopo, desde Libra hasta el día de hoy que está en el signo de Piscis, a quien rige:

1950, Neptuno a 17º de Libra
Conjunción con el Sol en Libra, personas nacidas entre el 3 de octubre y el 13 de octubre
Cuadratura con el Sol en Capricornio, personas nacidas entre el 3 de enero y el 13 de enero
Cuadratura con el Sol en Cáncer, personas nacidas entre el 3 de julio y el 13 de julio
Oposición con el Sol en Aries, personas nacidas entre el 3 y el 13 de abril


1957, Neptuno a 0º de Escorpio
Conjunción con el Sol en Escorpio, personas nacidas entre el 23 de octubre y el 3 de noviembre
Oposición con el Sol en Tauro, personas nacidas entre el 23 de abril y el 3 de mayo
Cuadratura con el Sol en Leo, personas nacidas entre el 23 de julio y el 3 de agosto
Cuadratura con el Sol en Acuario, personas nacidas entre el 23 de enero y el 3 de febrero


1971, Neptuno a 0º de Sagitario
Conjunción con el Sol en Sagitario, personas nacidas entre el 23 de noviembre y el 3 de diciembre
Oposición con el Sol en Géminis, personas nacidas entre el 23 de mayo y el 3 de junio
Cuadratura con el Sol en Virgo, personas nacidas entre el 23 de agosto y el 3 de septiembre
Cuadratura con el Sol en Piscis, personas nacidas entre el 23 de febrero y el 3 de marzo


1985, Neptuno en Capricornio
Conjunción con el Sol en Capricornio, personas nacidas entre el 23 de diciembre y el 3 de enero
Oposición con el Sol en Cáncer, personas nacidas entre el 23 de junio y el 3 de julio
Cuadratura con el Sol en Aries, personas nacidas entre el 23 de marzo y el 3 de abril
Cuadratura con el Sol en Libra, personas nacidas entre el 23 de septiembre y el 3 de abril


1998, Neptuno en Acuario
Conjunción con el Sol en Acuario, personas nacidas entre el 23 de enero y el 3 de febrero
Oposición con Leo, personas nacidas entre el 23 de julio y el 3 de agosto
Cuadratura con Tauro, personas nacidas entre el 23 de abril y el 3 de mayo
Cuadratura con Escorpio, personas nacidas entre el 23 de octubre y el 3 de noviembre


2012, entrada de Neptuno en su signo, en Piscis

jueves, 16 de agosto de 2012

Espíritu aventurero, juegos y servicio a la comunidad


Un gran número de personas está preparando sus días de vacaciones, en algunos lugares del mundo, otros están ya disfrutándolas. A este respecto podemos apreciar diversos gustos en cuanto a las elecciones que se van a hacer, en qué emplear y dónde el tiempo libre, según los valores de cada uno, el temperamento, el carácter, la misión y, por supuesto, las circunstancias económicas particulares que en cada momento se nos presentan.

Tenemos el tiempo de ocio y vacaciones orientadas a la aventura, se busca el riesgo, la emoción fuerte, las experiencias intensas en un marco diferente al habitual. A pesar de que en numerosas ocasiones en nuestra rutina también nos vemos sometidos a presión, de que segregamos adrenalina más de lo conveniente ello no nos produce felicidad ya que son situaciones que vienen impuestas por determinadas situaciones personales que todavía debemos  aceptar al no estar preparados para hacer los cambios que deseamos, bien porque nos falte energía o bien porque nos falte confianza, bien porque preferimos aferrarnos a la seguridad que ya conocemos y no preparamos las oportunidades convenientes. Pero llega el tiempo de ocio y unos prefieren seguir con pautas orientadas a actividades de aventura que nos someten a presión, que nos hacen vivir el riesgo pero ya desde la elección absoluta, desde una serie de circunstancias que prácticamente hemos ido eligiendo y controlando casi en su totalidad. Ahora elegimos jugar y divertirnos, aunque para algunas personas la aventura y el riesgo no es lo más idóneo y prefieren elegir situaciones que les proporcionen tranquilidad, seguridad y descanso.

La demanda es diversa y se atiende a todos los gustos y necesidades.

Hay, sin embargo, quienes prefieren dedicar una parte de su tiempo libre a descansar y recargarse para posteriormente lanzarse hacia experiencias de colaboración y participación en ayuda humanitaria. Serán días en los que dedicarán  su tiempo libre de vacaciones, sus conocimientos, experiencia y formación uniéndose a grupos para ayudar allí donde sea más necesario colaborar para mejorar el entorno y la calidad de vida de determinado grupo de personas que viven en su vida cotidiana situaciones difíciles de supervivencia.

A estos misioneros del mundo de diferentes edades quiero darles las gracias en nombre de toda la humanidad. Ellos expresan y viven el verdadero espíritu pionero de los que nacen principalmente para contribuir al bienestar común. Cada cual con su misión, según su destino.

La Luna Nueva de este mes de agosto en el signo de Leo nos acerca a estas reflexiones, rigiendo Leo el Ocio, la Creatividad, el Amor.  En esa orientación que tienen el Sol y la Luna acercándose al planeta Neptuno, planeta del Amor Incondicional, del Amor que no conoce barreras, del amor idealista dispuesto a morir por una causa si con ello tiene la posibilidad de salvar y proporcionar bienestar a otras personas del entorno. En esos arrebatos místicos de locura que se llega a experimentar incluso placer en sufrir por morir en el servicio al prójimo. Tal vez es un extremo y, como todos los extremos, hemos de intentar procurar equilibrar, algo que también nos indica esta carta del cielo para el día de la Luna Nueva, este viernes 17, el signo de Libra ocupa la posición más elevada, estando allí Marte y Saturno: actuar con madurez, actuar con equilibrio y responsabilidad.




Que el juego, las risas, la danza, el humor y el optimismo no nos falten nunca, desarrollemos estas cualidades en el día a día, a ello nos invita este ascendente Sagitario en su último grado. Y no olvidemos que a pesar de todos los movimientos de masas, de cualquier actividad ejecutada por un colectivo con  carácter social, como lo es el signo de Leo, no ha de servir para que los individuos que participen pierdan su centro, su eje, su esencia. A eso nos invita Leo, a no delegar nuestro poder, fijémonos en el ascendente Capricornio. Delegar el poder en unos líderes puede resultar tentador para no hacer cada uno de nosotros su parte del trabajo. Esos líderes sociales, o políticos, religiosos o económicos, o de otra índole, no son tantos y pueden estar reflejando el estado de la mayoría de los individuos que componen los colectivos. Esa es la verdadera transformación que desea hacer Plutón actualmente desde Capricornio. Cada uno de nosotros asumimos en nuestra vida cotidiana, por diversas razones, parcelas grandes o pequeñitas de poder en relación a otra u otras personas. ¿Qué hacemos cada uno de nosotros en y con nuestra parcela de poder?

Hay quienes tienen la posibilidad de tener posesiones y ofrecer en alquiler una nave, un local y/o un piso. ¿Qué calidad se ofrece y a qué precio? ¿Somos responsables del precio que pedimos y de la calidad del material que ofrecemos?

Hay quienes llevan un pequeño, o gran negocio, ¿ofrecen la calidad en relación al precio que cobran? Y si los precios son bajos, ¿advierten de la calidad correspondiente que incluyen por tan módicos precios?
En esos pequeños o grandes negocios, se es responsable de no crear necesidades inexistentes por parte de los usuarios? ¿Se es transparente? ¿Se dice la verdad? ¿Se explican con claridad los aspectos técnicos que controlamos con nuestros conocimientos?

¿Importa el ser humano, la persona, o tan sólo el conseguir dinero para mí y para mi pequeño o gran negocio?

Estos son sólo algunos ejemplos. Porque la sociedad está formada por individuos, la individualidad Solar, y la calidad de cada uno de ellos se ve reflejada en los candidatos que después se eligen como representantes. Es muy importante no olvidarlo. La verdadera transformación, Plutón en el Ascendente de la Lunación, nos lleva a bucear (Plutón sextil Neptuno) en los valores (Venus oposición Plutón) para sondear qué se debe cambiar y renovar (Plutón cuadratura Urano), qué debemos cortar, dejar atrás, para contribuir al verdadero equilibrio y armonía de la sociedad (Libra en el Medio Cielo). Desde la Belleza y la Armonía se podrán transmitir la capacidad de acción responsable a las energías Solar y Lunar para que nuestras sociedades sean sanadas (Sol y Luna oposición Neptuno) y elevadas para tomar iniciativas orientadas a la justicia social, al bienestar común, para todos las mismas oportunidades de disfrute, realización y bienestar.

martes, 14 de agosto de 2012

Luna Nueva de Agosto


Carguémonos de  energía, de Fe, de entusiasmo y vitalidad antes del día 17 de agosto de este año 2012 en curso.

Conectémonos con nuestra esencia, con nuestro centro, a través de los elevados ideales que inspiran nuestros actos en la vida cotidiana. Para esta Luna Nueva del viernes 17 de agosto hemos de vestirnos con las ropas del aventurero y asomarnos a la vida cuando amanezca dispuestos a expansionar nuestras mentes. Con esta actitud podremos afrontar las poderosas energías de Capricornio, que aparece en el Ascendente de esta lunación. Saturno, su regente, sigue estando en el signo de Libra, como vengo comentando nos permite hacer un trabajo serio para establecer en nuestras relaciones cimientos sólidos y estables que sustenten las emociones que vayamos a compartir en pareja en los siguientes meses, a revisar dichos cimientos, reconocer si existen y si tienen posibilidades de seguir arraigando, o si tal vez la relación aportó madurez, experiencias profundas que han contribuido a asumir mayor responsabilidad respecto a nuestras emociones y convivencia en pareja, pero no tiene el propósito de seguir siendo un anclaje que a la larga nos aporté interiormente estabilidad para seguir elevando la mente y la conciencia. 

Ante todo, el primer signo que aparece en el Ascendente de la lunación es Sagitario, hemos de ser sinceros, y permitir a nuestro espíritu jovial, generoso y optimista que se exprese, que guíe nuestras decisiones más importantes.

Esta Luna Nueva en Leo sigue pidiendo que nos enfoquemos en nuestra estima y valoración personal, nos permite recargarnos de energías creativas y favorece la apertura de corazón, la sanación de heridas, salir de pautas de víctima, salir de pautas de salvador, aceptar la entrada de rayos de luz y de color que desean contribuir a una restauración de nuestro equilibrio interior.

Porque todos apreciamos el respeto seguimos trabajando, cada cual a su ritmo y en su nivel, cualquier trauma o complejo en el que nos hayamos podido estancar en relación con las figuras de autoridad y poder. Revisemos nuestras relaciones con estas figuras. Pero revisemos, de eso se trata, nuestros pensamientos e ideas al respecto, nuestras necesidades de poder y control en las relaciones, en nuestra vida social. Revisemos nuestro nivel de compromiso y por qué a veces precisamente lo eludimos, por qué pasamos a toda velocidad de una relación a otra, por qué no nos estamos permitiendo crear un hogar estable.

Más que nunca tenemos la posibilidad de recibir intuiciones, inspiraciones repentinas que nos abren puertas hacia una mayor comprensión, de nosotros mismos, de nuestro entorno, familiar, y de lo que está ocurriendo en nuestra patria.

No desdeñemos los esfuerzos necesarios, también gozaremos de momentos de calma y paz, sectores donde todo fluye amablemente. Aparecen ayudas de personas maduras, de personas que favorecen nuestros procesos, que nos ayudan en lo material, que afianzan nuestra valía, aparece incluso algún personaje de poder y autoridad dispuesto a dar un impulso a esos proyectos que perseguimos y en los que venimos trabajando desde hace tiempo con alegría y dedicación.

A veces también puede ser a través de la madre, o de un hermano que estaba más lejos o distante, podemos estar atentos, receptivos, dispuestos a compartir, a dar, a recibir.

Es tiempo para construir, para trabajar, los esfuerzos serán recompensados, atrevámonos a expandir nuestras mentes, abrirnos a la novedad, a lo imprevisible, a las sorpresas. Es tiempo para avanzar, transformar, dejar lo viejo, lo que ya no sirve, renovar. Es un momento para trabajar aún el equilibrio, la armonía, para sumergirnos vía la belleza en las energías sutiles que guían nuestras existencia personal, nuestra humanidad consiste en vivir el día a día desde el corazón, desarrollando afecto, comprensión, empatía, cualidades que nos liberan del orgullo, pedestal o torre de marfil que nos aleja de los demás, o aleja a los demás. No es necesaria la soledad, el dolor de la soledad, ni mucho menos.  La única soledad que nos nutre es aquella que deseamos y aquella con la aprendemos a pasar algunos ratos, pero la vida está llena de manos que se extienden para que compartamos, de sonrisas que podemos expresar y recibir, de cuerpos que saben danzar al ritmo de la música de las esferas, siempre divina, siempre perfecta. Escucha, escucha atento su melodía, para y escucha, detente y percibe esos sonidos que desde la lejanía desean acercarse a ti para transformarte.

Es tiempo para cantar con el místico San Juan de la Cruz:

¡Oh llama de amor viva
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!
Pues ya no eres esquiva
acaba ya si quieres,                          
¡rompe la tela de este dulce encuentro!