domingo, 23 de julio de 2017

Luna Nueva julio - Elementos




En esta carta del Novilunio (en el gráfico se encuentra con domificación Placidus) apreciamos un énfasis en los signos de Fuego: 4 planetas en Leo (¡felicidades a todos los nativos nacidos bajo este signo!), y la figura del "gran trígono", "trígono azul", figura geométrica formada por Mercurio en Leo, Urano en Aries y Saturno (retrógrado) en Sagitario. En total 6 planetas activando esta energía, un gran exceso en todo caso para las almas que encarnan hoy. Los demás elementos: en Agua (Piscis), sólo Neptuno; en Tierra, sólo Plutón en Capricornio. Consideramos asimismo importantes estos dos planetas y estos dos signos y sus casas respectivas en la carta de un niño o niña que nazcan hoy. Nos está aportando mucha información acerca de su carácter, temperamento, cualidades, dones, retos y destino. En el elemento Aire tenemos a Venus en Géminis y a Júpiter en Libra.



"La luz del alma es la que proporciona la verdadera autoconciencia y la elevada sensibilidad. Éste es un reconocimiento importante y su relación con el signo Leo es clara. El real signo del corazón nos permite ser conscientes de la vida superior en nuestro interior: una vida a la que podemos consagrarnos, llenos de confianza y veneración. La luz del alma nos confiere la capacidad de percibir la vida interior o el ser interior con todos los sentidos, de crearle un espacio dentro de nosotros y de dejarla hacer (y seguirla). Louise Huber



Es una carta astral en la que los planetas están interconectados, existe una comunicación entre unos y otros, ninguno queda aislado en un signo.

Como nuestra propia existencia, todos estamos interconectados, sino directamente, a través de otros miembros. Ninguno puede sentir felicidad aislado en una "cámara" de egoísmo, todo gozo se multiplica cuando lo compartimos, y toda dificultad es menos gravosa cuando colaboramos.

Unos días para meditar en el elemento fuego y en el signo de Leo, esta energía nos permite mucha transformación, interna y -por tanto- externa. Pero, como siempre, hemos de vivirla con mesura y templanza, sin llevarla al extremo, sin manifestarla exageradamente para mantenernos en equilibrio.

Para trabajar apropiadamente en la materia, necesitamos esta energía inspiradora espiritual del Fuego. Estamos en el momento de máximo esplendor de la estación del verano.

Pero hay un "fuego" que se manifiesta en la materia sin infringir daño en la materia:


"Y se le apareció el Angel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza;
y él miró,
y vio que la zarza ardía en fuego,
y la zarza no se consumía." Exodo 3:2


Estos días que nos sumergen en la energía del corazón hemos de emprender y actuar pidiendo inspiración para activar todo el potencial que traemos de transformación, creando nueva realidad desde nuestra verdadera esencia.






Aprender a ser nosotros mismos nos lleva a indagar "quién soy", aquí los conocimientos de la Astrología como herramienta de autoconocimiento están a nuestro servicio. Desde este conocimiento puedo desarrollar mi vocación y realización de mi misión.



"Vive el tiempo de tu vida, ¡vívele!, ese tiempo maravilloso,
sin añadir miseria y tristeza al universo,
sino sonrisas a su misterio y a su infinito encanto." W. Saroyan


Para inspirarnos tenemos una película de cine clásico, muy peculiar, protagonizada por el actor James Cagney. Para verla hemos de cambiar de ritmo, entrar en otro "espacio-tiempo". ¡Ah! ¡Pero no falta humor incluso en las situaciones más intensas e importantes! Todo ocurre con sencillez, de una manera natural, con mucho cariño. Ante todo hay un respeto por la realidad, la vida y los sueños de cada alma, sin importar su situación, su pasado, sino su realidad invisible.




James Cagney nació un 17 de julio (de 1899, en Nueva York). En 1948 se estrenó una película producida por su hermano, William Cagney (William Cagney Productions), en la que interviene además como actriz su hermana, Jeanne Cagney, basada en una obra de teatro de William Saroyan (nacido bajo el signo de Virgo), publicada en 1939: “The time of your life”, “El tiempo de tu vida”, en francés con un título muy acertado “Le Bar aux illusions”. James Cagney, nacido bajo el signo de Cáncer, interpreta al personaje principal, a Joe, el cliente más importante del bar, y la historia tiene lugar en el bar de Nick (personaje interpretado por William Bendix, nacido bajo el signo de Capricornio), situado en San Francisco, cerca del embarcadero. Un lugar donde es muy importante "ser uno mismo", y tanto Nick como Joe, con su paciencia y bondad, serán facilitadores del desarrollo de los talentos de los clientes que entran en esta atmósfera especial, son agentes de transformación.