jueves, 21 de junio de 2012

Dejando atrás el pesimismo


     
Se nos presentan unas semanas con la oportunidad de poder avanzar con mayor seguridad, no me digas que no te apuntas.
Es un momento idóneo para permitir el fluir del amor, la amistad y experimentar estados de bienestar. Si todavía te parece imposible, por favor, espera unos días y podrás irlo comprobando.

La semana que viene es rica en acontecimientos ya que dos planetas retoman su ritmo habitual, lo que en Astrología venimos llamando “movimiento Directo”.

¿Qué puede significar y cómo aprovechar este movimiento energético?

Respecto a Saturno, quiero empezar por este arquetipo que representa la estructura con mayor peso en nuestra vida, y lo digo porque su influencia la solemos notar como más difícil de aprovechar. Indudablemente estos últimos días, incluso durante casi un mes o dos, para algunas personas ha sido un camino no siempre fácil. Con Saturno las cosas no siempre parecen posible de lograr, si bien algunos se empecinan todavía más en la lucha, pero para otros las dificultades no parecen una oportunidad para seguir avanzando y aprendiendo nuevas tácticas, de manera que podamos ir contactando con personas que puedas asesorarnos adecuadamente, dándonos pistas nuevas.

La única salida en momentos así es ir mirando hacia nuestro interior en busca de la fuerza que parece se nos esfumó. Enfrentarse a los miedos y a los complejos aún por superar no viene siendo lo más deseable, siempre que podemos lo eludimos. Pero no es tiempo para cubrir con un tupido velo lo que nos queda por liberar para poder progresar. Si queremos crecer y madurar, si queremos fortalecer nuestro núcleo interno y permitir que sumerjan potenciales que traemos, también Saturno nos presenta la oportunidad para ello. Eso sí, dedicándole por nuestra parte paciencia, atención y perseverancia  respecto a todo lo que viene aconteciendo, a nuestras circunstancias particulares que hemos venido experimentando los últimos días, semanas, meses, pero sobre todo las últimas y recientes semanas.

Para estos tránsitos de Saturno tenemos, una vez más, la ayuda incalculable que nos ofrecen las Flores del Doctor E. Bach. En las fórmulas para ingerir y en los masajes seguramente haya venido bien incluir Hornbeam, Gorse, Gentian, Larch, Cerato, Wild Oat, incluso Scleranthus. Prácticamente las flores del Grupo “Incertidumbre”, han venido ayudando a mantener la moral, la mente y el cuerpo en equilibrio, al menos intentarlo durante el mayor tiempo posible.

Ha sido una época de esfuerzos, vencer frustraciones que nos bloquean, dudas, y llegamos a cuestionarnos qué hemos hecho, qué estamos haciendo, qué vamos a hacer en el futuro inmediato. Nos preguntamos qué posibilidades reales tenemos y con qué herramientas contamos para seguir avanzando. Aunque uno también se puede preguntar con Saturno, ¿avanzar hacia dónde?. Porque en algunas ocasiones los límites que encontramos en nuestro interior, o en el exterior, nos producen desasosiego, desánimo y confusión. Así que nos podemos estancar mientras otros avanzan, cada cual con su historia y su momento particular, para qué compararnos. Pero como todo es perfecto en el Universo y, aunque no lo percibamos en momentos concretos, la energía sigue su curso, su eterno y constante movimiento neutro, por más que nosotros la percibamos con colores muy diversos. Es la transformación continua, el fluir de la Unidad.

Resulta importante entonces haber llegado a valorar aquello que realmente somos, un pasito más por lo menos, no lo que parecemos y/o tenemos. Definir claramente, lo más que podamos ahora, dentro de mis límites actuales qué voy a hacer en adelante, estrategias, proyectos, ir informándome. Eso sí, no he de olvidar que en este proceso de cambios aparecen nuevas posibilidades, estamos dispuestos y se abren caminos nuevos para que podamos concretar también ideales. Precisamente porque Saturno ha colaborado para que yo pueda definirlos y darles un matiz más práctico y realista. Sé lo que quiero y cómo conseguirlo, ahora, y el esfuerzo que ello implica, y cuento con las sorpresas que se presentan para apoyar mi proyecto vital en la vida.

Las probabilidades son amplias, y atreverse a probar y a iniciar la marcha por un camino concreto requiere gran coraje y valor, energía y entusiasmo. Lo que me encuentre a partir de mi recorrido siempre será la novedad, a menudo no lo encontraré perfecto, ya sea debido a mis elecciones, mis actos o los resultados de mi trabajo, pero lo importante es la experiencia que adquiero, los recursos interiores que surgen ante los desafíos.

Con esta energía de Saturno mi personalidad se vuelve más madura y estable, si consigo activar mi voluntad desde la libertad interior y decido sacudirme sentimientos internos de víctima, sobreponerme a la apatía y a la resignación, remontando por encima del desinterés y el olvido de mí mismo. Si decido seguir, pedir fuerzas para seguir si ello ha de conducirme a cumplir mi destino, las ayudas no se harán esperar demasiado. La humildad es una de las cualidades que Saturno también nos concede, no hay sabiduría sin humildad, así pues pedir ayuda implica reconocer mis límites, la Unidad que somos y en la que cada uno de nosotros participa, por lo tanto el apoyo que otros miembros pueden ofrecerme para el cumplimiento de mi propio destino y yo del suyo, esto es lo que contribuye a la realización del Camino de Vida.

Venus al ponerse directo avanza después de estas semanas de reflexión respecto al amor, los sentimientos, las relaciones, los valores, el dinero. Desde Géminis hemos podido pensar y reflexionar, informarnos, buscar, compartir, contarnos. Si decidimos que algo merecía la pena, atrevámonos a seguir adelante con ánimo y con valor. Permitamos que afluyan a nosotros ocasiones insospechadas para experimentar nuevas sensaciones que nos han de aportar plenitud emocional. Al fin y al cabo ahora empieza Venus a caminar por Géminis hacia Cáncer, y he de prepararme para ello, para ir abriendo mi mente, permitirme vivir la intimidad, una relación de compromiso puede aportarme gran felicidad si estoy dispuesto siempre al diálogo, escuchar y expresarme, manteniéndome en mi centro, estable, fuerte e independiente como el bambú, pero sabiendo que el Agua, las emociones y los sentimientos, riegan y mantienen vitales y llenos de chispa nutritiva mis centros energéticos, todos por igual.

Si cada día recuerdo mi propia unidad saliendo de la polarización hacia alguna zona de mi cuerpo concreta, saliendo de una o dos ideas obsesivas que intentan paralizar el resto del proceso de mi mente, avanzaré siempre hacia la comprensión mayor de la Unidad que somos todos.

Preparémonos entonces estos días para una marcha más rápida y ligera, hacia nuevas oportunidades, solidarios, unidos estamos creando un planeta donde todos podamos disfrutar de las mismas ocasiones para lograr vivir con bienestar y en continua expansión creativa.


DATOS ASTROLÓGICOS
Martes 26 de junio y jueves 28 de junio
Saturno directo a 22º de Libra y Venus directo a 7º de Géminis

jueves, 7 de junio de 2012

Hacia relaciones sólidas que proporcionan bienestar


Después de contemplar todos ayer con mucha expectación el paso de Venus delante de la Tierra interponiéndose entre ésta y el Sol, hoy volvemos a mirar dentro para meditar en aquello que nos aporta estas energías activadas y de las cuales nos podemos seguir beneficiando.

La curiosidad innata de Géminis nos conduce a indagar aquí y allá en busca de información que podamos incorporar a nuestra vida cotidiana. Estando Venus conectado con los signos de Piscis, Virgo y Libra durante la conjunción, esta búsqueda podrá ir encaminada hacia temas prácticos, hacia contenidos que nos hagan sentir más seguros de nosotros mismos, que nos conecten con nuestros valores más profundos, con información que alimente también a nuestra alma a través de la vía de la expresión de la belleza y del amor. Las relaciones que establecemos, más o menos conscientes, haciendo esfuerzos o siendo “guiados” por nuestra alma, tienen el propósito de servirnos de canal para la sanación (contacto con Kirón), y de todos modos que no sea algo efímero e intranscendental, sino una base y un sustento que nos permita edificar algo sólido (contacto con Saturno).

Un momento ideal entonces para ampliar mis relaciones, tomar iniciativas (contacto con Marte) y responder a las de otras personas de acuerdo a mis valores en este momento actual de mi vida. Sobre todo también he de reconocer hasta qué punto utilizo precisamente mi impulso desde el corazón para acercarme a los demás y participar o si tan sólo me guía mi cabeza, o si tal vez mi mente y sus pensamientos e ideas me bloquean el acceso a emprender nuevas relaciones portadores de energías nuevas que enriquecen mi vida y con quienes también tendré la oportunidad de compartir dones y actitudes que me son propios y he desarrollado a lo largo de mi camino.

Pero también es buen momento para revisar el tipo de relaciones con las personas que ya forman parte de mi vida. Por una parte si miramos a Kirón y a Marte uno puede preguntarse por las propias actitudes que supondrían en algunos momentos causar un daño a alguna o algunas personas con quienes me estoy relacionando, en diferentes grados de intimidad, pudiendo ser desde la pareja hasta una amistad, o incluso un compañero de trabajo. Este tipo de relaciones terminan repercutiendo en la salud y no dejan de ser un impedimento para seguir avanzando. Puesto que Géminis es mental y la energía del Sol también rige en cierto modo nuestra conciencia revisemos con honestidad este punto. Y hagámoslo con valor porque ahora vamos también a revisar hasta qué punto mantenemos algunas relaciones a pesar del dolor y del daño que me causan. Revisemos si la seguridad que busco, si la estructura que he creado o que estamos creando juntos realmente compensa el daño y el sufrimiento, el sacrificio, la renuncia y el desgaste que ya a corto plazo se comenzará a manifestar en nuestra salud, empiezan a aparecer síntomas.
Saturno tiene ahora toda su fuerza en Libra (retrógrado) y tenemos aún por delante unas semanas para revisar estas vivencias en el sector relaciones. Inevitablemente la energía de Saturno tiende al realismo, tiene en cuenta los límites y las posibilidades que un marco práctico, trabajando, haciendo esfuerzos podemos lograr. En nuestras relaciones ahora Saturno nos hará ver por tanto lo que nos frustra para obligarnos, digámoslo así, a ir viendo dentro de las posibilidades existentes qué quiero hacer al respecto. Sin prisa, porque Saturno es lento ya que se trata de realizar algo constructivo, pero no hemos de acumular frustración cerrando los ojos porque esta actitud con Saturno conduce a la depresión, a la melancolía, a la rigidez, al anquilosamiento, estanca y degenera.

Varias son las posibilidades que tenemos, los caminos, el corazón nos habla. ¡Es tiempo de escuchar y acoger su voz! Realmente en él está la fuerza y el poder para dirigir nuestros pasos con decisión hacia las metas que nos proponemos alcanzar en cada etapa.
Para poder edificar he de concentrar, no dispersar ni diluir.

La vía del corazón me permite salir de la dualidad para dirigirme hacia la plenitud de la Comunión.

martes, 5 de junio de 2012

Volando despiertos desde la fuerza del corazón


NEPTUNO RETRÓGRADO en PISCIS – desde el 5 de Junio  y hasta el 11 de noviembre



El etéreo Mercurio está en su signo disponiendo así de toda la fuerza irradiadora de su energía.


Lo más importante es conocer qué tipo de influencia puede ejercer un planeta sobre nuestras vidas, porque al fin y al cabo todos estamos deseando de alguna manera poder controlar elementos ajenos que puedan influir en nuestra voluntad y restarnos libertad… O, acaso en muchas ocasiones no tenemos conciencia de que esto precisamente está ocurriendo y nos creemos muy dueños de nosotros mismos y de nuestro destino, cuando precisamente vivimos cada día adormecidos en los brazos de imaginaciones y ensueños, de fantasías y deseos que tienen ocupada nuestra conciencia de vigilia. De esto trata precisamente en muchas ocasiones Neptuno, de imbuirnos en una nebulosa en la que lo que aquello que nos parece real resulta muy al contrario, irreal  y, en definitiva, estamos siendo manipulados de manera sutil sin darnos cuenta. Al fin y al cabo es lo que ocurre cuando compramos compulsivamente, cuando fumamos o bebemos compulsivamente, cuando leemos la prensa diaria compulsivamente, cuando vemos la programación de la tele compulsivamente sin buscar opciones más personalizadas, cuando salimos o programamos mecánicamente nuestro tiempo libre llevados por la rutina y los convencionalismos, cuando procedemos medio hipnotizados siguiendo las reglas generales del colectivo sin esforzarnos en lo más mínimo por averiguar quién soy y qué quiero de verdad, qué me motiva y da sentido a mi vida.



Puesto que Neptuno impacta con su fuerza vamos precisamente a cuestionarnos respecto a todos estos rasgos adictivos y compulsivos, son pautas con las que podemos estar viviendo nuestra existencia medio en trance. Es hora de saber a quién o a qué hemos entregado nuestra voluntad, y, aunque duela, ir comprendiendo que no merece la pena vivir muriendo, que de esto también nos habla Neptuno, porque esta manera de vivir es como una lenta descomposición orgánica de todo nuestro ser por apatía, por comodidad, por miedos, me desintegro para formar parte de otra realidad más vasta que yo mismo. Pero elijamos al menos despiertos a qué realidad o Realidad vamos a entregarnos…



Siento acercarme a la cara más oscura de Neptuno así al empezar, pero creo necesario reconocer su extraña influencia sobre nosotros antes de pasar a los dones y atributos que también puede regalarnos, pero que serán degustados en su plenitud por una conciencia despierta y guiada por la sabiduría de nuestras almas para cumplir nuestro destino en esta vida y en este planeta, aquí y ahora.



Será importante atrevernos a ser sinceros y no vivir en el engaño, ni  mentirnos ni intentar engañar a los demás, porque será entonces imposible caminar por esta espesa niebla con la cabeza fresca y guiados por la sabiduría interna. Entregar mi voluntad y olvidarme de mi mismo supone renunciar al don maravilloso que se me ha entregado, escuchar la guía de mi corazón y desplegar con la fuerza que le es propia mis alas para desarrollar mis talentos y dones, vivir en plenitud una vida que no es sólo para mí mismo en exclusiva, sino con la conciencia de unidad y hermandad.



Aunque parezca imposible, difícil, duro en algunos momentos, siendo honestos y permaneciendo tranquilos pero despiertos, Neptuno también se ocupará de hacernos llegar su consuelo, de hacernos beber la copa del éxtasis que nos transportará y regenerará por encima de cualquier dificultad, desánimo y agotamiento que podamos experimentar o sentir en momentos concretos. La vía de Neptuno es la del corazón, la Belleza es afín al Amor porque el Amor comprende la Belleza, y la Belleza está ahí rodeándonos y es gratis, es la reconexión a través de la contemplación y mediante el hilo conductor que nos une a la fuerza Creadora a la Luz y al Amor Eternos.

La vía de Neptuno es la música, el arte, la poesía, el color que encontramos en una puesta de sol, en la escucha del cántico de un pájaro, en el brillo y el calor de nuestra mascota que se nos acerca y nos ofrece su amistad, en la brisa que nos acaricia, en el sol que nos recarga, es la montaña que me ofrece su firmeza, está en el agua del mar que nos abraza y envuelve, en los árboles y las flores que con su frescor y su perfume nos envuelven y recargan. Más allá de mí y permitiéndome la fusión con la Naturaleza encuentro de nuevo el camino de regreso a casa, a mi hogar, pero sigo estando aquí si aún es mi tiempo y debo cumplir, hacer o recibir. Neptuno es el tiempo de la escucha y desde ese estado pasar a la acción solidaria.



Como veis Neptuno tiene el propósito de salvarme de mi despiste actual, de recordarme mi origen, no para sentirme superior a otros seres y creerme un redentor que impone unas creencias y pautas de vida que se han de seguir con rigidez, tampoco para sentirme salvado por otros. Neptuno me permite vivir una Comunión cuya esencia es la Libertad, el Respeto y alcanzar estados de bienestar mutuos.



No es tan difícil pues entregarse a Neptuno, simplemente hemos de hacerlo despiertos para que no se convierta en una trampa de letargo y apatía, en un placer egoísta puramente personal, porque entonces no estoy conectado con Neptuno en su realidad, sino con fuerzas de involución que precisamente me atrapan e impiden elevar mis alas y desplegar mi potencial.

La diferencia parece pequeña, precisamente por ello exige atención, esta es la clave, poner atención, tener la mente despejada y el corazón activo, de esta manera la energía puede pasar al cuerpo y ser activa en la contemplación.




¿A qué signos podrá afectar con más intensidad?

A los Piscis y Virgo nacidos entre los días 23 y 3 de los meses de febrero y de agosto, respectivamente.

También a los Sagitario y Géminis de los primeros grados de estos signos.


También podrá afectar a otros signos que tengan en estos primeros de Piscis algún planeta personal, la Luna, Mercurio, Venus o marte.