jueves, 29 de marzo de 2012

Disolver el dolor

Casi todos nosotros hemos pasado por la experiencia de encontrarnos en nuestro entorno a una persona que termina desencadenando conflicto. Es esa persona que despierta la rabia que llevamos dentro, que nos provoca con su actitud, sus palabras y hechos sentimientos de indignación, de frustración y la tentación de responder con  violencia, y todo ello a pesar de considerarnos a nosotros mismos como personas sensibles y ecuánimes, pero en ciertos momentos quisiéramos atacar y hacer daño de la misma manera que nos hemos sentido vulnerables y heridos.

¿Qué haremos con toda esta rabia generada a raíz de la relación con esta persona concreta? Psicológicamente, uno intenta ir más allá del propio dolor producido en la relación. ¿Qué me está enseñando esta persona? ¿Qué estoy aprendiendo? ¿Qué suscita? ¿Qué límites he de superar? ¿qué límites he de aprender a ponerle?

Podemos disolver el dolor producido o surgido. Podemos hacerlo, siempre desde la comprensión, desde la sabiduría. Y todos estos disturbios y situaciones desagradables pretenden precisamente conducirnos a ella, porque la Tierra en ocasiones se convierte en una escuela de vida, con lecciones para integrar, con lecciones para aprender, con retos para superar, con la única finalidad de ir alcanzando mayor libertad interior, con el objetivo de ir sintiendo cada vez más plenitud interior.

Tanto esa persona como yo tenemos que aprender, tenemos que evolucionar. Parece ser que ella adoptando el papel de verdugo y, parece ser, que yo el de víctima. Esa persona tiene el rol del “malo”, yo el de “bueno”. Vaya, qué suerte tengo, puedo decir al menos. Es el mundo de la dualidad, y en la dualidad sufrimos porque nuestra alma recuerda su origen, la Unidad, todos somos Uno.

Así pues, esto es lo que en un principio podría parecer, visto desde la óptica de la dualidad en la que, evidentemente, se genera el juicio, el conflicto, y se pierde el sentido de la observación, que es el que nos facilita investigar, constatar.

Por supuesto que esa persona podría ser la víctima de sus pasiones y de pulsiones descontroladas, como son la envidia, la soberbia, la avaricia, la lujuria, la ira, la gula, la pereza o el egoísmo. Esa persona, por tanto, tendrá que aprender -tanto como yo- a desarrollar y liberar de su esencia los dones que también trae, porque todos somos hijos de Dios y participamos de la esencia divina, dones ocultos y sepultados bajo capas y capas de dolor, de traumas, de complejos, de miedos. A no ser que haya una grave patología, siempre se puede madurar, crecer, evolucionar.
 

Ahora, pues, podemos ver que tanto esa persona como yo estamos muy implicados en el proceso de evolución como seres humanos.

Esa persona, con sus actos, sus palabras, su manera particular de relacionarse conmigo, favorece que yo madure, que yo sea responsable de mis propias emociones, que me haga cargo de mis respuestas más viscerales, que aprenda autodominio, disciplina y ejerza mi voluntad.

Si yo voy evolucionando desde una consciencia despierta y apoyándome en la sabiduría divina, la estaré ayudando a evolucionar también si a su vez consigue y permite oír la voz de su propia alma, de su propio espíritu, de la luz que habita en su corazón.

Pero volvamos a nosotros mismos. Vuelvo a mí de nuevo, a mi trabajo personal que, indirectamente, de alguna manera tocará también a su conciencia, y lo que elija desde su libertad ya no es asunto mío. Pero yo he realizar un trabajo evolutivo, y eso es lo más importante.
 

En algunas ocasiones tendré que aprender a ponerle límites a sus pretensiones deshonestas, a su deseo de poder, tanto de dinero como de control de los demás. Tal vez tengo que aprender una lección respecto a los valores verdaderos, la autoridad, el poder, el dinero. En otras ocasiones habré de actuar enérgicamente y utilizar la palabra y el diálogo siempre con respeto pero delimitando precisamente sus pretensiones con energía y convicción interna. Cuando uno tiene este tipo de experiencias con personas muy allegadas parece tremendamente doloroso y difícil, pero el reto está ahí, y el don por tanto también, cada uno en nuestro papel, con el fin de progresar.
 

Mi virtud se pone a prueba, mi humildad, mi generosidad, y no sólo en cuanto a bienes materiales, ya que se puede manifestar generosidad y bondad de muchas maneras, incluyendo el uso que hacemos de nuestro tiempo y aptitudes concretos. Se pone a prueba mi paciencia, mi templanza, mi caridad y mi diligencia para responder, o al menos, para ir aprendiendo a responder, desde el sentido común pero siempre desde el corazón, y esto, llevado a la práctica, comporta muchas veces llegar a modelar nuestro carácter y temperamento de manera que terminamos siendo mucho más fuertes y estables de lo que nos parecía poder ser, y el sentido de la nobleza y de la justicia que nos inspira, unido a la comprensión profunda de lo que está pasando, analizado tanto desde un punto de vista psicológico como espiritual, conduce a disolver dolor. Sólo queda Luz y Amor.

Como vemos, todo tiene sentido en el aparente caos que a veces parece rodearnos. Se trata de conseguir observar, ser neutral para permitir que otra realidad mucho más sutil, pero poderosa, se manifieste y encontremos el valor intrínseco de muchas de nuestras experiencias cotidianas.


Y todo esto viene dado por las energías de los planetas y su contenido, que se va filtrando en nuestras vidas con sentido para conectar con el lenguaje del Espíritu, para poder captar de él Conocimiento Divino.

martes, 27 de marzo de 2012

Comprendiendo a un Aries: pareja, amigos, familiares

La energía de Aries es de fuego, de inicio, es un impulso primario hacia una meta elegida a corto plazo, al menos para muchos Aries el ir de reto en reto, de conquista en conquista parece estimularles mucho... ¿Te imaginas a un Aries en una rutina constante? Siempre igual, sota-caballo y rey. No te lo imagines mucho rato así porque el aburrimiento podría deprimirle, o... enfurecerle.



Enérgicos, impacientes, rápidos, acelerados y conquistadores. De verdad que ellos  mismos pueden sufrir consecuencias inmediatas debido a estas características, lo sé por confesiones al respecto.

Pero deberán aprender a cuidarse y moderarse, porque siempre terminamos por tener algún órgano más débil o sistema en nuestro cuerpo y pasa factura.



Algunos Aries buscan energías más apacibles que favorezcan un estado interior más relajado. Pero un rato, mucho descanso acaba por desazonarles y necesitan de nuevo acción, en ocasiones lucha.

No te extrañe entonces que algunos practiquen deportes de riesgo, pero no todos, se puede asumir "riesgo" en diferentes áreas y sectores. Se va eligiendo dónde, cuándo y con quién.



Sobre todo no olvidemos que es una energía que también necesita mucha libertad. Conviene tenerlo en cuenta cuando uno convive con ellos, como amigos, como pareja, como familiar.



Y aunque asocies a Géminis con conversar, hablar y comunicar, reflexiona un poco en los Aries que conoces, no sé si alguna vez habrás pensado ¡cuándo callará!



Hay muchas "tintadas" Aries, como ocurre con cada uno de los signos, ya que depende prioritariamente de dónde está Marte, en qué signo, con qué planetas. Y no menos importante es saber dónde está el Sol y Marte, en qué casa de la carta astral.

¡Seguiremos matizando! Y por otra parte no estaría mal la aportación de los Aries mismos. Cada uno estamos también influenciados por nuestra raza, por el lugar donde nacemos, el país, nuestra cultura, nuestra familia, la genética, nuestro entorno durante los primeros años de nuestra vida. La evolución propia que traemos como almas.

Y por supuesto, con los años se va cambiando, se va moldeando el carácter, la personalidad. Si queremos ver muchos rasgos Aries en un estado puro hemos de observar a los niños Aries, yo conozco algunos padres con hijos Aries... tranquilitos, tranquilitos, no es lo que se dice que sean en general tranquilitos.



Y ahora que nadie critique porque cada energía en el Universo es muy necesaria, complementa, la de Aries está asociada a la Primavera. Yo conozco a muchos que no quieren quedarse por más tiempo en el Invierno. Así que bienvenidos sean los ritmos y las estaciones, la diversidad, la diferencia y lo nuevo. ¡Dejémonos sorprender por la Vida cada día!



Y con esta energía de Aries, ¡comencemos a crear!

miércoles, 21 de marzo de 2012

Luna Nueva de marzo: conexión con la Madre Tierra y necesidad de movimiento

Este mes de marzo estamos disfrutando de una activación de los signos de Tierra (Tauro, Virgo y Capricornio), ya que están presentes en ellos planetas formando una configuración denominada en astrología Gran Trígono. Gracias a estas energías podremos preparar proyectos de futuro con un sentido más práctico y realista. Sobre todo hemos de tener en cuenta que nos es favorable el enraizamiento. Independientemente de los temas económicos, profesionales, meramente personales o colectivos al respecto, como seres humanos que habitamos este bello planeta tenemos delante unos días para sentirnos –más que nunca– acogidos y nutridos por la Tierra. Un tiempo propicio para compartir, dar y recibir, y me refiero a sustancia, a materia. Permitirnos poner energía amorosa en todos los bienes que compartimos con los demás, que fluyen de nuestras manos hacia los demás y que recibimos de ellos.


Si actuamos motivados desde nuestro interior con el ánimo de servir y ayudar a los demás estaremos promoviendo cambios para nosotros mismos y para esas personas a quienes nos acercamos o con quienes inevitablemente nos encontramos.
 

Esta Luna Nueva nos ofrece una ocasión para sentir nuestra propia fuerza interior, no desde actos demostrativos de violencia y destrucción, sino trabajándonos la humildad y desarrollando el espíritu de servicio. Son actos motivados por la energía de nuestro corazón, un corazón que permitimos cobre mayor protagonismo en nuestra existencia.


Hablar de corazón y de amor no significa optar por ser siempre pasivos y contemplativos, recogernos en la meditación y la oración, por otra parte imprescindibles para nuestra recarga. En ocasiones habrá que actuar enérgicamente para defender nuestra postura actual y, sobre todo, para hacernos respetar y que se respeten las leyes de convivencia, que de todos modos están inscritas por la Naturaleza en nuestros corazones.


Debido a la gran fuerza de la Luna Nueva en el signo de Aries, hay un exceso de fuego, que provoca en muchas ocasiones tensiones y un ambiente frenético, por lo cual será importante cuidar nuestro cuerpo físico, sobre todo el sistema nervioso. No nos olvidemos de tomar contacto con la tierra, con los árboles, con las plantas. Hemos de dedicar tiempo a la relajación, entrar en estados de paz que favorezcan la armonía interior. Escuchando música, haciendo gimnasia suave, yoga, taichi, chikung, estiramientos. Contemplar. Estar en silencio. Los próximos días, Mercurio en su retrogradación vuelve también a Piscis, donde se encuentran Neptuno y Quirón. Así pues, nos ayudarán en nuestro propósito de vivir con equilibrio las flores de Bach y las plantas medicinales y, con su poder mágico, todas las herramientas que actúan en el plano sutil, además de la metafísica, la energía angelical o los maestros ascendidos. Y también están los masajes, por lo que aprovechemos que Saturno está en Libra para reequilibrar. Podemos también emplear medios muy de tierra, físicos, de contacto, pero es prioritario prestar atención al sistema nervioso. Hemos de elegir una y otra vez volver a la paz y a la calma, volver al templo del corazón.


Con el exceso de fuego debido a la presencia de planetas en Aries hemos de canalizar nuestras energías en dirección adecuada, tomar iniciativas, emprender proyectos creativos, desgastar por medio del ejercicio, hemos de estar activos pero sin desgastarnos, ya que cada uno sabe el caudal del que dispone en este momento según su ritmo de vida, sobre todo profesional.


Esta Luna Nueva y el Equinoccio de Primavera nos permiten y nos invitan a abandonar lo viejo, lo que ya no sirve, para hacer sitio a lo nuevo, a las nuevas oportunidades que están esperando en la puerta. Avancemos hacia lo nuevo con espíritu de aventura, atrevámonos a cambiar de parecer, de ideas, a transformar nuestros razonamientos. No es momento de anquilosarse, sino de explorar nuevas opciones, vías, caminos. Nuevas experiencias enriquecerán nuestras vidas. Dejémonos llevar por el espíritu emprendedor y de audacia que caracteriza a Aries, pues esto nos aportará paz y alegría.

Respecto a las relaciones, tema activo por la presencia de Saturno en Libra, recordemos que precisamente hemos de estar pendientes de las que ya tenemos establecidas y que nos proporcionan seguridad y confianza. Podrán surgir dificultades y malentendidos, puesto que Mercurio está ahora retrógrado y nos exige un mayor cuidado a la hora de comunicarnos y expresarnos para evitar la falta de entendimiento y los conflictos innecesarios. Puede que de vez en cuando se activen complejos, salga a la luz aquello que nos hace sentir incómodos, inadecuados, acomplejados en las relaciones con los demás. No culpemos tanto al exterior, a los demás, ni tampoco entremos en estados de angustia y ansiedad por castigarnos a nosotros mismos mediante sentimientos de culpabilidad. Es tiempo de mirar dentro de nosotros mismos y trabajar con aquello que sentimos nos limita, pero que está en nuestro interior, que nos pertenece. Esta posición de Saturno nos invita a la interiorización. Somos responsables en nuestras relaciones, y en esto radica el aprendizaje. Es momento de desarrollar fuerza interior mediante las relaciones que mantenemos, las más íntimas, de pareja, y las sociales. La fuerza está en nosotros, en algunos casos apoyada por una relación; en otras, a pesar de nuestras relaciones, hemos de trabajarla. Éste es nuestro camino para madurar. Durante esta influencia salen a la luz aspectos que nos hacen vulnerables en nuestras relaciones con los demás, que nos señalan en qué nos sentimos vulnerables. Ahora es el momento de trabajarnos precisamente estas heridas: por qué, dónde, cómo y cuándo nos sentimos vulnerables, y así poder encontrar claves para sanarnos interiormente. Dediquemos tiempo, seamos pacientes y profundos. La frustración es un dolor que intenta provocar en nosotros una toma de conciencia para que realicemos cambios a los cuales hemos de dedicar tiempo y poner fe. Es momento de hacer frente a nuestra vulnerabilidad en las relaciones porque ello reforzará nuestro sentido de identidad, de seguridad y de fuerza interior. Así creamos una nueva estructura interior que nos definirá y favorecerá en el futuro. Este es el reto de aquí a finales de junio.



Datos astrológicos:
Luna Nueva – Jueves 22 de marzo, Madrid 16h36´
A 2º de Aries la Luna y el Sol, conjunción Urano, cuadratura Plutón
Marte retrógrado en Virgo quincuncio Urano, Luna y Sol
Saturno en Libra 27º quincuncio Mercurio Retrógrado en Aries, va hacia Piscis

viernes, 16 de marzo de 2012

Desarrollando nuestra capacidad de adaptación nos fortalecemos

“El mejor de los hombres es semejante al agua,
La cual beneficia a todas las cosas, sin ser contenida por ninguna,
Fluye por lugares que otros desdeñan,
Donde se acerca más deprisa al Tao.


Así, el sabio:
Donde mora, se acerca más deprisa a la tierra,
En el gobierno, se acerca más deprisa al orden,
Hablando, se acerca más deprisa a la verdad,
Haciendo tratos, se acerca más deprisa a los hombres,
Actuando, se acerca más deprisa a la oportunidad,
En el trabajo, se acerca más deprisa a lo competente,
En sentimientos, se acerca más deprisa al corazón;
No lucha, y así permanece libre de culpa.”


 

12 meses tiene el año, 12 fueron los trabajos de Hércules, 12 mandamientos dados a Moisés, 12 discípulos de Cristo, 12 signos del Zodiaco, 12 veces 30 grados constituyen los 360º de la circunferencia. Este signo está presente en diferentes civilizaciones muy diferentes y en diferentes épocas. Parece haber un vínculo entre este signo y la perfección, el equilibrio.

A lo largo del año cada uno de nosotros estamos llamados a conectarnos con los 12 signos del horóscopo para ir integrando en nuestra psique el potencial que contienen. A lo largo de todas estas semanas e ido proponiendo a través de los artículos del Blog y de las breves reflexiones publicadas en Facebook diferentes significados que muestran el múltiple contenido simbólico de Piscis, el duodécimo signo del Zodiaco.

Siguiendo con este propósito, y quedando tan sólo unos días para cambiar al impetuoso signo de Aries, propongo estas breves reflexiones a fin de que nos faciliten integrar en nuestra conciencia los dones de Piscis, lo que nos conduce sin duda a una mayor adaptación al medio y a las circunstancias actuales.



Este texto de Lao Tse, extraído del Tao Te King, contiene en su base parte de la esencia del signo acuático de Piscis. Realmente es la finalidad de un carácter influido por este signo o su regente, en su expresión más pura, luminosa y noble. Cuando Piscis consigue conectarse con su semilla interior consigue vivir desde su corazón la bondad hacia todo ser vivo, y en su acercamiento a los hombres podrá compartir y darse a sí  mismo pero sin perderse a sí mismo en el otro. Todo un reto que muchos conocemos, puesto que para algunos de nosotros sigue suponiendo un desafío en múltiples ocasiones salir cada día al encuentro de los demás con el ánimo de participar generosa y desprendidamente pero sin por ello terminar la jornada agotados por la confusión y, en ocasiones, por la desilusión. Todas las claves para superar este -llamémoslo inconveniente- las tenemos en la segunda estrofa. Hemos de permanecer bien enraizados, conectados a la tierra y sus fuerzas telúricas que nos nutren constantemente, visualizar a menudo raíces en nuestros pies –es la parte que rige Piscis, como si fuéramos árboles, ya que efectivamente estamos entre el cielo y la tierra. Piscis es uno de los tres signos de agua, junto con Cáncer y Escorpio, y centrando esta energía en la zona de tronco y abdomen podemos visualizar a nuestras piernas conectadas con la tierra, y a nuestros brazos y cabeza conectados con el cielo.



Enraizados podremos manifestar orden en el cual es posible la expresión de la verdad. Pero la verdad a veces es algo subjetivo que depende de un punto de vista personal, por lo cual no hemos de olvidar permanecer conectados con nuestro corazón, que es quien  nos facilitará vivir centrados, en equilibrio. Amar es una de las facultades maravillosas del hombre, amar con conciencia, con amor incondicional. Ésta es nuestra oportunidad para ser realmente competentes como seres humanos. Desde el amor incondicional nos habremos conseguido desprender de una de las lacras más pesadas, el juicio, del cual nace la dualidad, y ella nos conduce primeramente a la propia culpa, y seguidamente a la separación (“yo acuso”), y por tanto a la soledad y al sufrimiento.

Una vez más, comprendemos que sólo el amor y la bondad nos hacen libres porque gracias a ellos siempre conseguimos adaptarnos y mutar a estados superiores de conciencia.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Caminando con los astros durante las próximas semanas del mes de marzo

Sigue el Sol su recorrido en Piscis, ya a 17º empezará a llevar sus rayos a todos los Piscis que hayan nacido a partir del 10 de marzo. Estos últimos días se encontró con Marte en oposición, así que para algunas personas Piscis habrán sido días de más acción, se habrán podido encontrar más dinámicos, con necesidad de ser más asertivos y autoafirmarse. ¡Esperemos que ninguno se haya sobrepasado luciendo una agresividad innecesaria! De todos modos, las actitudes extremas terminan afectando al cuerpo físico (linfa, pies, sistema inmunitario) y al emocional (intranquilidad, sentimientos de culpa, melancolía, escapismo).

Esta es la influencia actual de Marte también para Virgo, Géminis y Sagitario. Todos los que cumplen años al principio de estos signos van a estar movilizados por Marte. Virgo deberá entonces evitar ser hipercrítico y angustiarse, querer limpiar y ordenar de manera compulsiva y maniática; se lo agradecerán sus intestinos y su sistema nervioso. Géminis deberá calmar su mente, relajarse, no querer ir a mil sitios deprisa, dar cita a tanta gente en el mismo día, repartir sus tareas y compromisos será beneficioso también para su sistema nervioso, sus bronquios y pulmones. Y Sagitario deberá evitar imponer su verdad, evitar el dogmatismo ideológico al punto de combatir por él; su hígado estará más tranquilo evitando las disputas, pues es necesario saber ceder y practicar la tolerancia. No podemos querer tener siempre la verdad absoluta.



Mañana, día 8, habrá Luna llena en el eje de Piscis-Virgo. Se trata de una invitación a equilibrarnos, a prestar atención tanto a nuestro cuerpo y sus necesidades de descanso, de reposo, como a nuestras emociones. Son unos días idóneos para llevar una dieta más sana y equilibrada, para practicar un poco de ejercicio moderado –caminar es algo sencillo que podemos hacer todos–, para dedicar un tiempo a la meditación, a la relajación profunda y a la visualización. Incluyamos en nuestra dieta alimentos de buena calidad y evitemos los que están procesados y refinados; incluyamos más fruta y verdura fresca. Nos podemos dar un festín –conjunción Venus-Júpiter– y disfrutar de agradables sabores y aromas, cuidando de que sea todo lo más natural y sano posible. ¡Podemos combinar placer y bienestar con salud y equilibrio total!



 Por lo tanto, evitemos la preparación de recetas que contengan un exceso de grasa, por supuesto los fritos, evitemos un exceso de harinas refinadas y azúcar, ya que esto nos ayudará a permanecer con la mente más despejada. Un acercamiento a la Naturaleza favorecerá nuestro equilibrio y sensación de armonía interior.

Se ha activado ya el contacto de Mercurio-Urano con Plutón, desde Aries y Capricornio respectivamente. Cuidemos la palabra, escrita o hablada; podemos estar muy inspirados e intuitivos, pero también podemos ser muy precipitados y excesivos, actuar y hablar desde el nerviosismo y las prisas. La mente quiere resultados inmediatos y tendemos a estar impacientes y querer controlar en exceso a los demás y las situaciones. Lo mismo se aplica respecto a cómo pueden querer relacionarse con nosotros en estos momentos. Evitemos que nos manipulen con ideas fantásticas de cambios rápidos y reformas inmediatas, un exceso de idealismo que se quiere además imponer a toda costa, tendiendo al despotismo. Por la fuerza no puede resultar a la larga, ya que surgirán de nuevo rebeldía, inconformismo, situaciones incómodas; no es un momento adecuado y un procedimiento oportuno, no asentará nada por estos métodos y tácticas, no enraizará, no se consolidará. Parecerá que algo cambia y se transforma, pero no tiene ningún futuro. Más que nunca hemos de estar atentos a este tipo de comportamiento y actitud en nosotros y en los demás, sobre todo en lo concerniente a grupos. Cuanto más grandes y mayor número de personas estén implicadas, más atención hemos de prestar.


Por supuesto, cuidemos también el estado de nuestro coche, de nuestra avioneta particular (¡hay quien la tiene!), de los medios de transporte que son nuestros y que debemos tener a punto para nuestros viajes cotidianos.

Realmente el trabajo idóneo va a ser el que cada uno desde nuestra conciencia realizamos, aprovechando esta gran energía para cortar con pensamientos dañinos, tanto para nosotros como para los demás. Permitirnos dejarnos inspirar por nuevas ideas que sirven para realizar cambios y transformaciones en nuestras vidas, en nuestro medio inmediato. Eso sí, más que nunca, tolerancia y calma porque el movimiento es muy rápido: no he de imponer nada a los demás. Tengamos en cuenta que las energías que se mezclan son de fuego, aire, electricidad y tierra profunda. Lo que ya no sirve y está oculto sale a la luz de todos: renovación. Lo que ha de ser eliminado, transformado, sale a la luz. Pero tampoco podemos querer cambiar todo en un “clic”. La calma evitará accidentes innecesarios, incidentes desagradables y situaciones críticas.

Contamos con un gran trígono en tierra que permite fluir y asentar proyectos e ideas acordes a aquello que puede ser práctico y beneficioso para mí, para los demás, para la comunidad, evitando los intereses puramente personales y egoístas. Aunque el movimiento de los planetas nos afecta a cada uno de manera particular ofreciéndonos oportunidades y opciones, todos podemos conectarnos con esta energía de la figura del triángulo en tierra que se forma en estos días. Hemos de ser prácticos y concretos, aprovechar oportunidades o crearlas, si estamos intentando mejorar circunstancias particulares. Tengamos en cuenta el ahorro y la economía, aunque a veces nos queramos exceder y abarcar más de la cuenta. Si se puede, perfecto, pero si a la larga no compensa, evitemos riesgos innecesarios que pueden conducir a pérdidas. Consideremos bien las inversiones: pueden ser resultar muy interesantes, aunque hay que tener un buen criterio, considerar expectativas a la larga y si es un riesgo para un resultado inmediato puede ser oportuno, pero considerando bien pros y contras. Mesura. Esa sería la clave, aunque sin retraernos tampoco. Se comprende ahora otra vez por qué digo que debemos mantener la mente despejada y tener claridad. Seguramente afectará mucho más a Tauro, Virgo y Capricornio, los que cumplen años al principio, y a los que nazcan en estos días, por supuesto.
 

Escuchar nuestra voz interior, conectarnos a menudo con nosotros mismos, permanecer solidarios y ayudarnos mutuamente en la medida de lo posible, evitar que otros abusen de nuestra generosidad, aprender a ser objetivos y a planificar; dedicar tiempo de nuestra vida a recargarnos mediante un masaje, meditación, baile, música. Estas son claves importantes para las próximas semanas. Si fluimos armoniosamente, tenemos delante de nosotros unas semanas portadoras de grandes beneficios que aprovecharemos adecuadamente. Recordemos que caminamos hacia la primavera, el solsticio de primavera, hacia las energías de Aries. Podemos ir ya quitándonos cargas para sentirnos más libres y ligeros –interiormente en primer lugar–, y desde este asentamiento podremos también dar pasos más enérgicos y efectivos posteriormente.

lunes, 5 de marzo de 2012

Mi bienestar contribuye a tu bienestar, tu bienestar contribuye a mi bienestar





Qué bello poder decir “¡Gracias por tu amor y tu amistad!”. Esta realidad, la podemos crear entre todos. Gran regalo de la Vida: disfrutar de amigos y compañeros del alma...




Piscis: tiempo para hacer ruedas de sanación... No es necesario estar juntos todos ni tampoco físicamente, podemos trabajar a distancia, en diferentes momentos, cada cual según pueda y cuándo pueda. Ayudarnos mutuamente en nuestros procesos actuales contribuirá al bienestar común. La energía de Piscis aporta a sus nativos, o personas que tienen influencia de este signo o de su regente, una energía magnética muy valiosa en sus manos, convirtiéndolos en buenos canalizadores de Amor y Luz. Centrados en nuestro corazón, podemos colaborar en la elevación de la conciencia de la raza humana a la cual ahora pertenecemos. Tiempo para la compasión, para la bondad, para sanar.



Desde el 21 de febrero y hasta el 21 de marzo, el Sol recorre el signo de Piscis, su regente es Neptuno.


¿Sabes si te afecta Neptuno con su energía en esta etapa de tu vida?



El planeta Neptuno rige al signo de Piscis y ahora se encuentra precisamente en él. Por lo tanto, afectará a los Piscis nacidos entre el 21 de febrero y el 28 de febrero.

Afecta a los Virgo nacidos entre el 21 de agosto y el 28 de agosto.

Afecta a los Géminis nacidos entre el 21 de mayo y el 28 de mayo.

Afecta a los Sagitario nacidos entre el 21 de noviembre y el 28 de noviembre.




En la práctica, está enviando su energía a los signos mutables del primer decanato. Cada signo del horóscopo ocupa en la circunferencia un ángulo de 30 grados; por lo tanto, cada signo lo dividimos en segmentos de 10 grados, que denominamos decanatos. Los signos mutables son aquellos que corresponden a los cambios de estación. Están justo al final de una estación, antes de que llegue la siguiente, por eso se les asocia a cambios, adaptabilidad. Piscis porque precede a la primavera. Géminis porque precede al verano. Virgo porque precede al otoño y Sagitario porque precede al invierno.




¿Cómo te afecta? Es un tránsito –es decir, un lugar por el que pasa un planeta en un momento dado de su recorrido por la órbita– al Sol, con lo cual influye primeramente en nuestro cuerpo físico, en nuestra mentalidad, en nuestra conciencia, en nuestra creatividad. Con Neptuno siempre baja la energía física, la energía del corazón. Con Neptuno nuestra mente puede tender más al caos, a los despistes, a los olvidos, a la confusión. Con Neptuno podemos ser más receptivos, emocionales, empáticos. Aunque Neptuno también nos puede llevar a las ilusiones exageradas y a confundir realidad con mentira, vivir en una realidad falsa, que podemos crear para otros y/o para nosotros mismos.

 

Neptuno nos invitará a trabajar profundamente con emociones, sin dejarnos ahogar por ellas pero permitiendo que surjan y se manifiesten, de modo que todo lo que está más reprimido –como las emociones relacionadas con miedos, desconfianza, tristeza, dolor, abandono, soledad, frustración– pueda ser eliminado. Es un trabajo de limpieza y purificación a nivel de alma.



El hecho de que afecte a nuestro sistema de defensa habitual nos obliga a enfrentarnos a la realidad en un estado más vulnerable, y no a través de un método evolutivo a través del dolor, sino de una invitación a la introversión, a indagar qué hay en nuestro interior, a descubrir otro potencial y otras herramientas, una nueva visión del mundo externo, una nueva interpretación de los símbolos de la vida cotidiana, precisamente para liberar y sanar dolor producido por traumas que ha quedado profundamente arraigados en la conciencia y en el recuerdo.




La música, la danza, la pintura, el teatro, todas las artes, las técnicas alternativas holísticas de sanación, todo lo vinculado al Amor y la creatividad, querrán tomar mayor espacio en nuestra vida diaria, sin imponerse, sino suave y sutilmente.



Es una oportunidad que no puedes perder en tu vida. Para Piscis es el momento de integrarla aún más. Para Virgo es la ocasión de desarrollar mayor compasión y bondad porque no podrá tener todo siempre tan ordenado y organizado como venía haciéndolo. Deberá dejar a un lado la crítica y el exceso de método y entregarse a lo imprevisto y a lo mágico. Para Géminis será una etapa que deberá cuidar para no perderse en una agenda revuelta, unos papeles que no encuentra. El despiste y el olvido le pueden hacer buscar nuevas técnicas de relajación para alcanzar serenidad interior, lo cual beneficiará sin duda a su agitado sistema nervioso. Para el activo y vital Sagitario que, con su entusiasmada verdad, se expande por el mundo tal vez sea una época de mayor soledad, quizá para aprender humildad.



Hay muchas otras características para cada uno de estos signos mutables que se pueden personalizar de acuerdo con la carta astral de cada uno.

 

Y, por supuesto, Neptuno puede afectar en tu carta astral a la Luna, a Mercurio, a Venus y a Marte, con connotaciones particulares para cada uno de estos planetas y su simbolismo.




En todo caso, será esencial encajar, asimilar la aportación que desea incluir Neptuno: Amor, abrir el corazón, abrirse a la magia y a la gracia, a energías más sutiles y etéreas. Siempre ocurrirán circunstancias que nos entregarán a esta experiencia o aparecerán personas con esta energía en nuestro camino a lo largo de esta etapa. Paciencia y constancia, de aquí al 2015 podremos ir comprendiendo su trabajo, su aportación, su mensaje particular.





Estas son algunas herramientas de Neptuno. Algunos Piscis o personas influidas por esta energía trabajan con ellas, para su propio bienestar, y si son terapeutas, utilizándolas en sus consultas:


Cristales y piedras (incluidas sus diluciones), geometría sagrada, cromoterapia, aceites esenciales puros, danza, música. Todo ello invita a que permitamos a nuestro cuerpo experimentar la energía luminosa que es. Trabajamos la sutileza de la energía de Piscis, tal vez a través de una meditación guiada, masajes en los pies (asociados a Piscis), el reiki, los imanes… en y más allá del cuerpo, hacia los espacios infinitos del Universo, hacia nuestro origen, ¡hacia la Luz y el Amor! ¡Es tiempo para trabajar la apertura del corazón!