miércoles, 25 de abril de 2012

El ABEDUL, ingrediente imprescindible en los tratamientos reductores


Betula Alba, álamo blanco.

Es un árbol que crece en terrenos ricos en agua. La infusión de sus hojas nos ofrece efectos diuréticos, actúa de manera suave y sin dañar a los riñones, sólo extrae del cuerpo la cantidad de agua que se encuentra estancada. También puede disolver las arenillas de la vejiga y de los riñones.

La corteza de abedul se puede utilizar para limpiar la piel y sanar los eccemas, la dermatitis secas y escamosas, estimula el cambio celular y combate el prurito y para cuidados capilares remediando la caspa, algo que ya conocía el pueblo celta; también sirve para sanar enfermedades tales como el reuma y la gota. Facilita limpiar la sangre de exceso de grasa o de ácidos. Se utiliza para los tratamientos dirigidos a reducir la celulitis y a combatir la obesidad.



Este árbol es considerado como el de la sabiduría y la iluminación. Se le reconoce por su tronco blanco plateado con fisuras verdes. Su tronco posee belleza y elegancia, la corteza es cada vez más pura al acercarse a la copa.

Entre los pueblos rusos simboliza la primavera. Para los celtas rige la renovación del Sol, era un árbol muy admirado pues después del largo invierno el brotar de sus hojas anunciaba la primavera, de hecho los pueblos Escandinavos lo utilizaban de orientación para comenzar la siembra.

Según el calendario de los árboles de Robert Graves es uno de los que corresponden al signo de TAURO.

Astrológicamente lo asociamos tanto al Sol como a la Luna, también a Venus, planeta que gobierna al signo de Tauro.

El abedul está relacionado con el cuarto Chakra, el del corazón.

Para los chamanes siberianos era el guardián de la puerta que conduce a un estado de conciencia superior a través del cual podían acceder a la morada de los dioses para regresar a la tribu con dones de curación.

El abedul es un árbol que creció en las tierras del hemisferio norte, en Islandia, Groenlandia, Gran Bretaña. Actualmente hay en el mundo unas 60 especies diferentes de abedul.

Su vida puede llegar hasta los 100 años y su altura suele ser de unos 25 metros. Sus raíces son poco profundas y mediante ellas este árbol drena la humedad del terreno donde crece con lo cual asegura unas condiciones óptimas para que puedan crecer otras especies, normalmente el roble y la haya.

Su corteza es impermeable y prácticamente incorruptible, los indios de América del Norte fabricaban con ella sus canoas.

lunes, 23 de abril de 2012

Los Jardines de Tauro


El 23 de abril se celebra el día de San Jordi en Cataluña, y también se celebra San Jorge en Inglaterra.

Pero ¿sabías que San Jorge también es el patrono de Ferrara, una ciudad de Italia? Sí, Ferrara, una ciudad que está cerquita de Bolonia.

De Ferrara era la familia del escritor Giorgio Bassani era de Ferrara, aunque él naciera en Boloña pasó su infancia y su juventud en Ferrara. Bassani era un Piscis, nacido el 4 de marzo de 1916. Fue el autor de la novela Il giardino dei Finzi-Contini, llevada al cine bajo la dirección de Vittorio de Sicca, unos jardines donde los paseos en bicicleta cobran protagonismo.

Con Tauro llegamos al esplendor de la primavera y al signo están vinculados los jardines, las plantas, las flores. Precisamente se celebra el Día Mundial de la Tierra el 22 de abril, bajo el gobierno de Tauro.

En la novela este jardín se convierte en un espacio mágico, sus propietarios son los miembros de una familia a punto de extinguirse ya que serán deportados por ser hebreos al llegar los fascistas. Esta obra denuncia el nazismo, la locura que afectó transitoriamente a la Italia de Mussolini en aquella época. De hecho el propio Bassani estuvo en la cárcel de mayo de 1943 hasta julio debido a sus actividades antifascistas. Más tarde fue nombrado vicepresidente de la RAI, presidente honorario de “Italia Nostra”, organización ecologista; fue director de la editorial Feltrinelli.

En un mundo a punto de desaparecer son bellas las imágenes y las palabras con las que está contado su relato.

Estos jardines han sido recreados en la ciudad de Ferrara y podemos pasear por ellos, de hecho todos los amantes de la naturaleza estamos invitados a disfrutar adentrándonos en él, es el Parque de Massari.

Curiosamente en la actualidad se celebran en este parque eventos como el Festival de Balloons, uno de los más prestigiosos de Europa, y la Fiesta de las Cometas, durante este mes de abril, del día 21 al día 25. Desde la Tierra son espectáculos vinculados al elemento Aire, tal vez para recordarnos que aunque hemos de ser prácticos, pragmáticos, organizados, y que si bien hemos de velar por nuestros bienes e intereses económicos y materiales, bien arraigados en la materia, en el presente, en el aquí y ahora (así lo anunciaba la reciente Luna Nueva con su esbelto gran trígono en Tierra), es necesario también saber desapegarse, saber volar (si observamos el gráfico se forma precisamente una cometa), no retener al punto de quedar anquilosados y rígidos. Al fin y al cabo, el siguiente signo a Tauro es el aéreo Géminis. No hemos de olvidar nunca que es necesario mantener un equilibrio entre los elementos para conseguir una buena armonía.



La Luna Nueva nos venía indicando la posibilidad, en algunos casos, de recibir agresiones y traiciones (oposición Marte-Neptuno), no hace falta que sean graves, por poco que sea pueden desencadenar una serie de emociones que nos obligan a hacer un trabajo interior de regeneración y transmutación (Plutón está implicado en la figura formada). Respecto a todo lo vinculado con afectos, relaciones, valores, valoraciones, ya sea en el plano físico o mental será necesario esforzarnos sabiendo que avanzamos y es un paso hacia una sanación profunda (Venus-Quirón). A pesar de tenernos que encontrarnos o ser afrentados por figuras de poder (Sol-Luna/Saturno) podemos ser enérgicos y apoyarnos en la bondad y nobleza de nuestro corazón para anclarnos en los valores por los cuales regimos nuestra existencia. Nos apoyamos y encontramos sustancia y fuerza en aquellos que habitualmente sabemos que nos aprecian y acompañan, aquellos también por quienes nosotros estamos dispuestos a actuar y apoyar.

Todo puede ir rápido, la palabra, el pensamiento, consciente o inconscientemente por algunas personas tal vez nos sentimos heridos y atacados (Mercurio-Urano/Plutón), pero podemos elegir aceptar las emociones que han surgido y atenderlas, ocuparnos de nuestro niño herido con la vista puesta en el cielo, sin pretender ahora ahogarnos en sentimientos de víctima. No estamos desvalidos, más que nunca ahora es tiempo de conectarnos con la Tierra y recibir, estar receptivos y recibir su energía dirigida a centrarnos para poder avanzar, a pesar de las dificultades. Bien conectados con el Cielo, bien anclados en la Tierra. Cielo y Tierra. La figura de la reciente Luna Nueva es una invitación a ello, y es posible, más que nunca porque en breve compartiré con todos algo también sumamente importante que acaece antes de terminar esta primavera del 2012.

martes, 17 de abril de 2012

¡LOS TRABAJOS DEL AMOR!




Hay parejas que se atraen y deciden compartir sus caminos a pesar de ciertas dificultades, llamémoslas en este caso Los trabajos del Amor. Lo defino así porque supone para ambos un reto que, por otra parte, otorga múltiples recompensas, una vez superados los primeros obstáculos, para lo cual se necesita observación y aceptación.

En Astrología utilizamos unas técnicas que denominamos “Sinastría” para analizar las cartas de una relación, ya sea de pareja, entre miembros de una familia, profesionales, de amistad, etc. Por supuesto sabemos que todo está bastante informatizado y existen programas que hacen los cálculos, dibujan los gráficos y de manera mecánica aportan unos informes generales al respecto. Todo puede resultar interesante, pero no olvidemos que la consulta personal con un astrólogo nunca podrá ser remplazada por el trabajo de una máquina que tan sólo aporta de manera aislada el significado de cada elemento, pero no puede realizar una síntesis ni una visión total de cada persona y de la pareja globalmente. Como cualquiera puede utilizar un programa de astrología para obtener un informe a veces surge después cierta ansiedad al leer algunos de los aspectos que se pueden describir. Quiero tratar ahora los aspectos entre Saturno y Venus, puesto que algunas personas que vienen a consulta me lo comentan con mucha angustia.



Venus es un planeta que rige tanto al signo de Tauro como al de Libra, el primero está asociado al elemento tierra y el segundo al aire. En la sinastría hemos de observar todos los elementos por separado pero sin perder la visión de conjunto, puesto que somos un todo. Generalizando diremos que Venus corresponde a una energía asociada al placer, a la seducción, a la belleza, que gusta en general de socializar y relacionarse, intercambiar con el medio, unas veces porque le complace el diálogo y la comunicación, las fiestas glamurosas y el lujo, en otras será muy selectiva y tanto en las reuniones como en los encuentros seleccionará a aquellos que integran su círculo de relaciones. En otras ocasiones Venus puede gustar de los encuentros simplemente por el placer, el placer de una comida compartida con amigos, el placer de una comida que además presenta la oportunidad de hacer negocios y aumentar el capital y los bienes. Pero ya sea la Venus de Tauro como la Libra siempre se tiende a participar en situaciones agradables y portadoras de bienestar, al menos es lo que se busca y se desea, en el plano físico o en el plano mental. Venus tendrá muchos matices dependiendo de en qué signo está en una carta astral, a qué elemento corresponde ese signo, qué relación tiene Venus con los demás planetas (aspectos) y a qué signo rige y casa, por ejemplo. Además de la fuerza que pudiera tener o no en una persona concreta. Pero a grandes rasgos esta es la energía de Venus en general.

Presentar a Saturno es muy distinto, rige al signo de tierra de Capricornio, corrige al signo de aire de Acuario. Saturno es una energía que en principio se orienta hacia lo serio, lo formal, las personas saturninas suelen ser personas que en principio pueden aparentar ser frías y distantes, pero en todo caso también podrán ser muy comprometidas, organizadas, responsables, trabajadoras, orientadas al esfuerzo, al rendimiento, dispuestas a prepararse para demostrar todo lo que pueden hacer aunque necesite perseverancia, creación de estructuras apropiadas, tiempo, dedicación, horas de soledad y cavilación.

Como vemos no parecen muy afines, Venus parece mucho más física y sensual, atraída por la belleza y el amor, el placer. Saturno orientado al sacrificio si es necesario, a la economía y la sobriedad hasta poder alcanzar poco a poco objetivos y metas elevadas.

Si tuvieran que ir a bailar Saturno querría primero saberlo todo, formarse, probar en la soledad, superar su timidez, su inseguridad, practicar y practicar de manera muy sería y formal, controlar el ritmo, saber qué tiene que hacer, cuándo y cómo. Venus estaría más dispuesta a improvisar, a experimentar primero con su cuerpo, a probar, a reír mientras aprende y cuando se equivoca, a dejarse enseñar por otras personas y divertirse a lo largo del aprendizaje. Como vemos afrontarían de manera muy distinta eso de aprender a bailar. Pero no significa que no puedan finalmente bailar maravillosamente juntos, una vez que cada uno esté preparado “a su manera”.

Las dificultades pueden surgir si Saturno intenta disciplinar de manera exagerada a Venus, someterla a su manera de hacer las cosas, a la larga Venus se sentirá asfixiada, y, lo que es peor, aburrida. Si Saturno inhibe la espontaneidad y la chispa propia de Venus surgirán conflictos, evidentemente, a la larga no se puede aguantar porque para ambos es una insatisfacción.

Pero todo no está dicho, habría muchos matices. Por ejemplo, una pareja en que uno de los miembros tenga a Venus en Capricornio y su pareja tenga a Saturno en conjunción a su Venus precisamente. Tal vez esto no chocaría tanto a ambos. Estarían juntos, visto así por encima, sin ninguna dificultad. Por supuesto tenemos que observar otras posiciones, como la Luna de ambos, y más elementos concretos de las respectivas cartas astrales.

Saturno y Venus tienen múltiples oportunidades en una relación de pareja, o de amistad, por ejemplo, porque cuando dos personas se encuentran unidas por estas energías es una señal de que la relación ha de aportar para ambos madurez, y una vez superadas las primeras dificultades que pudieran surgir se puede avanzar más allá, hacia espacios de mayor libertad y consciencia.

Animo encarecidamente a todos los que se han hecho una sinastría por ordenador y quedaron confundidos, angustiados, temerosos a consultar profesionalmente con un astrólogo para que pueda resolver temores y disolver temores producidos por este tipo de informes. Como astrólogos preparados profesionalmente podemos aportar una visión completa y profunda de muchos aspectos sutiles que surgen en la interactuación. Es un trabajo amplio, que requiere preparación y tiempo por parte del astrólogo previamente a la consulta. Pero merece la pena para el consultante si se está buscando mayor entendimiento y consciencia respecto a una relación concreta. Todo lo que nos aporta comprensión para poder vivir con mayor lucidez y entusiasmo nuestras vidas tiene un sentido y un propósito, un valor inestimable. Las consulta se graba y volverla a escuchar de vez en cuando aporta siempre algún valor nuevo, información que se nos escapó o no podíamos asimilar en un momento dado. Es algo que podemos ir digiriendo en diversas etapas y siempre aporta algo puesto que uno mismo va evolucionando al igual que la propia relación. Lo considero una buena inversión porque se puede volver a consultar en varias ocasiones, como hacemos con los libros que tenemos en casa. Al fin y al cabo una consulta de Sinastría es como asistir a un Taller personalizado únicamente para dos asistentes y que está enfocado a la relación que deseamos descubrir en sus más mínimos detalles. Merece la pena.

lunes, 9 de abril de 2012

El poder del amor para realizar cambios y evolucionar


Más allá de lo racional, aspirando al amor puro…

Para muchas personas esto último parece una utopía, pero quería compartir un hecho real que nos viene a probar que la esperanza respecto a ello está bastante fundamentada. El 17 de junio del 2009 se publicó una noticia en “Goblal Goods News” referente a una iniciativa tomada en Japón en el año 2005. Se quiso probar en uno de los barrios con alto índice de criminalidad, un barrio muy poblado donde se llegaban a cometer 1700 robos por año. En 20008 la cifra había bajado a 390. ¿Cómo consiguieron este resultado? Plantando flores, este barrio se convirtió en floral y siendo el entorno más respetado las personas empezaron a respetarse también entre ellas.



Laurent Voulzy nos decía hace 20 años en su canción “El poder de las flores”:


“…Imagina nuestra esperanza

Dejábamos nuestros corazones

al poder de las flores.

Jazmines, lilas

Eran nuestras divisiones de soldados

Para cambiar el mundo.

Cambiar el mundo

Cambiar las cosas con ramos de rosas.

Cambiar a las mujeres

Cambiar a los hombres

Con geranios.

Cambiar las almas

Cambiar los corazones con ramos de flores…”



Y aunque todo esto parecía utópico en Japón se invirtió tiempo, dinero y energía por parte de la administración para llevar a cabo, con mucho éxito, “El poder de las flores”.

Indudablemente nuestro planeta tiene una capacidad inmensa para curarse a sí mismo y para proporcionarnos a todos sanación. La Tierra va más allá de venganzas, castigos y odios, nos regala siempre flores. ¡Toda una lección por aprender! Integremos y desarrollemos los valores femeninos y maternales en nuestra naturaleza ya que son el futuro de la humanidad.

Y ahora veamos algunas características actuales activas y cómo podemos ir más allá de la aparente realidad cotidiana.



La energía de Plutón está vinculada de alguna manera al poder, conflictos y problemas respecto al poder. Cuando se impone a los demás nuestros puntos de vista, nuestra verdad personal, de manera tal que llegamos a ser en extremo exigentes y desconsiderados, olvidándonos de las necesidades y derechos de los demás, utilizando incluso la violencia, sin escrúpulos, se desencadenan fuerzas destructoras de tal magnitud que la seguridad tanto de aquel o aquellos que se imponen como la de aquellos a quienes se pretende dominar a toda costa destruirán para ambos cualquier tipo de seguridad en el plano físico.



Sin embargo, Plutón es una energía que pretende activar la voluntad espiritual otorgando fuerza y coraje para evolucionar y transformarnos. Este planeta es una energía que mueve siempre a la evolución.



Por lo tanto, aunque en estos primeros grados del tránsito de Plutón por el signo de Capricornio ya estamos observando manifestaciones de su presencia, no olvidemos nunca que precisamente porque actualmente están surgiendo a la luz todas esas fuerzas arraigadas, todas esas capas endurecidas que estaban ahí cobijando en su interior deseos de poder absoluto, de megalomanía, impidiendo el fluir y la evolución, el propósito está orientado al cambio de conciencia, a la evolución como seres humanos, y en los  momentos más críticos precisamente no hay sensación de seguridad, porque se está reorientando el poder de modo que se consiga que las estructuras establecidas cambien para que así puedan fluir las energías y éstas hagan posible que todos podamos dar un paso más hacia delante, purificando, transformando lo que ya no sirve ni es necesario ahora. Estamos viviendo un proceso de regeneración profunda.



Aries está vinculado al valor, al coraje, a la aventura vivida con pasión. Es el emprendedor entusiasmado, el pionero que va por el mundo derrochando energía y alegría de vivir. Las resistencias que encuentra a su paso resultan estimulantes para seguir avanzando, no se desmoronan fácilmente. Con Urano transitando este signo podremos ver manifestarse con evidencia síntomas de impaciencia: Urano mira al futuro, le interesa la seguridad tanto como a Saturno, pero a diferencia de éste, Urano quiere avanzar hacia lo nuevo, por eso investiga en busca de posibilidades que permitan el progreso. Con Urano por Aries podemos esperar entonces cambios bruscos y repentinos, a veces compulsivos y exagerados. Se busca la libertad y cortar con todo lo que pueda ser desagradable.



La combinación de estos dos tránsitos –Plutón por Capricornio y Urano en Aries– podrían combinarse perfectamente, consiguiéndose paulatinamente pero sin cesar, cambios en las estructuras caducas que posibiliten el bienestar y la prosperidad, pero no para construir de nuevo estructuras que con el tiempo caduquen. Precisamente porque Neptuno transita por su signo (Piscis), el Amor está tiñendo todo el dinamismo producido por esta combinación de los planetas transpersonales entre sí. Neptuno en Piscis actuará con mano suave, ya que este planeta actúa disolviendo aquello que ya se ha convertido en inservible, aquello que está muerto, todo aquello por donde la savia del amor y de la vida ha dejado de fluir. Con Neptuno en Piscis, las metas materiales dejan de interesar si no están sintonizadas con el Amor incondicional, con un compromiso social de bienestar global para todos.



Estas reflexiones están basadas en los trabajos de investigación y difusión que han realizado en relación a estos tres planetas tanto Alice Bailey como Bruno y Louis Huber. Y, como nada es azar y además estamos en un momento muy importante para alcanzar la síntesis, enlazo con aquello que compartió con nosotros Colin Bloy cuando nos animaba a despertar en nosotros lo divino que nos habita, de forma que nos atrevamos a sentirlo y nos permitamos trabajar conscientemente inspirados por esta fuerza interior para la evolución del hombre, yendo más allá de lo racional, aspirando al amor puro.



Todo tiene sentido. La sinergia de estas tres fuerzas actuando a la vez –Urano, Neptuno y Plutón, cada una en un signo actualmente– configura una pista clara para que los seres humanos redireccionemos nuestros esfuerzos y activemos nuestra conciencia.



En realidad, debemos tener confianza –ya no los decía Jacinto Benavente– porque la sabiduría y el conocimiento permanecen siempre actualizados, aunque utilizando otro lenguaje, acorde a otra época, pero la esencia es la misma. Es importante conservar la Fe y la Alegría que brota del corazón cuando nos conectamos a la fuerza del Amor Divino.



  “Y en ellas visteis, como en las farsas de la vida, que a estos muñecos como a los humanos, muévelos cordelillos groseros, que son los intereses, las pasioncillas, los engaños y todas las miserias de su condición: tiran unos de sus pies y los llevan a tristes andanzas; tiran otros de sus manos, que trabajan con pena, luchan con rabia, hurtan con astucia, matan con violencia. Pero entre todos ellos desciende a veces del cielo al corazón un hilo sutil, como tejido con luz de sol y con luz de luna, el hilo del amor, que a los humanos, como a estos muñecos que semejan humanos, les hace parecer divinos, y trae a nuestra frente resplandores de aurora, y pone alas en nuestro corazón y nos dice que no todo es farsa en la farsa, que hay algo divino en nuestra vida que es verdad y es eterno y no puede acabar cuando la farsa acaba.”



                 (Extracto de Los intereses creados de Jacinto Benavente)



Datos Astrológicos:

 Tránsito actual de los planetas transpersonales: su influjo personal y colectivo.


Plutón en Capricornio –el poder/evolucionar

Neptuno transitando por Piscis – el Amor

Urano por Aries –imprevistos/cambiar

lunes, 2 de abril de 2012

Aprender a decir "NO"

Expresar al otro mi desacuerdo me expone a no ser amado ni valorado por él, me expone a ser rechazado, a ser abandonado, a ser juzgado por el otro, pero no hacerlo me expone a negarme a mí mismo. Terrible verdad, porque anularme a mí mismo es como vivir muerto, algo que parece incongruente. Pero por eso hablo de Renacer continuamente, por todas las ocasiones que nos ofrecer la Vida para ello. Es siempre la llamada de la Vida: “¡Sal de tu tumba!”.

Todas las razones mencionadas anteriormente provienen de nuestra necesidad de pertenencia, de integración social. Todas estas razones tienen seguramente su origen en la infancia, respecto a nuestra relación con la madre o la figura que hizo de madre, de qué manera pensábamos actuar para no dañar a nuestra mamá, o a nuestro papá tal vez, para no hacer sufrir, o tal vez porque la madre, o su figura equivalente, nos exigía un comportamiento de renuncia debido a sus exigencias respecto a nosotros, y sus reproches en cuanto a posibles actitudes egoístas por nuestra parte nos han conducido a no escucharnos y respetar nuestras necesidades interiores aprendiendo a ceder continuamente y a anularnos.

Sin embargo, nosotros resistimos con valor y fortaleza los “no” de muchas personas, y además sin ningún reconocimiento ni gratitud por su parte, pues es lo que se espera de nosotros, que seamos amables y sacrificados, que lo aceptemos todo, que nos adaptemos, que no rechistemos, que permitamos por tanto que se aprovechen de nosotros.



Aprender a posicionarnos es imprescindible para establecer relaciones de confianza y verdaderamente afectivas. En la relación es importante comunicar al otro cuáles son nuestros límites, decirlo de manera firme pero con calma, explicar qué es lo que nos gusta y qué es lo que no nos gusta, afrontando así el miedo de que el otro venga a provocarnos y exigirnos sin que nosotros seamos capaces de pararle, sintiendo siempre temor e inseguridad. Y de este modo, cuando queramos poner límites, lo haremos de manera excesiva. Aprendemos a decir no antes de que aparezcan los problemas.



Aprender a decir no evitará por nuestra parte idealizar al otro de manera excesiva, ya que si no vemos los defectos del otro no tenemos por qué temerlos, con lo cual no tendremos que adoptar ninguna posición. Y cuando los defectos aparecen nos sentimos profundamente decepcionados, y entonces nos sentimos impulsados a tomar la decisión de no establecer relaciones tan íntimas nunca más con nadie. Y esto puede convertirse en una de las causas por las cuales rechazamos la ayuda de los demás y se convierte, por tanto, en un impedimento para establecer precisamente unas buenas relaciones íntimas.



La dificultad en decir NO puede provenir de un sentimiento íntimo de culpa que habrá que trabajar y sanar. Necesitamos liberarlo para establecer relaciones sanas y auténticas.

Cuando evito decir NO voy acumulando rabia, y finalmente estalla interiormente la cólera y los deseos de comportarse con el otro de manera malintencionada, por tener que soportar una situación que no queremos, y lo peor, porque sentimos que no nos respetamos a nosotros mismos.



Es muy importante trabajar este aspecto, ya que de no hacerlo podemos somatizar, entrar en estados depresivos y sufrir una pérdida de identidad. Aprender a decir NO me conduce a ser auténtico y aumenta la confianza mutua.


 

Algunas de las flores de Bach que pueden favorecer este aprendizaje y extraer nuestros dones:

Centaury: saber decir NO

Pine: para la culpabilidad

Holly: para la cólera



Es importante trabajar ciertas creencias y transformarlas, y estas creencias suelen ser socioculturales: “hay que sacrificarse por la familia”, “no hay que ser egoísta y debo pensar en los demás”, etc., etc.



Saber decir NO es reconocer aquello que es bueno y nos conviene y saber lo que nos perjudica.




Saber decir NO al otro en muchas ocasiones será también la oportunidad para el otro de cuestionarse respecto a sus intenciones, respecto a sus actos. Es darle la ocasión de enfrentarse a su negatividad, a su lado más oscuro en cuanto a motivaciones; de no hacerlo le abandonamos, pues también a sus aspectos más involucionados, con lo cual favorecemos que permanezca, al igual que yo, también en el sufrimiento.



Como los padres con los niños pequeños es necesario precisamente porque se ama decir NO y establecer ciertos límites. Los padres aprenden así a ser responsables respecto a la educación y destino inmediato de sus hijos, y los hijos aprenden a discernir aquello que es o no perjudicial. Y en el fondo se trata también de esto, de discernimiento, no de juzgar, no de un juicio de valores que pretende eliminar o anular, sino de ayudar al otro y a mí mismo a establecer relaciones adultas y sanas basadas en el equilibrio y la armonía. Este es el ideal.



Saber decir NO a la persona que nos hace daño, aunque para nosotros sea desagradable, le evita también a esa persona muchas otras situaciones desagradables en el futuro.

Y para nosotros será imprescindible, pues nos obliga a evitar establecer relaciones basadas en víctima y verdugo.



Cuando es de justicia decir NO al otro, de manera que yo actúo desde el respeto propio, transmitiré también al interior del otro ese mismo respeto. Por supuesto, todo dependerá de cómo lo interprete y se lo tome el otro, si para esa persona es un rechazo, con lo cual es una indicación de que hay una herida en su interior, un trauma, un complejo y es tocado por mi NO. Decir NO cuando es justo y necesario, cuando partimos de nuestra propia escucha interior y respeto, reflejará en el exterior precisamente estos valores tan necesarios y que todos nosotros deberemos tener en cuenta. Es básico el respeto a uno mismo, la propia sinceridad conmigo mismo es esencial. Y este contacto con mi ser esencial se transmite al exterior, se transmite al entorno, se transmite a los demás. Por lo tanto, los resultados son a la larga muy positivos.



Actuar de acuerdo a aquello que yo valoro y necesito, de acuerdo a mi propio código ético y moral, de acuerdo a lo que es justo, de manera que mi respeto me conduce a establecer relaciones sanas en las que no cabe lugar para la mentira ni para la manipulación, con lo cual refuerzo mi propia autoestima.



Así pues, es necesario cuando surgen ocasiones ir entrenándonos diariamente y aprender a decir NO.

Cuando surgen las ocasiones y observamos que nos cuesta decir NO podemos plantearnos estas preguntas:

-          Exactamente, ¿qué temo?

-          ¿Cuál es realmente el peligro si digo No?

-          Si digo Sí, ¿cuál es el precio?

-          Si digo No, ¿qué me aporta?

-          ¿Qué elijo entonces?



Todas estas respuestas irán disminuyendo la intensidad emocional, la ansiedad y la posibilidad de decir “no” empieza a ser más fácil para nosotros.



Saber decir NO al otro cuando es necesario, pues le obligará a desarrollar la paciencia y a tratar la frustración que provoca encontrarse con límites en el entorno. Hay todo un trabajo de maduración como adulto tras esta energía asociada a Saturno.



Si decidimos decir “no” hagámoslo con amabilidad y consideración, con respeto, podemos si es necesario explicar nuestro rechazo, esto puede hacer más fácil la situación. Pero evitemos caer en justificaciones excesivas, ya que sería fácil entonces establecer una corriente orientada hacia juegos de manipulación y poder.



Cada reto y aprendizaje en la Vida nos permite dar un paso más hacia nuestra Libertad interior, a vivir desde la autenticidad, a expresar nuestra esencia, se sentir plenitud y bienestar.



DATOS ASTROLÓGICOS

Relaciones humanas – Actualmente Saturno retrógrado en Libra

Saturno y el aprendizaje respecto a establecer límites, saber decir NO, la autoridad interna, posicionarme.

Con el paso del Sol por el signo de Aries podemos introducirnos en su signo opuesto y complementario, Libra, por el cual transita ahora Saturno en dirección retrógrada, lo cual nos invita, como he comentado, a reflexionar acerca de nuestras relaciones en general, cómo me relaciono, cuáles son los inconvenientes y límites que me encuentro habitualmente y que he de trabajarme para sentirme armonizado respecto a mí mismo y con el entorno.

Aries tiene todo el ímpetu de su naturaleza de fuego, es una energía primitiva de inicio y comienzo, como se manifiesta durante la primavera la Naturaleza.

A veces puede resultarnos demasiado enérgica y directa esta energía. Por ello propongo en este ciclo volver hacia Libra y cuestionarnos lo que Saturno pretende sanar en estos momentos si lo tenemos pendiente: los límites en nuestras relaciones, saber decir “No”.